Pabellón de Japón para la Expo’92

Arquitecto
Diseñado en
1989
Año de Construcción
1991 - 1992
Área del terreno
5.661 m²
Área construida
5.660 m²
Ubicación
Isla de la Cartuja, Sevilla, España

Introducción

Tadao Ando es considerado uno de los líderes del regionalismo crítico, rechazando el empleo indiscriminado de la arquitectura moderna en todas las culturas del mundo. Su obra combina formas y materiales del movimiento moderno con principios estéticos y espaciales tradicionales japoneses.

Proyectado para la Exposición Internacional de Sevilla de 1992, Ando decidió que el pabellón debía representar en sí mismo a la cultura japonesa, por lo que fue construido en madera, material tradicional de su país. Esta fue su primera obra fuera de Japón y la mayor estructura de madera construida hasta ese momento.

Situación

El pabellón solo se mantuvo los meses de la muestra realizada en la Isla de la Cartuja, Sevilla, España.

Concepto

“Cuando proyectaba el pabellón de Japón para la Exposición de 1992 en España, un país con una tradición de construcción en piedra, decidí que el pabellón no tenía que ser un simple espacio para las exposiciones, sino que debía constituir en sí mismo una expresión de la cultura japonesa. Para informar a la gente sobre la cultura de Japón, una tierra de bosques, consideré que construir un pabellón en madera era lo mejor que podía hacer. La cultura de la madera habita en el espíritu de los japoneses y se ha convertido en la clave para comprender la historia y tradición de Japón”. [Tadao Ando]

Espacios

“El visitante accede al edificio a través de un puente en forma de arco que le conduce a la planta superior y a un mundo de ficción, a un mundo de sueños. Es un puente que une el Este con el Oeste […] La estructura del edificio -el sistema de vigas y columnas- se puede apreciar en la mayor de las salas, de más de 17 metros de altura e iluminada por la luz que se filtra a través de la pantalla de teflón [que forma la cubierta]. El tamaño de los espacios de las salas varía, así como también varía el tiempo de recorrido a través de ellas. Esto provoca cierta tensión en los visitantes y les transmite la sensación del fluir de la historia japonesa.” [Tadao Ando]

El edificio tiene 60 metros de largo, 40 de profundidad y 25 en su punto más alto. Tiene cuatro niveles y por encima de ellos se disponen las vigas y las columnas de madera laminada.

  • Acceso

El visitante accede al edificio a través de un puente en forma de arco que le conduce a la planta superior y a la galería de acceso, un enorme espacio abierto. Una vez dentro se inicia pausadamente el descenso, pasando de una sala a otra.

  • Salas

Para transmitir la sensación del fluir de la historia japonesa, Ando propone un recorrido a través de las salas que varían su tamaño y altura, así como el tiempo de recorrido. La mayor posee 17 metros de altura y es iluminada a través de la cubierta de teflón.

En un teatro giratorio se proyectaban audiovisuales sobre la realidad de Japón, tanto su origen, su presente y su futuro, como también sus relaciones con Europa. Mediante una reproducción del castillo Azuchi del siglo XVI se pusieron de manifiesto los primeros contactos del país nipón con la civilización europea.

Estructura

El sistema de vigas y columnas de madera se puede apreciar en la mayoría de las salas. Para poder albergar los múltiples tipos de espacios expositivos y aguantar la fachada del pabellón se utilizaron diferentes gamas de sistemas estructurales:

  • Potentes estructuras y sistemas mensulares en madera laminada

encolada

  • Estructuras de hormigón con zonas móviles para plataformas

giratorias y deslizantes;

  • Estructuras mixtas para las zonas de entramados funcionales con

fuertes cargas

  • Estructuras metálicas en fachada y espaciales en cubierta para

recoger las lamas de madera y las cubiertas de telas tersas,
respectivamente.

  • Telas prefabricadas en kevlar para cobertura final del edificio,

con el fin de dotarle de una interesante luminosidad interior

Materiales

Construido con madera en su estado natural, sin pintar ni barnizar, con la cubierta translúcida de teflón se aparta de la arquitectura a que nos tiene acostumbrados el arquitecto, el hormigón, material que utiliza por una cuestión de crítica a la construcción japonesa, que tiende a ser siempre de madera y como respuesta revolucionaria a una construcción comenzada en plena posmodernidad arquitectónica, utilizar elementos modernos para crear arquitectura contemporánea.

Las columnas interiores son de madera laminada combinadas con abeto canadiense con nervaduras de acero para los techos. En el exterior madera de Iroko, proveniente de África. Los muros interiores están enyesados en color blanco.

El pabellón fue construido con los materiales, la tecnología y el esfuerzo de muchos países de Europa, África y América ya que la finalidad de esta obra es poner de manifiesto que lo importante para las naciones es intercambiar arte, información y tecnología.

Videos

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!