Museo Van Gogh Ámsterdam-Ampliación

Arquitecto asociado
Bureau Bouwkunde F.B
Ingeniero
Octatube
Año de Construcción
1999 - 2015
Pisos
2
Área del terreno
5,000.00m²
Área construida
15.175m²
Ubicación
Museumplein 6, 1071 DJ, Ámsterdam, Holanda.

Introducción

El actual Museo Van Gogh de Ámsterdam está formado por dos edificios, el de Rietveld y el ala de Kurokawa, ambos conectados por un hall de entrada.  Coherentemente con la estrategia de desarrollo de los dos principales museos cercanos, el Stedelijk Museum y el Rijksmuseum, que en los últimos 10 años se han actualizado y ampliado sustancialmente, también el Museo Van Gogh se renueva y al completar la nueva ala de entrada, pasa  a formar parte de uno de los centros culturales más interesantes de Europa.

El edificio principal, diseñado por Gerrit Rietveld, se inauguró en 1973. El ala de exhibición del arquitecto Kisho Kurokawa se completó en 1999. Otros diseñadores también contribuyeron a la reconstrucción y renovación del edificio. En la primavera de 2014, se inició la construcción de un nuevo vestíbulo de entrada en Museumplein.

La arquitectura del museo tiene una historia compleja: aparte de estos dos arquitectos, varios otros, han contribuido a terminar, reconstruir o remodelar partes de ambos edificios. Después de que Rietveld muriera en 1964, el edificio del museo fue completado por sus socios J. van Dillen y J. van Tricht. El interior fue alterado muchas veces a lo largo de los años y en 1998-99 fue renovado por Martien van Goor de Greiner Van Goor Huijten Architects BV. En ese momento el diseño del edificio se reajustó para que se asemejara más al diseño original, y el área de la entrada se hizo más espaciosa y conveniente.

Ubicación

La nueva ala que dispone de un sótano y dos plantas sobre nivel se construyó en el espacio abierto adyacente al edificio principal del museo, Museumplein 6, 1071 DJ, Ámsterdam, Holanda.

Concepto

Kurokawa, quien compartía con Rietveld el amor por las formas geométricas, propuso un edificio basado en líneas curvas, en el contorno de una elipse. Kurokawa defiende el concepto de simbiosis, un diálogo entre dos entidades diferentes, cada una con su propia personalidad pero que buscan un objetivo común. Su propuesta es, pues, una simbiosis entre Oriente y Occidente, entre las líneas rectas y curvas, entre el orden y el caos.

Mostrando humildad y respeto por su predecesor, Kurokawa enterró 3/4 del edificio, conectándolo con el viejo museo a través de un pasaje subterráneo, con el fin de minimizar su impacto visual en el entorno. Sin embargo, es su peculiar techo curvo lo que primero llama la atención del visitante.

Espacios

Edificio Rietveld

La colección permanente del museo se exhibe en el edificio principal de Paulus Potterstraat, diseñado por el arquitecto Gerrit Rietveld en 1963-64.

Rietveld fue un miembro importante del movimiento holandés De Stijl o Neoplasticismo, un grupo de artistas progresistas y arquitectos activos en la década de 1920. La visión modernista de Rietveld hizo hincapié en las formas geométricas y la luz, los espacios abiertos. Esto es particularmente evidente en la escalera en la sala central, donde la luz del día entra a las galerías del museo a través de un tragaluz alto.

Ala Kurokawa

Kisho Kurokawa, uno de los fundadores del Movimiento del Metabolismo y consecuentemente un teórico del movimiento arquitectónico llamado simbiosis, diseñó la nueva ala de exposición del museo, que se inauguró en 1999.  Kurokawa era conocido sobre todo por sus diseños originales para museos japoneses y para el aeropuerto de Kuala Lumpur. Sus principios de diseño se reflejan en el ala de la exposición,  la simbiosis entre el medio ambiente y la arquitectura, y entre la cultura japonesa y la europea. En contraste con el cubo de Rietveld, Kurokawa optó por la asimetría, el edificio es elíptico con doble altura, destacando la sala donde se expone arte japonés,  un cubo semisuspendido que  está en ángulo con el eje del ala. La extensión del ala de exposición del museo fue posible gracias al apoyo de The Japan Foundation y Yasuda Fire & Marine Insurance Company Ltd., con sede en Tokio.

Teniendo en cuenta el conjunto del paisaje, el 75% del área del edificio, excluyendo la sala de exposiciones principal, se construyó bajo tierra como un esfuerzo para minimizar el espacio que habría ocupado sobre el suelo. La nueva ala se conecta al edificio principal a través de un pasaje subterráneo.

Aunque Rietveld y Kurokawa comparten la idea modernista de la abstracción geométrica, la nueva ala de Kurokawa se aparta del estilo lineal de Rietveld con formas y líneas curvilíneas, empleando una idea tradicional japonesa de abstracción. Una característica que expresaba esta idea era la piscina hundida, situada entre la nueva ala y el edificio principal, posteriormente eliminada con la construcción del nuevo hall de entrada.  La inclinación del techo elíptico y la curva de las paredes dislocan el centro, lo que subraya la estética japonesa de la asimetría. A través de formas geométricas simples altamente abstractas hechas complejas, y además, a través de una cuidadosa manipulación, el simbolismo abstracto de la nueva ala logra un equilibrio entre lo internacional y lo local.

