Swiss Re (30 St Mary Axe)

Paisajista
Derek Lovejoy
Ingeniero
Hilson Moran
Ingeniero estructural
Arup
Ingeniero Eléctrico
Speirs and Major
Constructora
Skanska
Diseñado en
1997
Año de Construcción
2001 - 2004
Altura
180 m
Altura del ultimo piso
167,1 m
Pisos
40
Área construida
76.400 m2
Ubicación
Londres, Inglaterra

Introducción

En el corazón de la City, en el 30 St. Mary Axe, la sede de la Swiss Reinsurance Company no es sólo un inconfundible punto de referencia en el skyline londinense, sino que también es el primero rascacielos de la capital británica construido con criterios ecológicos.

El edificio surge donde en otro tiempo se encontraba la sede de la Baltic Exchange, empresa que gestionaba los alquileres marítimos y que se ocupaba de la venta de barcos. Cuando en 1992 una bomba del IRA destruyó el edificio, se pensó en una posible restauración, pero posteriormente se dieron cuenta de que la vieja estructura no podría ser recuperada.

Sólo en el 2000, en cambio, se dio el consentimiento para la realización de una nueva construcción.

La integración de la Torre Swiss en el contexto de la City tuvo que someterse sin embargo a las normas de las autoridades de Londres, que pidieron expresamente que fuesen respetados la identidad y el estilo de los otros edificios.

Ciertamente la Torre Swiss no pasa inadvertida y se distingue claramente en el paisaje de Londres, sobre todo de lejos, pero también es verdad que mientras se camina a lo largo de St. Mary Axe no se percibe inmediatamente la presencia de un edificio “anómalo”, gracias a la masa del mismo, no excesivamente imponente. La futurística torre, que parece casi lista para despegar de tierra y lanzarse como un misil hacia el cielo, tiene una forma increíblemente aerodinámica, a pesar de su monolitismo; su diseño mereció, en el 2004, el prestigioso RIBA Stirling Prize con un voto por primera vez unánime.

La polémica

Porque, lo primero que levantó el primer ícono arquitectónico/ siglo XXI de la capital británica —que ya desplazó al Big Ben en los noticieros europeos—, fue la polémica. La reacción al proyecto no llegó desde la realeza, ni desde el ámbito político o el de las autoridades urbanísticas inglesas. Fueron las instituciones religiosas las que pusieron el grito en el cielo por esta forma atípica que interrumpiría la vista de la catedral anglicana de San Pablo, diseñada por Sir Christopher Wren hace 300 años.

Calmada esa inquietud, fueron los 180 metros de altura metidos en un terreno bien estrecho los que encendieron el debate. “El corazón de la ciudad es el único lugar donde tiene sentido irse para arriba en la construcción, dada la densidad y la falta de verde”, argumentó Foster. Por otra parte, la variación del diámetro (mide 49 metros en la base, 56.5 en la parte más ancha, estrechándose a 26.5 en el último piso), que es la que le confiere el aspecto, fue la solución al problema del terreno.

La forma

La variación del diámetro de las plantas es significativa,mide 49 metros en la base, 56.5 en la parte más ancha, estrechándose a 26.5 en el último piso, que es la que le confiere el aspecto de “cohete” o “pepino” como la han bautizado los londinenses.

La forma oval logra una superficie media de 1.400 metros cuadrados por piso, que se eleva a 1.800 en el nivel 16 y desciende a 600 en el 34.

Según el autor, esta forma “favorece el flujo de los vientos alrededor de las fachadas, disminuyendo la presión sobre la estructura y evitando que se direccionen para el nivel del suelo, donde podrían afectar a los peatones”.

Asímismo, la forma ofrece ventajas en el interior como la posibilidad de disposición ortogonal en las áreas de escritorios y, en el centro, una zona rectangular de baños y escaleras. La mayoría de las salas tiene vista al exterior: sólo un 3% de los espacios del Swiss Re son cerrados.

Ubicación

El primer rascacielos ecológico de Londres, Inglaterra, una adición rápidamente reconocible en el skyline de la ciudad, está ubicado en el 30 St Mary Axe. El edificio fue construido en el antiguo emplazamiento del Baltic Exchage, destruido por una bomba del IRA en 1992, como consecuencia el lugar tiene un significado histórico, cultural y emocional que requirió una especial consideración por cada una de las partes implicadas.

Concepto

Estudio aerodinámico

El edifico tiene sus raíces en un enfoque radical, técnico, arquitectónico, social y espacial. Generado por un plan radial, su recinto con conciencia energética resuelve paredes y techo con una piel continua triangulada, permitiendo sin columnas piso muy espaciosos, luz y vistas. Norman Foster concibió la forma aerodinámica como una posibilidad para permitir que el viento fluya alrededor del edificio, de sus fachadas, en lugar de ser desviado hacia abajo, a nivel de suelo.

