Torres Al Bahar
Arquitecto asociado
Diar Consult
Ingeniero
Arup
Ingeniero estructural
Arup
Constructora
Al-Futtaim Carillion
Gerente de obra
Eter Oborn
Promotor
Consejo de Inversiones de Abu Dhabi
Diseñado en
2008
Año de Construcción
2009-2012
Altura
147.0 m
Altura del techo
145.1 m
Altura del ultimo piso
120.0 m
Pisos
27
Ascensores
9
Área del terreno
100.080 m²
Área construida
56.000 m²
Facade
Fachada responsiva
Ubicación
Abu Dhabi, Emiratos Árabes

Introducción

El estudio Aedas fue designado para diseñar la nueva sede del Consejo de Inversiones de Abu Dhabi (Abu Dhabi Investment Council) tras un concurso internacional. Las dos torres de oficinas de 25 pisos tienen capacidad para albergar entre 1.000 y 1.100 empleados cada una . El concepto de diseño es a la vez cultural y ambientalmente adecuado y cumple con las aspiraciones del Plan de Desarrollo del 2030 para Abu Dhabi recientemente publicado.

En busca de innovadores diseños para los rascacielos, la naturaleza y la cultura son las fuentes más persistentes de inspiración. Las Torres Al Bahar cuentan con dos de estas fuentes en la ejecución del sistema de detección avanzado que fue diseñado para integrar el edificio con su contexto cultural y responder directamente a las necesidades climáticas de la región: la forma de «mashrabiya» de las pantallas, anclada en la tradición arquitectónica islámica de Oriente Medio y el movimiento dinámico de cada una de las unidades individuales que recuerda la respuesta de las plantas nativas. El uso de métodos tecnológicos modernos altamente desarrollados facilitó este enfoque, a través del uso de modelado paramétrico y algorítmico. El concepto de diseño fue refinado mediante programas de computación sin sacrificar los ideales del proyecto. Al final, se ha credo un nuevo paradigma en el innovador diseño de edificios de altura.

La tradición de este tipo de edificios en el Medio Oriente se ha basado en los diseños, por lo general, procedentes de América del Norte, que no suelen ocuparse de la diferencia de clima radical. Muchas torres existentes se basan principalmente en los sistemas de muro cortina de reflexión de alto rendimiento que utilizan vidrios polarizados. Mientras que este sistema puede ofrecer resultados aceptables, por lo general proporciona vistas externas pobres, falta de luz natural óptima, e introduce brillo excesivo hacia el exterior. Alternativamente, dispositivos fijos de sombreado se han empleado en algunas aplicaciones con efectos positivos, pero sólo están optimizados para una condición y por lo tanto pueden no proporcionar resultados ideales. El «mashrabiya» en Al Bahar Towers cuenta con una serie de componentes transparentes de sombrilla que se abren y cierran en respuesta a la trayectoria del sol. Cada una de las dos torres que comprende más de 1.000 protecciones solares individuales se controlan a través del sistema de gestión del edificio, creando una fachada inteligente.

Situación

Las Torres Al Bahar, con sus 25 pisos de altura se sitúan en la entrada oriental, en el cruce de Al Saada y Al Salam Street, de la ciudad de Abu Dhabi. El mercurio puede alcanzar 120º Fahrenheit en el verano en la ciudad más grande y capital de los Emiratos Árabes Unidos pero Aedas Arquitectos , en colaboración con Arup Ingenieros, crearon una increíble fachada que rinde homenaje a la arquitectura tradicional árabe y al diseño. Los patrones geométricos que componen esta pantalla gigantesca incluyen más de 1.000 elementos móviles que se contraen y se expanden durante el día, dependiendo de la posición del sol, similar al Instituto del Mundo Árabe de Jean Nouvel en París.

Concepto

Fachadas responsivas

El sistema de fachada desafía la típica tipología de rascacielos de la zona, sugiriendo unas soluciones más ágiles y dinámicas a las condiciones climáticas. Las Torres Al Bahar buscan proporcionar un diseño contextual y culturalmente sensible a la vez que la utilización de tecnología moderna para cumplir con los estándares más altos de eficiencia.

El sistema de sombreado Masharabiya, basado en una celosía tradicional árabe, es uno de los principales conceptos que llevaron a la empresa Aedas a ganar el concurso para la construcción de las torres que serían la sede de ADIC en Abu-Dhabi. Desarrollado por el equipo de diseño computacional, el trabajo de los arquitectos e ingenieros consistió en encontrar una descripción paramétrica para la geometría de los paneles movibles de la fachada y simular su funcionamiento en respuesta a la exposición al sol y el consiguiente cambio de ángulos de incidencia durante los diferentes días del año.

El diseño de las torres también puede ser visto como respuesta a una serie de iniciativas que se debatieron en el Emirato en el momento de su concepción, incluida la publicación del Plan Abu Dhabi 2030, que comprende un marco integral de desarrollo basado en los principios de responsabilidad cultural y medioambiental, conjuntamente con el desarrollo de la norma de gestión ambiental Estidama y la promoción de la iniciativa Masdar para la energía renovable.

