Teatro Valle-Inclán
Año de Construcción
2002-2005
Área construida
5.380 m2
Ubicación
Madrid, España

Introducción

Se propone la construcción de un teatro destinado a la representación de obras de teatro contemporáneo, así como al desarrollo de otras actividades de carácter complementario. La configuración geométrica y dimensional del lugar que deberá ocupar el nuevo edificio condiciona de manera especialmente significativa el desarrollo de un ejercicio arquitectónico que debería verse presidido por la libertad y la versatilidad, aunque, por el contrario, hace posible otorgar a los espacios urbanos resultantes una notable capacidad de calificación urbana que, en caso contrario, podría desaparecer.

Anteriormente en este emplazamiento estaba la sala Olimpia, realizada por el arquitecto Secundino Zuazo e inaugurada el 14 de noviembre de 1926 para la proyección de películas.

El nuevo edificio es obra de los arquitectos Ignacio García Pedrosa y Ángela García de Paredes y surge como consecuencia del convenio firmado, en 1999, entre el Inaem (Ministerio de Cultura) y el Ayuntamiento de Madrid. Así, se ha levantado un recinto que forma parte del proceso de renovación urbanística, arquitectónica y cultural de la zona.

Ha sido galardonado con el Premio de Arquitectura Española 2007 en su VII edición «por la integración del proyecto en el proceso de regeneración del barrio y la capacidad interactiva de la arquitectura para articular sus volumetrías exteriores con el entorno»

Situación

Ocupa una manzana de fuerte geometría triangular, comprendida entre las calles de Argumosa, Valencia y Salitre, en el barrio madrileño de Lavapiés.

Esta manzana de contundente presencia urbana se enfrenta con su vértice, actualmente inexistente, con la plaza de Lavapiés, hoy sin apenas carácter urbano, que se ve completada en altura con la nueva edificación que consolida el espacio urbano.

Concepto

El proyectó fue pensado con la idea de contribuir a la regeneración del barrio en el que se enclava, así como a la versatilidad de funcionamiento de sus salas y espacios, capaces de acoger montajes sin apenas limitación de configuraciones.

Espacios

El teatro dispone de dos salas de exhibición dotadas de las más avanzadas tecnologías, a las que se suma un tercer espacio polivalente destinado a conferencias, exposiciones, presentaciones o lecturas dramatizadas.

Salas

  • Sala Valle-Inclán

Es la sala principal y da nombre al proyecto. Tiene una disposición sencilla y compacta que se plantea como un espacio neutro y versátil de 17×36 metros en planta, con capacidad máxima para 510 espectadores, que puede configurarse tanto de manera convencional (con disposición frontal) o bien libremente gracias a las plataformas elevadoras situadas bajo el patio de butacas y una batería de peines continuos distribuidos en diferentes galerías técnicas. Tiene un escenario de 15 metros de ancho y 10.5 metros de fondo
Las galerías de proyección y luminotecnia recorren en sentido lateral la sala.

  • Sala Francisco Nieva

Dispone de 150 butacas que se sitúan en torno a un escenario -que varía su forma adecuándose a las necesidades de cada montaje- de 14×14 metros.

  • Tercera sala

La tercera sala, con 100 plazas, donde se programan conferencias, exposiciones y lecturas dramatizadas, está ubicada sobre el atrio de acceso al teatro

Espacios auxiliares

Además de su uso como teatro, el edificio alberga espacios para los equipos de dirección, gestión, producción y oficina técnica del Centro Dramático Nacional, así como almacenes, salas auxiliares y pequeños talleres. Sus modernas instalaciones, su flexibilidad y un equipamiento escénico de vanguardia lo convierten en estandarte de la creación teatral contemporánea.

El acceso de material al escenario se produce directamente desde la calle Valencia a nivel escenario. Sobre este espacio y conectados en sentido vertical se disponen los talleres.

La sala de ensayos, de dimensiones equivalentes al escenario aunque con una altura libre interior limitada a nueve metros, y situada sobre el anfiteatro de la sala, permite la preparación de los montajes escénicos previa a su representación en la sala principal, con la posibilidad de suspender decorados de trabajo y elementos de iluminación.

En este nivel se disponen las oficinas de dirección y gestión administrativa del nuevo teatro, que se abren a un amplio mirador sobre la calle Valencia.

El área de camerinos de actores, así como el resto de los servicios escénicos, se desarrollan una planta por debajo del escenario, a nivel de foso de escena.
Las relaciones que se establecen entre público y representación, necesariamente abiertas y flexibles, imponen unos esquemas de acceso y circulación asimismo lineales y esquemáticos, de forma que desaparece aquí la notable complejidad de foyers, corredores, vestíbulos y distribuidores del teatro clásico.

Espacio urbano

Este espacio continuo que se extiende frente a la entrada al teatro, permeable ante la plaza que se abre de forma visual hacia la empinada ladera de la calle de Lavapiés, se convierte en antesala, verdadero vestíbulo urbano de ingreso al edificio y prolongación natural de la plaza de Lavapiés.

Estructura

Los parámetros estructurales ciegos de hormigón configuran los prismas ortogonales que se abren mediante muros cortina sobre la plaza, mientras que los planos que mantienen las alineaciones de las calles laterales, se construyen mediante muros-entramado de hormigón implementado con placas de pizarra y elementos de carpintería de aluminio y vidrio.

Los importantes volúmenes y alturas de la sala y de la torre del escenario que requieren las representaciones teatrales se adosan contra las medianeras posteriores de importante presencia, hasta este momento descarnadas, en un proceso que, además, deberá permitir la reconstrucción volumétrica de la manzana.

Desde estas medianeras, los volúmenes fragmentados de las distintas piezas que componen el nuevo edificio se adaptan a la difícil geometría triangular del solar.

Materiales

Visualmente se configura en tres volúmenes significativos de hormigón, acero y cristal.
En el interior destacan los suelos de pizarra y los parámetros de madera de sicomoro que revisten el vestíbulo.

  • Frentes

Los frentes acristalados de noche se transforman en prismas de luz que permiten ver desde el exterior las paredes interiores de la sala revestida de madera de sicomoro y el movimiento del público en el vestíbulo.

  • Puertas

Existe un complejo sistema de puertas que comunican el vestíbulo de acceso con la platea, ofreciendo diferentes posibilidades de apertura

  • Proyección y luminotecnia

Paneles industriales móviles de aluminio perforado negro configuran estas paredes técnicas, mientras que el techo muestra los elementos estructurales y las pasarelas metálicas que permiten su utilización como extensión del escenario.

Fotografía

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

¿Quieres aprender un poco de historia directamente desde tu Instagram?

Siguelo en Instagram!