Conceptualmente la torre desarrolla ideas exploradas en el Commerzbank y anteriormente en el Climatroffice, un proyecto teórico con Buckminster Fuller que sugería una nueva relación entre la naturaleza y el lugar de trabajo, la resolución consciente de la energía contenida entre sus muros de cerramiento y el techo, todo con una piel continua triangulada. Aquí la estructura arriostrada en diagonal de la torre permite espacio libre de columnas y una fachada totalmente acristalada, lo que abre el edificio a la luz y a las vistas.

Edificio ecológico

Con una altura de 180 metros, esta espectacular torre del siglo XXI tiene una planta circular cuyo diámetro crece en su desarrollo hacia lo alto, para después disminuir de nuevo al acercarse a la parte superior de la punta. Gracias a esta forma ha sido posible aumentar la superficie disponible para la entrada de la luz natural, y mejorar, por tanto, la circulación del aire, aprovechando de este modo la ventilación natural en los espacios interiores.

En cada planta, una serie de intersticios con 6 conducciones hace de sistema de ventilación natural, funcionando como un doble cristal. Las conducciones sirven para el enfriamiento en verano, extrayendo el aire caliente del edificio, y para la calefacción en invierno. Estas, además, permiten una más fácil entrada de la luz, con una consiguiente reducción de los costes de iluminación. El control sistemático del microclima interno y las soluciones para el ahorro energético han llevado a una reducción del 50% en el consumo de energía, en cualquier caso necesaria para un edificio de este tamaño.

Estructura

Es la estructura la que difiere de las de la mayoría de los edificios altos, que usan el centro para la estabilidad lateral. Aquí la estructura está compuesta de un núcleo central rodeado por una grilla de elementos de acero interconectados en diagonal. El sistema portante de la torre está asegurado por esta armadura exterior de acero cuya pieza fundamental está formada por dos potentes V invertidas, que tienen la altura de dos niveles. Son 18 piezas las que componen cada anillo de la estructura que, completa, tiene 19 anillos superpuestos.

La grilla externa de la fachada esta formada por paneles de triple espesor: vidrio doble hacia el exterior y un vidrio laminado hacia el interior, para optimizar el ingreso de luz sin quitar vistas. Es una trabajosa orquestación de luz y reflejos controlados. La luminosidad es mayor en los niveles inferiores mientras que, desde la cintura del edificio a medida que las plantas se afinan, los efectos del reflejo solar se minimizaron. Esto, también fue posible gracias a las herramientas digitales desplegadas en el diseño. En total, son unos 5.500 paneles los que se montaron en la estructura: todos son planos (salvo los de la cúpula) y únicamente los que están situados en los atrios externos se pueden abrir para ventilación.

Al ser portante la grilla, el nucleo no demanda ningún tipo de refuerzo diagonal. Y esto, otorga mayor flexibilidad a las plantas. Esta obra, dicen quienes la siguieron de cerca, sólo fue posible gracias a la armónica interacción entre Foster y los ingenieros de Arup.

Las cifras

  • 35 km de acero, de 10 mil toneladas de peso, fueron usados para construir el Swiss Re.
  • 24.000 metros cuadrados de vidrio se usaron para el exterior del edificio, equivalentes a cinco campos de fútbol.
  • 360 grados. El último piso es un bar que ofrece vistas circulares de toda la ciudad.
  • 40 pisos y 180 metros de altura, lo que lo hace el segundo rascacielos más alto de Londres.
  • 76.400 metros cuadrados de superficie de oficinas.

Materiales

En la construcción de la sede central de Swiss Re en Londres se han utilizado 10.000tn de acero, de las cuales un 29% corresponde a la regilla estructural en diagonal, el 24%a columnas centrales y el 47% a vigas. En los cimientos se utilizaron vigas de 750mm de diámetro que se incrustaron de manera recta en la arcilla de Londres, en total 333 pilotes.

Se necesitaron 24.000m2 de cristal, 5.500 paneles de vidrio en forma de diamante.

Climatización

El edificio fue diseñado con “pozos de luz” que permiten maximizar la penetración de luz diurna y reducir la utilización de luz artificial en las oficinas y sus consiguientes exigencias en materia energética.
Sensores de luz y movimientos evitan el uso innecesario de luz artificial o cualquier energía asociada al sistema de refrigeración.
La forma aerodinámica del edificio genera presiones diferenciales con el viento que ayudan a la ventilación natural a través de los pozos de luz, reduciendo la utilización del aire acondicionado, proporcionando un entorno económico y un ambiente interior sostenible y saludable.

Planos

Fotos WikiArquitectura (Mayo 2014)

Exteriores

Interiores y Vistas

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!