Puente de las Cadenas
Arquitecto
Ingeniero estructural
William Tierney Clark, Adam Clark
Año de Construcción
1840 – 1849
Reformado en
1915, 1949
Ancho
14.8m
Longitud
380m
Vano
202m
Ubicación
Budapest, Hungría

Introducción

Grabado siglo XIX

El Puente de las Cadenas es uno de los monumentos más famosos de Budapest. Su estructura colgante fue construida en el siglo XIX, siendo el más antiguo de los puentes que unen Buda y Pest atravesando el río Danubio. Hasta la fecha de su construcción el puente más cercano para cruzar el Danubio estaba en Viena o utilizando un puente provisional flotante, pero la única manera de cruzarlo en los meses de invierno era utilizando un ferry, cuando las condiciones climáticas lo permitían, ya que el puente provisional que se montaba en la estación estival tenía que ser desmontado cada año para protegerlo de las placas de hielo que flotaban a la deriva.
Su nombre oficial es Puente Colgante Széchenyi en recuerdo de quien impulsó su construcción. Széchenyi, un prominente estadista, no pudo asistir al funeral de su padre debido a que el servicio de ferry que comunicaba las dos partes de la ciudad de Budapest se vió interrumpido por el mal tiempo. Esta contrariedad le llevó a tomar la iniciativa para construir un puente permanente sobre el Danubio. El puente fue inaugurado el 20 de noviembre 1849.

Significado a través del tiempo

El puente inició la reactivación económica de Hungría que conduciría al siglo de oro de Budapest, convirtiéndose en uno de los factores que ayudaron a que dos pueblos de provincia como eran Buda y Pest se convirtiesen en una metrópolis de rápido crecimiento. El puente es también un símbolo de la independencia y fue el sitio donde se llevaron a cabo las manifestaciones durante la época turbulenta de la caída del telón de acero en 1989.
Un detalle que en su momento convirtió al nuevo puente en motivo de todo tipo de opiniones fue que la aristocracia que hasta ese momento estaba exenta de toda clase de impuestos tuvo que comenzar a pagar peaje para utilizarlo.

Reconstrucciones

  • 1915

A finales del 1800 el tráfico del primer Puente fijo sobre el Danubio en la capital húngara había aumentado enormemente por lo que se pensó en reforzarlo y sustituir los hierros al completo. Las obras se comenzaron en el 1913 y finalizaron en 1915. Aunque una ampliación del puente también hubiese sido necesaria se dejó de lado para no modificar los grandes pilares originales. Se tuvo especial cuidado en no cambiar la apariencia del puente durante la reestructuración dejando sin cambios las estructuras visibles de columnas y pilares, aunque fueron reforzados con el fin de impedir un posible desplazamiento en el caso de una potente riada. Su ancho original de 14m pasó a ser de 14.80m manteniéndose hasta la actualidad. El puente fue reabierto al tráfico el 27 de noviembre de 1915 y rebautizado con el nombre de Széchenyi Chain Bridge.

Foto 1946
  • 1949

Durante la Guerra de Independencia y en la fase final de su construcción, en 1848, el Puente sobrevivió a un atentado para derribarlo por parte de los austríacos.
El 18 de Enero de 1945, sin embargo, cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, el puente fue volado por los alemanes, al igual que todos los puentes de Budapest, en un intento por detener el avance del Ejército Rojo.

El puente fue una de las primeras estructuras en ser reconstruida después de la guerra. En la primavera de 1947 se inició el trabajo de construcción, se ampliaron los portales de los pilares, se reforzaron los cimientos ya existentes, se derribaron las casetas de aduana, se creó un paso de peatones instalado al final de Buda y se completó la estación del metro tranvía sobre el lado de Pest. Los habitantes de Budapest fueron finalmente capaces de recuperar una de las construcciones más reconocidas de la ciudad el 20 de noviembre de 1949, exactamente cien años después de su inauguración inicial. El puente actual es una copia exacta del original.

Situación

El Puente de las Cadenas atraviesa el Danubio entre Clark Ádám tér (Buda) y Széchenyi István tér (lado de Pest) siendo el más antiguo de los puentes que une las dos ciudades que forman Budapest, la capital de Hungría.
En el extremo de Buda está la Plaza Clark Ádám donde se accede al funicular que sube al castillo y en el extremo opuesto, en Pest la concurrida Plaza Széchenyi István.

Construcción

En 1836 Széchenyi contactó con el ingeniero inglés William Tierney Clark para que diseñara un puente. Clark tenía la experiencia adecuada, ya que había diseñado dos puentes colgantes sobre el Támesis: el puente de Hammersmith en Londres y el Puente de Marlow, este último con un diseño muy similar al de Budapest, aunque más pequeño. La construcción del Puente de las Cadenas comenzó en 1842 bajo la dirección del ingeniero escocés Adam Clark quien coincidía por casualidad con el apellido Clark.

Estructura

En el momento de su inauguración con sus 380m de largo y 16m de ancho era el puente más largo de Europa, el segundo del mundo, y una maravilla de la ingeniería. Su mayor span es de 202m y cada uno de los carriles peatonales tiene una ancho de 6.45m.

Sólo dos torres de piedra abovedada decoradas con el escudo de armas húngaro sirven de soporte a la robusta estructura de hierro que pesa aproximadamente 5.200tn y a los tramos de gigantes cadenas de hierro que mantienen el puente de dos calles en suspensión y le dan el nombre de Puente de las Cadenas (Lanchid en Húngaro). Dos leones de piedra en cada uno de los extremos, obra del escultor János Marschalko, guardan el puente.

  • Cadenas

Las cadenas de hierro, de las cuales pende la carretera, cuelgan de dos muelles en estilo clasicista de 48m que se hunden en el río y dan nombre al «Puente de las Cadenas». Las cadenas de enlaces se han hecho de placas de hierro con una longitud de varios metros, sus secciones o eslabones están conectadas por grandes remaches que permiten que la cadena sea real y pueda hacer pequeños movimientos, con un sistema muy similar al de una cadena de bicicleta. Las cadenas atraviesan la parte superior de los pilares en los que se apoyan sobe grandes sillas de hierro.

Entre las dos columnas, las cadenas cuelgan y pasados los pilares se dirigen hacia las orillas donde continúan bajo tierra hasta alcanzar, a gran profundidad, las llamadas “cámaras” donde los extremos de las cadenas están ancladas por enormes bloques inclinados de hierro.

  • Leones de piedra

Los leones de piedra situados sobre pilares han sido tallados por el escultor János Marschalko. Ocuparon su lugar en 1852, tres años después de la inauguración. Sobre el lado de Buda, su zócalo también contiene los escudos de las familias Széchenyi y Sina realizados por András Gál. Han sobrevivido a la destrucción de la Segunda Guerra Mundial. Es una leyenda urbana muy extendida en Budapest que los leones del Puente de las Cadenas no tienen lenguas. La leyenda carece de fundamento fáctico, los leones tienen una lengua, sin embargo, ésta sólo puede ser vista desde arriba.

Video

Fotos

Fotos de archivo

Fotos WikiArquitectura

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!