Paisajista
Erik Dhont
Arquitecto reforma
Roland Simounet, Jean-François Bodin
Año de Construcción
1656-1660
Reformado en
1979 – 1985, 2009-2014
Pisos
4
Área construida
3.800m2
Ubicación
Le Marais, París, Francia

Introducción

El Hôtel Salé, nombre por el que es más conocido el inmueble Hôtel Aubert de Fontenay, es probablemente, como escribió el historiador Bruno Foucart en 1985, «la más grande, más extraordinaria, si no la más extravagante, de las grandes casas parisinas del siglo XVII», un típico edificio Mazarin que ha visto a muchos ocupantes ir y venir a través de los siglos.
Fue construido para Pierre Aubert, señor de Fontenay y recolector de los impuestos cobrados sobre la sal, casi al mismo tiempo que otra ambiciosa construcción, el castillo de Vaux-le-Vicomte de Nicolas Fouquet. De hecho, Pierre Aubert fue un protegido de Fouquet. Aubert hizo su fortuna en la década de 1630-1640 por motivos diversos, incluyendo un matrimonio ventajoso, llegando a ser un financiero importante en el mercado de París, además de asesor y secretario del rey. Pierre Aubert consolidó su posición mediante la recaudación del impuesto sobre la sal en nombre del rey. Este cargo creó un nombre para su casa, que rápidamente se conoció como el Hôtel Salé («salé» significa salado en francés).
La hermosa mansión, un prestigioso y original edificio lleno de carácter pasó por numerosos ocupantes a través de los años y fue la elección natural, en 1974, para albergar en París el futuro museo dedicado a la vida y obra de Picasso.

Situación

El Museo Picasso está situado en el 5 Rue de Thorigny, en el corazón del histórico barrio del Marais, París, Francia.
Pierre Aubert, «caballero de la clase media», en busca de hacer valer su reciente ascenso social escogió un área en aquel entonces poco desarrollada, en el que Enrique IV de Francia deseaba fomentar la construcción del edificio de la Place Royal. Esta extensión urbana del antiguo Marais («pantano» en francés) limitaba con el Hôpital Saint-Gervais y con los campos de las monjas de Santa Anastasia. Pierre Aubert, Señor de Fontenay, compró la tierra que cubre 3.700 metros cuadrados, en el norte de la Rue de la Perle, por 40 000 libras de su Orden. Para el diseño del edificio, eligió un joven arquitecto desconocido Jean Boullier de Bourges (o Jean de Boullier). En los últimos días de 1659, la obra fue terminada y Pierre Aubert tomó posesión de su nueva propiedad.

Concepto y espacios

Hôtel Salé

El edificio realizado por el arquitecto Jean Boullier y construido entre 1656-1660, estuvo influenciado en su diseño por el arte de François Mansart y Louis Le Vau. Entre el patio y el jardín se levanta el edificio principal, flanqueado por dos edificios más pequeños, las dependencias, servicios, establos y un pequeño patio. Por el lado norte, desde la Rue de Thorigny, se accede a través de grandes puertas al patio principal semicircular.

El hall de entrada, en el centro de la fachada, se abre a una gran escalera, con una rica decoración esculpida por los hermanos Gaspard y Balthazar Marsy y por Martin Desjardins.
En la primera planta una logia conocida como Salón Júpiter, con tres grandes ventanas de arco de medio punto, mira a la gran escalera. La planta baja y el primer piso consisten en una serie de grandes habitaciones vinculadas, con proporciones majestuosas, en su mayoría con vistas al jardín, al oeste. Habitaciones más pequeñas ocupan los áticos del segundo piso, mientras que sótanos abovedados se extienden por debajo del edificio.

Estilo arquitectónico

El barroco italiano, introducido por el cardenal Mazarino, inspiró a arquitectos de la época a tomar nuevos enfoques para el espacio, que combinaban con el legado de François Mansart, consistente en introducir el clasicismo en la arquitectura barroca francesa. Una innovación de la época fue el Hôtel Salé compuesto por dos cuerpos de logias, dos líneas de habitaciones que se extienden por la superficie del edificio. Su huella es asimétrica: la fachada que da al patio está dividida en dos por un ala perpendicular que separa el patio principal desde el patio trasero. El patio, después de una amplia curva que energiza la fachada, refleja las innovaciones de la época. La fachada en sí está marcada por siete bahías abiertas para enfatizar el “avant-corps” (edificio central) con tres niveles.

El frontón clásico de la pequeña zona central es un guiño a Mansart, por encima de ella, el inmenso frontón adornado con motivos de acanto, frutas y flores mira hacia el estilo barroco. La abundancia de escultura, esfinges y cupidos, sugiere el carácter barroco general de la fachada. La continuación de la fachada que da al jardín es menos recargada.

