Pabellón polideportivo en Vic

Año de Construcción
1994-1996
Ubicación
Vic, Barcelona, España

Introducción

El pabellón polideportivo de Vic se presenta como un nuevo ámbito de instalación deportiva con un espacio específico para la práctica gimnástica.

El Ayuntamiento de Vic, promotor de esta obra, fijó como objetivo la realización de un edificio lo más económico posible, tanto en el coste de la construcción como en el futuro mantenimiento.

El programa incluye una sala deportiva que permita la colocación transversal de tres pistas de dimensiones reducidas, para la práctica de baloncesto o voleibol, o la disposición longitudinal de una pista de juego de fútbol sala o balonmano. Por otra parte, el pabellón deberá albergar una sala de uso permanente para gimnasia deportiva y rítmica.

Los arquitectos encargados del proyecto obtuvieron el Premio FAD de Arquitectura e Interiorismo.

Situación

Se ubica en la zona deportiva, al oeste de la ciudad, donde se encuentran las instalaciones del estadio de fútbol y las pistas de atletismo.

El solar es de planta trapezoidal, lindante con el vial norte/sur que estructura esta zona.

Concepto

En respuesta a la cuestión económica planteada por el comitente, la propuesta se basa en un contenedor único que incluye los dos componentes básicos del programa de requerimientos funcionales que se propone (las dos salas de deportes), separadas entre sí por el cuerpo de servicios. La construcción se presenta como un prisma de rigurosa geometría ortogonal y contundente imagen unitaria.

De esta forma se puede optimizar el uso del edificio, reduciendo el personal destinado a control y mantenimiento, y ajustar el número de vestuarios y servicios anexos ya que algunas de estas dependencias pueden ser comunes y otras no es preciso duplicarlas, contemplando cierto índice de simultaneidad. Además de la concentración de instalaciones y personal, se reduce la superficie de circulaciones.

Espacios

Desde el nivel de la calle, se accede al edificio a través de una rampa de suave pendiente que lleva a una terraza situada a 2.80 metros de altura y que actúa como vestíbulo de entrada.

La ubicación en altura de la terraza de acceso permite la visualización de todas las instalaciones deportivas, ubicadas en una cota inferior a ambos lados de la pasarela de acceso. En este espacio orientado en dirección norte-sur, se encuentra el control de entrada, los servicios públicos y la escalera que comunica con el piso inferior.

Debajo de la terraza, a nivel de las pistas, se ubican los vestuarios y las dependencias propias para el uso de los deportistas. Hacia el este se encuentra la sala de gimnasia protegida con una baranda de hormigón donde pueden situarse algunos espectadores esporádicos. Al oeste se ubica la pista polideportiva con una baranda mucho más transparente ya que esta sala cuenta con 50 gradas extensibles hasta 300 espectadores en caso de llevarse a cabo alguna competición.

Las vistas al exterior se controlan mediante el tratamiento de las fachadas. Al norte se ubica una única abertura, con la salida de emergencia y vidriera traslúcida en la parte inferior, y una gran franja transparente en la parte superior. En el lateral, para evitar el exceso de luz, se encuentra únicamente la abertura del acceso principal. En el lado este, un gran ventanal ilumina la sala de gimnasia, a la vez que provee las mejores vistas sobre la sierra de Cabrera. Al oeste, se utiliza tanto para ventilación como para una iluminación más controlada, una franja horizontal de dos metros de alto. La pista polideportiva se ilumina cenitalmente, proporcionando luz homogénea a través de claraboyas.

El edificio plantea a través de estas aberturas, un diálogo con el entorno, evitando aparecer como un elemento fuera de contexto.

Se tuvo en cuenta en la obra, el tratamiento acústico. Se instalaron aislamientos absorbentes en los parámetros verticales interiores y en la cubierta, garantizando un nivel de reverberación reducida. También se independizaron acústicamente las salas entre sí con una doble pantalla de paneles absorbentes en la zona central que a su vez, actúan como revestimiento de las instalaciones eléctricas y de climatización ambiental.

La sala polideportiva tiene las dimensiones obligatorias de 45 x 27 metros. La sala de gimnasia, en cambio, al poder optar por las medidas más convenientes, se dimensionó en base a la optimización en la disposición de los diferentes aparatos de gimnasia.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!