Descripción

Pantallas

Una dinámica y sensible pantalla de sombreado disminuye aún más la ganancia solar, actuando como ‘Mashrabiya «, piel secundaria que tamiza la luz y reduce el deslumbramiento. El sistema es impulsado por la energía renovable derivada de los paneles fotovoltaicos. El enrejado gigante envuelve casi por completo las dos torres a excepción de la zona de las fachadas orientadas al norte.

“Por la noche todas las pantallas se pliegan, permitiendo ver más de la fachada». «A medida que el sol se levanta en la mañana por el este, el mashrabiya a lo largo de este lado del edificio comenzará a cerrarse y cuando el sol se mueve alrededor del edificio, toda la franja vertical de la mashrabiya se moverá con el sol”, dice Eter Oborn, vicepresidente de Aedas, y uno de arquitectos del proyecto.

Planta tipo

Torres

Los “edificios capullo” se basan en una forma geométrica pre-racionalizada, afinada a través de herramientas de diseño paramétrico para lograr el ratio óptimo de superficie entre las paredes y el suelo.

La forma general de las torres se ha optimizado para complementar el sistema de sombreado. El diseño comenzó con dos cilindros simples, planta circular, dando la forma más eficiente en términos de “área pared-a-piso”, creando el mayor volumen con la menor superficie. A continuación, la forma de planta circular se articula en base a una combinación de geometrías circulares para reducir la exposición solar, y se comenzó a generar una orientación natural. La forma de las torres fue entonces esculpida en torno al núcleo, más estrecha en la base y en la parte superior, más amplia en torno a los pisos intermedios.

Las torres disponen de 9 ascensores que ascienden 5 metros por segundo.

Espacios

Render última planta

Jardines

A lo largo de la fachada sur existen jardines internos a cielo abierto que además de sombra ayudan a aliviar los efectos de la exposición solar. Estas áreas también sirven como un servicio para los usuarios que utilizan los espacios para reuniones o descansos.

Podio

El podio acoge una amplia gama de instalaciones compartidas que incluyen salas de oración, restaurantes, y un auditorio, al tiempo que permite el acceso diferenciado para las distintas categorías de usuarios, incluidos los miembros del público, el personal, y personalidades VIPs, quienes disponen de un acceso discreto desde la zona ajardinada en la cubierta superior.

Hay dos niveles de estacionamiento subterráneo, con capacidad para 80 vehículos y un área de “mezzanine” integrado en el podio como punto de encuentro para el personal.

A una altura de 120 metros, en la última planta abierta al público existe una plataforma de observación.

Estructura

El abrasador calor en Abu Dhabi, hace que la sombra y el aire acondicionado sean dos de los elementos claves en cualquier nueva construcción, con este último, obviamente, consumiendo energía. Tradicionalmente, los edificios del medio oriente usaban una técnica llamada «mashribiya», consistente en complejas pantallas celosía de madera que reducían el calor del sol.

Pantalla solar

La novedosa pantalla de sombreado de las torres, controlada por computadora, opera como un muro cortina, dispuesto a dos metros de la fachada exterior de los edificios, en un marco independiente. Cada triángulo está recubierto con fibra de vidrio microperforada y programado para responder al movimiento del sol como una manera de reducir la ganancia solar y el deslumbramiento. Se estima que la pantalla reduce la ganancia solar en más de un 50% y reduce la necesidad del uso de aire acondicionado. Además, su capacidad de filtrar la luz ha permitido a los arquitectos ser más selectivos en la elección del vidrio. “Esto nos permite utilizar de forma más natural un cristal tintado, que permite más luz en el interior y menos necesidad de luz artificial. Se trata de utilizar una técnica antigua de una manera moderna, que también responde a la aspiración del emirato de asumir un papel de liderazgo en el ámbito de la sostenibilidad “, comenta Peter Oborn de Aedas.

Cada unidad comprende una serie de paneles de PTFE estirado (politetrafluoroetileno) y es accionado por un actuador lineal que se abrirá y cerrará progresivamente una vez por día, en respuesta a una secuencia pre-programada que se ha calculado para evitar la luz solar directa a partir del momento que golpea la fachada y para limitar la ganancia solar directa a un máximo de 400 vatios por metro lineal. Toda la instalación está protegida por una variedad de sensores que abrirán las unidades en caso de que las condiciones cambien, se nuble o levanten vientos fuertes. Los efectos de este sistema son globales: reducir el deslumbramiento, la mejora de la penetración de la luz del día, una menor dependencia de la iluminación artificial, y más del 50% de reducción en la captación solar, que se traduce en una reducción de las emisiones de CO2 en 1.750 toneladas al año. Los patrones geométricos que componen esta pantalla gigantesca incluyen más de 1.000 elementos móviles que se contraen y se expanden durante el día, dependiendo de la posición del sol.

Células fotovoltaicas

Las cubiertas orientadas al sur de cada torre incorporan células fotovoltaicas, lo que genera aproximadamente el cinco por ciento de la energía total que se requiere de fuentes de energía renovables, utilizada para el calentamiento del agua. Las torres han sido uno de los primeros edificios en el Golfo que recibió una calificación LEED Silver.

Mientras que las tarifas de energía subsidiadas en la región del Golfo impiden cualquier análisis de costo-beneficio significativo de ser llevado a cabo, se cree que el proyecto de las Torres Al Bahar contribuirá a una discusión más amplia sobre cuestiones tales como el “costo de uso” y “todos los costos de vida”.

Video

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Junio 2013)

 

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!