Pabellón de Kuwait para la Expo’92

Año de Construcción
1991-1992
Área del terreno
1.429,8 m2
Área construida
1.848 m2
Ubicación
Sevilla, España

Introducción

El pabellón de Kuwait es un edificio singular, que por sus características fue obje¬to de gran atención durante la Exposición Universal del año 1992 en Sevilla, logrando la función de atraer al visitante a su interior, en donde a través de imá¬genes proyectadas en pantallas, vídeos, fotografías y libros se daba a conocer aquel país a la comunidad internacional.

Situación

El pabellón de Kuwait es uno de los pocos que perduran en la Calle Charles Darwin ( Antigua avenida 5) se encuentra entre las parcelas que ocuparon Mauritania y Túnez, que actualmente están ocupadas por otros edificios.

Concepto

Las grandes piezas móviles de cubierta ya las había proyectado similares y tam¬bién móviles para el pabellón de hormigón Swissbau (Basilea, 1989), aunque con la ventaja de que al ser una planta circular se obviaba automáticamente el proble¬ma de los testeros. Y las había construido algo parecidas en el pabellón flotante de hormigón SZI (Vierwaldstáttersee, 1989). Proceden de modelos de huesos de alas y, por tanto, con requerimientos de voladizo; pero también las hay provenientes de la imagen de uñas, de sables árabes y, en su sección conjunta, de manos que se abren y se cierran protectoras unas sobre otras, según los dibujos previos de Santiago Calatrava. No obstante, su origen es más lejano y material, al surgir desde el mismo sistema estructural de cerchas tridimensionales que utilizaba en sus primerísimas construcciones, como, por ejemplo, la cubierta de la nave industrial Jakem (Münchwilen, Aargau, 1983-1984), muy estilizada luego en la de la sala de conciertos Bárenmatte (Suhr, 1984-1988).

Sus formas aerodinámicas y su brillante blancura crean una imagen futurista para representar un país que quiere ofrecerse al público general como un estado moderno, con las miras puestas en el progreso y el futuro. Sin embargo, no queda lejos la evocación de los antiguos templos griegos, columnatas blancas sobre generosas escaleras.

Espacios

El proyecto consta de una cubierta móvil, que en posición abierta alcanza 25 m de altura, logrando ser un elemento muy visible entre el resto de los pabellones de la Expo’92. El edificio, lamentablemente en desuso, tiene tres niveles; el inferior destinado a albergar los aparatos técnicos y de climatización, y la zona de recepción para invitados especiales; el nivel de zócalo, con un gran vestíbulo y una sala de unos 400 m2, con una cubierta a 5 m del suelo, en la que se proyectaban imágenes de Kuwait, y el nivel superior de exposición, a modo de terraza al aire libre, pero que quedaba protegida con la cubierta móvil; ésta era cerrada durante el día para dar sombra en el interior, y abierta durante la noche para que pudieran realizarse las proyecciones y exhibiciones al aire libre.

Al patio superior se accede por una amplia escalinata que dota al conjunto de mayor monumentalidad.

Asimismo, para permitir el paso de la luz natural hacia la planta baja, el suelo curvo se realizó en mármol traslúcido pegado a vidrios de seguridad.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!