Piscina para pingüinos en el Zoológico de Londres

Arquitecto
Año de Construcción
1933–1934
Ubicación
Londres, Inglaterra

Introducción

La piscina para pingüinos del Zoológico de Londres es un monumento modernista y una pluma en el sombrero de la Sociedad de Zoología londinense. Al igual que un edificio protegido del estilo “art deco”, se levanta en el centro del parque zoológico, habiendo sido objeto de renovaciones en 1987, pero sin mayores cambios en general desde que fuese construida en 1934 por el arquitecto Berthold Lubetkin, y su grupo Tecton, a quien también le fue encargada The Gorila House.

The Pengüin Pool es un edificio protegido en grado 1 dentro de baremo de importancia en el régimen de protección de edificios del Reino Unido.

Fue objeto de restauración en 1987 convirtiéndose posteriormente en reducto de agua, ya que los pingüinos fueron trasladados a un espacio más amplio, un hábitat más natural cerca de Barclay Tribunal en 2004.

Según Chris West del Zoológico de Londres, en un artículo en The Guardian, los pingüinos sufrían dolor en las articulaciones a causa de tener que caminar todo el día sobre concreto, la piscina era poco profunda para que los pingüinos pudieran bucear o nadar y no tenían ninguna intimidad.

Situación

The Pengüin Pool se encuentra en el Zoológico de Londres, dentro de Regent’s Park, entre jardines y bellos edificios catalogados como patrimonio artístico británico.

Concepto

Lubetkin se inclinó por el enfoque circense

La filosofía personal de Lubetkin sobre el diseño para el zoo era que podía ser abordado de dos maneras:

  • a través de un enfoque naturalista en el que se hace un intento de reproducir en la medida de lo posible el hábitat natural de cada animal.
  • a través de un enfoque geométrico para encontrar una manera de presentar los animales al público de forma desdramatizada, en una atmósfera comparable a un circo.

Es según la segunda filosofía que Lubetkin diseña la Piscina para Pingüinos.

Posiblemente en el momento de la creación del proyecto, el arquitecto pensó más en el espectáculo que en los pingüinos, en la buena visión por parte del público más que en el estrés que esto provocaba en los pájaros al sentirse constantemente observados en todas sus actividades y en un medio que aunque novedoso y alegre, sólo se asemejaba a su hábitat natural en el color de las rampas. Lubetkin se preocupó menos de la simulación de “libertad” para los animales y de ofrecerles un lugar para que se comportaran naturalmente que de la experiencia del visitante

Basado en una forma de huevo, el recinto cuenta con dos rampas entrelazadas en espiral, al parecer inspiradas por las hélices de un avión o quizás en las lúdicas formas del ártico.

Descripción

Piscina con forma elíptica

La forma elíptica general de la piscina es acompañada por las rampas en espiral, entrelazadas, que conectan los distintos niveles. Estas rampas peraltadas le dan a la construcción un ambiente dinámico. Esta gran piscina azul proporciona a los pájaros un área de baño grande y otorga al conjunto un contraste con el hormigón blanco que se utiliza en el resto de la instalación.

Esta construcción combina sabiamente consideraciones prácticas, tales como un área sombreada para los pingüinos y suaves pendientes de acceso a la piscina, con una declaración de gran alcance estético de forma y línea.

La energía de esta piscina se concentra en las dos rampas aéreas, de un blanco puro que parecen ejecutar una danza en torno al óculo central, que permiten observar en sus uniones, cambios de dirección y separaciones, una imagen del punto de encuentro entre la imaginación, los ojos de la mente y otras perspectivas irreconocibles entre la cultura y la naturaleza.

Esta obra de Lubetkin proporciona una representación visual del movimiento, entre las especies, el espacio y el tiempo. Si como él sostiene, la vida consiste en tomar parte en un proceso dinámico de transformación, entonces su piscina es una invitación a la misma.

Espacios y materiales

El arquitecto vislumbró la oportunidad de diseñar un hábitat para los pingüinos como una oportunidad que les permitiera desplegar todas sus características distintivas, deslizamiento, pataleo, nadar grácilmente, anidación y llamada característica de la especie. Siguiendo la corriente modernista, hacer que el diseño se adapte a las necesidades de sus ocupantes. Todas estas pautas son logradas y exhibidas a través del ambiente que consiguió diseñar.

Para empezar, los espectadores podían ver fácilmente a los pingüinos jugueteando en las escaleras de hormigón que conducen a las rampas. A partir de ahí, los pingüinos se deslizan sobre sus estómagos por las rampas sumergiéndose en las piscinas.

Rampas

El hormigón armado de las rampas era una novedad para la época

Los pingüinos estaban muy activos en las rampas y la utilización de hormigón armado fue lo que hizo posible su construcción, material que resultó una novedad en el momento y que fue posible utilizar porque esta construcción estaba exenta de los códigos de construcción vigentes en la Ciudad de Londres

Tanque de buceo

Ver a los ágiles pingüinos nadando era fácil especialmente por el contraste de los animales con los mosaicos cuadrados del fondo de la piscina que hacían que el azul del agua resultase sorprendente

Nidos

Las cajas-nido se mantuvieron junto a los bordes y esquinas de la instalación, cercanas a un árbol que dejaba su follaje y ramas sobre la arena para que los pingüinos pudieran construir sus propios nidos.

Muros

Los altos muros laterales de la piscina, con sus suaves formas curvas retenían las llamadas de los pingüinos entre sí. Sus sonidos hacían eco en las paredes y podían ser oídos en todas las áreas que rodean la piscina.

La piscina de pingüinos es especialmente importante ya que fue uno de los primeros intentos para explorar creativamente las posibilidades de un nuevo material de construcción disponible en 1934, el hormigón armado.

Estructura

Toda la estructura que encierra la piscina articula un nuevo ritmo de transformación. Está construida con hormigón reforzado y compuesta por la larga piscina, un tanque para buceo y las cajas-nido. Toda la instalación dentro de una gran elipse, con serpenteantes rampas y rodeada de un muro a la altura del pecho para que los espectadores pudieran ver el interior del recinto. Al igual que en Finsbury Health Centre y en muchas obras del grupo Tecton, la estructura estuvo a cargo del ingeniero Ove Arup.

La zona de la piscina que mira al sudoeste está cerrada por un medio muro y al oeste del eje longitudinal el muro dobla la altura, esta pared más alta se extiende hacia las escaleras poco profundas hasta alcanzar el comienzo de una de las rampas centrales que continúa en voladizo atravesando la piscina por su eje más corto, hacia el norte. En esta parte norte, en la pared, se abre una gran ventana de visualización que se extiende alrededor de la piscina hasta su punto opuesto.

Al final de eje longitudinal, en la parte este, la estructura gana un alero, el dosel, perforado por tres líneas de agujeros regulares que dejan pasar la luz del sol. Este dosel se apoya en tres columnas de acero pintadas de negro, continuando hasta convertirse en el techo del tanque de buceo en la punta sur de la piscina.

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!