Umbráculo y jardín para juegos infantiles. Boadilla del Monte
Arquitecto Técnico
Apartec, Isidro Fernandez Blanco
Ingeniero estructural
GV408, Juan de la Torre
Constructora
Acesinh producciones SL
Diseñado en
2006-2007
Año de Construcción
2007-2008
Área del terreno
4.200 m2
Área (huella)
810 m2
Coste
1.016.394 €
Ubicación
Boadilla del Monte, Madrid, España

Introducción

Desarrollando longitudinalmente la estructura del pabellón existente, el patio se redefine, acrecentando la superficie cubierta dedicada al juego y protegiéndose del ruido de la cercana carretera M-513, con el nuevo umbráculo. Ideado como una sucesión de distintos espacios dedicados al juego (bajo el voladizo, en la pérgola, el viejo pabellón, el patio, el anuncio) se percibe, sin embargo, como un cuerpo. Cada momento espacial lleva asociado una modificación del lugar dispuesto para el juego (un monte de caucho, una playa de arena, dibujos en el pavimento o juegos con la estructura) y una transformación de la estructura corporal del umbráculo, modelando, así, su variación formal.

Cumplir el requerimiento normativo para mantener 3 m de distancia con la linde Sur (ésta no es paralela al pabellón existente)dio la oportunidad a los arquitectos de curvar levemente la forma del nuevo pabellón.

Espacios

Se intentó crear una gran salón de juego, aireado y fresco. Conscientes de la importancia del color en el desarrollo infantil, lo manejamos como una herramienta para crear una atmósfera estimulante y equilibrada, facilitando que la arquitectura sea un marco sereno y lleno de vida para el juego feliz de los niños.

Parte del trabajo consistía en habilitar el nuevo terreno cedido como espacio de juego y ser capaces de conectar el nivel principal del patio existente (+602,80) con la cota de la calle Monte Veleta y la del parque público (+598,20). Extender al máximo el nivel horizontal del patio permitiría fácilmente controlar visualmente a los niños en sus juegos, integrando el conjunto de edificaciones y espacios exteriores, pero existía la dificultad de la importante pendiente del terreno. Por ello, para conseguir las cotas deseadas, en la linde con la calle Monte Veleta y el parque público propusimos la construcción de un muro de contención de 1 metro de altura a fin de contener los 1.500 m3 de tierra que añadiríamos para obtener las cotas deseadas. Con el aporte de estas tierras creamos una topografía de pequeñas colinas (a escala con los cuerpos de los pequeños) en la que se integrarían diversas zonas de juego, islas de arena y un anfiteatro encajado en el terreno con capacidad para 150 niños.

Situación

El Umbráculo y jardín para juegos infantiles del colegio infantil Mirabal está situado en C/ Monte Romanillos s/n, Boadilla del Monte, Madrid, España. El encargo del proyecto es fruto de un concurso restringido en el que el promotor buscaba una solución para rediseñar el patio de juegos del Colegio Infantil Mirabal. El Ayuntamiento de Boadilla del Monte cedió un terreno de aproximadamente 1.072 m2, en la linde Este, perteneciente al parque público contiguo, como compensación por los terrenos expropiados en la linde Sur junto a la carretera M-513, donde, según planeamiento, se construirá un carril para bicicletas y acondicionará una zona verde.

Concepto

El proyecto debía resolver la integración y adaptación del terreno cedido, un campo inclinado de 1.072m2 y la renovación de la zona de juegos existente de 2.840 m2, manteniendo la zonificación de la zona de juegos por grupos de edad.

Sólo se permitían estructuras abiertas, y los arquitectos crearon una gran sala de juegos, ventilada y fresca que integra el pabellón existente. El uso del color contribuye a la definición de un ambiente equilibrado y estimulante.

Materiales

Se diseñaron juegos especiales adaptados al nuevo proyecto, las vallas que separan las zonas de juego de las diferentes clases se han transformado en una atracción que divide a los grupos por edades pero invita a jugar juntos, los pavimentos de caucho se adaptan a la difícil topografía creando islas de arena donde los niños juegan bajo la sombra de los árboles frutales que allí se han plantado, a través de los ojos de buey, bajo el anuncio, se lanzan balones ensayando destreza y puntería, sobre las pizarras que revisten los muros de los baños, las niñas y niños dibujan libremente con tizas.

En el exterior, una secuencia vigas acanaladas formadas por láminas dobladas de 3 mm de espesor se superponen a lo largo de toda la plataforma con una separación de 50cm entre ellas, protegiendo de la radiación solar y a la vez funcionando como canalización de aguas pluviales. La estructura, sin diagonales, desaparece entre dos láminas de policarbonato, creando de ese modo una membrana lisa y translúcida.

Planos

Fotos

Miguel de Guzmán, Csaba Tarsoly

¿Quieres aprender un poco de historia directamente desde tu Instagram?

Siguelo en Instagram!