Nuevo Hall de entrada

El nuevo vestíbulo de entrada se abrió al público el 5 de septiembre de 2015.  Kisho Kurokawa Architect & Associates realizó un boceto consistente en amplios contornos para una mayor elaboración del ala elíptica del edificio que habían construido en 1999. Esta idea es desarrollada, materializada y realizada por los arquitectos holandeses Hans van Heeswijk Architects, después de que el arquitecto japonés falleciera en 2007. La nueva adición se ha diseñado de acuerdo con el edificio elíptico preexistente concebido por Kurokawa en 1999 y representa su finalización natural.

La nueva estructura de vidrio se ubica entre el edificio original del museo diseñado por Gerrit Rietveld y el ala más reciente de exhibiciones temporales, también de Kisho Kurokawa, lo que proporciona un mejor acceso a las mismas y entre ellas y crea una superficie adicional de 800m2, totalmente transparente, rodeada por 650m2 de fachada y 12m de altura.

El hall de entrada totalmente de cristal cuenta con sistemas de ingeniería estructural de alta calidad y se puede llegar directamente desde la Plaza del Museo, conduciendo a los visitantes a un gran vestíbulo ubicado a 4,88m bajo el nivel de calle. A este vestíbulo se puede acceder mediante una escalera también de vidrio o un ascensor panorámico. En este vestíbulo se ubica un guardarropa, una tienda del museo, mostradores de información y aseos. Desde el vestíbulo, los visitantes pueden ir directamente al edificio Rietveld para la colección permanente de Van Gogh o al ala Kurokawa para las exposiciones temporales.

Esta renovación se adapta mejor al Museumplein actualizado, todas sus instituciones culturales ahora tienen sus entradas frente a la plaza. El edificio transparente con su estructura de vidrio de última generación enriquece tanto el Museo Van Gogh como el Museumplein.

Estructura

La apariencia extremadamente liviana del nuevo edificio se debe a su peculiar sistema constructivo. El hall de entrada abierto y transparente se ha construido utilizando las últimas técnicas de construcción en vidrio. La fachada consta de 650 metros cuadrados de vidrio doblado en frío con puerta integrada también de vidrio,  con 30 «aletas de techo», siendo la más grande de 12 metros de largo y 700mm de alto, con 20 columnas de vidrio, algunas con 9,4 metros de alto soportadas por zapatas de acero, soldadas con precisión a la estructura principal de acero tubular que consta de secciones huecas circulares de 400 mm, todo montado en una estructura de carga que contiene 65 toneladas de acero.  Debido a la geometría compleja, las numerosas conexiones de aletas de vidrio y las tolerancias extremadamente ajustadas, toda la estructura de acero de 60x15x10 metros se preensambló en fábrica. El radio de curvatura más pequeño del vidrio es de 11,8 metros.

De hecho, el sistema de techo-fachada no solo constituye la envoltura transparente del ala de entrada sino que también funciona como parte de su estructura de soporte de carga. Los paneles de vidrio curvo colaboran con las aletas de vidrio verticales, se colocan perpendiculares a ellas y actúan como contrafuertes delgados, que a su vez funcionan junto con la estructura de acero del edificio.

En el interior, la escalera de cristal está soportada por arcos de vidrio. La mayoría de las cargas se transfieren mediante un triple arco de vidrio laminado que también estabiliza la escalera. La conexión entre el arco de vidrio y los largueros está unida al sitio para una transmisión de carga perfecta.

La utilización de vidrio como material de construcción es un recurso de última generación. El nuevo edificio de entrada es la estructura de vidrio más grande de los Países Bajos en la que las aletas de vidrio, vigas y parteluces, y las unidades de vidrio doble son elementos de la estructura principal del edificio. Para la estabilidad general del techo, las aletas de vidrio se han conectado a la estructura de acero, trabajando juntos como una única estructura.

Materiales

En la nueva ala del museo se utilizaron principalmente hormigón armado, marco estructural de acero y cristal.  El volumen oval está recubierto exteriormente con placas de granito y su cubierta con placas de titanio.

El hall de entrada fue realizado con marco de acero y placas de vidrio dobladas en frío. Todo el vidrio utilizado en el proyecto es vidrio con bajo contenido de hierro. El techo está compuesto por unidades de vidrio aislante y laminado, todas de diferente ancho y soportadas por 30 aletas de vidrio triple laminado con entrecapas SentryGlas, todas optimizadas y únicas en longitud y altura. El control solar es proporcionado por un revestimiento solar de alta gama y un sutil patrón de fritado en las unidades de vidrio doble, protegiendo el volumen de vidrio orientado al norte. Las unidades de vidrio doble en el perímetro exterior de 1,3 metros de ancho se trenzan parcialmente en frío para encajar entre la superficie curva del techo y el perímetro de la fachada.

Una marquesina de cristal de 11 metros de largo marca la entrada y tiene un voladizo de 1,5 metros.

En el interior, la luz se filtra por el techo curvo y se distribuye a través de las paredes de fibra de vidrio y los suelos de madera. En la escalera de vidrio se ha integrado iluminación LED que acentúa los escalones durante la noche.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Mayo 2018)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!