Remodelaciones

  • 1979 – 1985

Entre 1979 – 1985 el edificio fue reformado y reconstruido por Roland Simounet. El arquitecto diseñó amplias y blancas habitaciones dentro de la secuencia de salas históricas, con espacios modernos con paredes esculpidas, huecos y salientes iluminados, muestran una clara influencia de Le Corbusier.
Simounet enfocó sus planos arquitectónicos principalmente en el tratamiento de los umbrales y pasillos, delimitaciones físicas y simbólicas que enlazan los espacios preexistentes y desarrollan un “paseo arquitectónico” que permite al visitante contemplar una gran mansión del siglo XVII al mismo tiempo que la obra de Picasso. La iluminación y el mobiliario en bronce fundido o resina blanca fue encargada al escultor Diego Giacometti.

  • 2009 – 2014

Entre 2009-2014 el edificio se sometió a nuevos proyectos de modernización, rehabilitación y extensión. Esta vez el arquitecto fue Jean-François Bodin conjuntamente con el arquitecto paisajista Erik Dhont para la recreación de los jardines.

La construcción que comenzó en 2011 y finalizó en 2014 triplicó el espacio de exhibición y áreas públicas, introduciendo en el museo las normativas modernas de seguridad y accesibilidad. La restauración se realizó de forma cuidadosa, respetando el espíritu y la forma original de la restauración anterior.
Jean-Françoise Bodin a su vez ha creado una gran sala de recepción para el público en los antiguos establos. Ha ampliado los espacios de exhibición de las colecciones con dos nuevas plantas y excavado el sótano para crear una calle subterránea y habitaciones dotadas de servicios que unen el edificio principal, los establos, el jardín y las instalaciones técnicas del museo.

Restauración 2009 – 2014

Concepto

Combinando terrazo gris, piedra desnuda, cimacios encalados y objetos monumentales con capas de aluminio, Jean François Bodin ha creado un extremadamente elegante mundo minimalista y modernista. Las espirales retorcidas en las escaleras de la logia de los establos, el acceso por el jardín y el simbólico cubo en el bloque de entrada se encuentran entre los elementos arquitectónicos más notables del proyecto. Con su trabajo Bodin ha reconciliado las diferentes lenguas que forman el rico patrimonio inicial de la arquitectura del Museo Picasso, aumentando los espacios expositivos.

Planta baja

La parte histórica del Hôtel Salé también ha sido objeto de una significativa restauración, incluyendo toda la decoración y las esculturas de la gran escalera, bajo la supervisión de Stéphane Thouin, arquitecto jefe de los Monumentos Históricos.

Espacios

  • Acceso: los arquitectos trasladaron las oficinas administrativas a un edificio vecino y convirtieron el antiguo establo sobre uno de los laterales del patio en un alto y minimalista hall de entrada, colocando uno de los talleres del museo, una taquilla, una librería, cafetería y vestuarios, además de 6 espacios expositivos. A las plantas supriores se puede acceder por ascensor o por escaleras. Tanto la de caracol con marcados muros blancos como la de escalones más amplios tienen los peldaños recubiertos con madera color natural y pasamanos de acero, en las escaleras originales recuperadas se mantuvieron los escalones y pasamanos de piedra.
  • Sótano: en el proyecto se agregaron 7 nuevas y espaciosas galerías en el sótano, llamadas “estudios”, aunque en el momento de su inauguración aún no estaban terminadas. Los diseñadores también añadieron en esta planta un auditorio, talleres del museo y nuevas instalaciones para el personal.
  • Plantas: como resultado, los cuatro pisos y el sótano están dedicados a espacio expositivo, con 37 salas y renovados sistemas climáticos, técnicos, de seguridad y accesibilidad. En la primera y segunda planta se dispusieron 8 salas en cada una.

En la planta tercera abrió un espacio con 8 salas donde entre vigas de madera desnuda del siglo XVII se expone parte de la colección de pinturas de Picasso y sus artistas amigos. En la planta alta del “cubo” de entrada, en “las golfas”, se instaló un café con terraza que durante el día y cuando el tiempo lo permite, ofrece una visión completa sobre el patio y la fachada principal, algunas de las torres del edificio con sus características pizarras negras y los famosos tejados parisinos.

Escalera central

La escalera central, que conduce a la primera planta, es la obra maestra de la casa y ha sido completamente restaurada recuperando su estado original. Se basa en el plano de la escalera diseñada por Miguel Ángel para la Biblioteca Laurentina de Florencia. En lugar de una escalera cerrada, ésta vuela en dos tramos imperiales, dominados por un balcón proyectado y sus galerías. Combinando varios efectos visuales de perspectiva y ángulos altos la escalera recuerda a la de un teatro.

Planos

Fotos WikiArquitectura

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!