Año de Construcción
2007-2010
Ubicación
Weil am Rhein, Alemania
>

Introducción

Dado que el Campus de Vitra en Weil am Rhein, no disponían de un espacio con interiores adecuados para la presentación de la nueva colección de sillas para el hogar, la empresa encargó a los arquitectos con sede en Basilea Herzog & de Meuron diseñar VitraHaus showroom, en 2006.

Al igual que una pequeña ciudad formada por capas verticales, el proyecto con su aspecto llamativo, no sólo mejoró el conjunto de edificios destacados ya existentes, sino que asume el importante papel, debido a su ubicación, de marcar la entrada al Campus de Vitra.

Con unas dimensiones máximas de 57 metros de largo, 54 metros de ancho y 21,3 metros de altura, VitraHaus se eleva por encima de los otros edificios en el Campus de Vitra. La intención no era crear un edificio horizontal como los que suelen ser utilizados para llevar adelante una producción, sino más bien crear una estructura de orientación vertical y compacta que ofrezca una visión general en múltiples sentidos, del paisaje circundante, de las premisas de la empresa y sobre todo de la Colección de Sillas para el Hogar de Vitra.

Situación

Disposición Campus Vitra

Levantada en el lado norte de los terrenos del Campus Vitra, frente a las instalaciones de producción, la VitraHaus se une a otros dos edificios en esta área; El Museo de Diseño de Vitra, obra de Frank Gehry (1989) y al Pabellón de Congresos de Tadao Ando (1993), en la ciudad de Weil am Rhein, Alemania.

La amplitud de la parcela ha permitido que la nueva estructura se levante dejando suficiente distancia entre ella y los edificios ya existentes, y permitiendo que el amplio espacio verde que rodea todo el complejo y que ya es característica del paisaje local la integre en su conjunto.

Concepto

El concepto de la VitraHaus conecta dos temas que aparecen repetidamente en la obra de Herzog & Meuron, el tema de la casa arquetípica y el de los volúmenes apilados.

La propuesta para la VitraHaus, era especialmente apropiada para que los arquitectos retomaran la idea de la ur-casa o casa urbana, ya que la finalidad principal del edificio de cinco pisos es presentar muebles y objetos para el hogar. Debido a las proporciones y dimensiones de los espacios interiores Herzog & de Meuron utilizan el término “escala doméstica” ya que las salas de exposiciones son una reminiscencia de las residencias familiares.

Descripción de los espacios

Las diferentes “casas individuales”, que comparten la característica general de ser un espacio expositivo, se conciben como elementos abstractos, con sólo unas pocas excepciones, los extremos frontales de todos los cuerpos superpuestos son de cristal, grandes ventanales remarcando los volúmenes estructurales que parecen haber sido creados con una prensa, con sus secciones de formas definidas y fijas que miran hacia el paisaje .

Apiladas en un total de cinco plantas, con techos a dos aguas, voladizos de hasta 15 metros en algunos lugares y con suelos que se entrecruzan con las losas adyacentes, las doce casas que conforman las salas de VitraHause crean un ensamblaje en tres dimensiones, un apilamiento de casas que, a primera vista, tiene una apariencia casi caótica.

Nivel 0

Alrededor de un espacio central abierto se agrupan los cinco edificios que incluyen una sala de conferencias, un espacio expositivo para la colección de sillas del Vitra Design Museum y un hall que agrupa la tienda del Museo, el lobby con el área de recepción y los lavabos, un café y una terraza exterior.

Un ascensor lleva a los visitantes directamente al cuarto piso, donde comienza un recorrido circular. Al salir del ascensor, el extremo acristalado de la sala que mira hacia el norte, ofrece una espectacular vista del Cerro Tüllinger mientras que en el extremo opuesto el cristal está retraído, creando una terraza exterior con vistas a Basilea y su sector de industrias farmacéuticas. Como se descubre en el camino a través de la VitraHaus, la orientación direccional de las casas no es arbitraria, sino que está determinada por los puntos de vista del paisaje circundante.

La complejidad del espacio interior se plantea no sólo por la intersección angular de las casas, sino también por la integración de un segundo concepto geométrico. Todas las escaleras se integran expansivamente en los ambientes, como volúmenes orgánicos que figurativamente van devorando su camino a través de los diferentes niveles del edificio, algunas veces revelan fascinantes relaciones visuales entre las diversas casas, otras bloquean la vista.

La VitraHaus tiene una vista de día y una vista de noche. En la tarde, la perspectiva se revierte. Durante el día, uno mira por la VitraHaus sobre el paisaje, pero cuando cae la oscuridad, los espacios interiores iluminados del edificio brillan desde dentro, mientras su estructura física parece disiparse. Las salas se abren, los extremos de cristal se convierten en escaparates que brillan por todo el Vitra Campus y el paisaje circundante.

Estructura

Al apilar las “casas” una encima de otra hay trozos de pared que (mayores o menores) que quedan alineados desde la primera hasta la última planta. Son estos trozos de “paredes coincidentes” los que generan los elementos portantes de la estructura de este proyecto.

Todos los elementos estructurales están realizados en hormigón armado.

Materiales

Tanto las cubiertas como las paredes de las cinco estructuras que conforman el edificio fueron realizadas en hormigón armado.

Todas las fachadas exteriores están revestidas con estuco color “carbón de leña” que unifican la estructura y la conectan con la tierra y su entorno.

Las paredes interiores están acabadas en color blanco con el fin de que resalten los muebles expuestos.

El piso del patio central de los edificios está cubierto por un entarimado de madera resistente al agua y a los cambios de temperatura. También se utilizó madera para los peldaños de la escalera y para algunos suelos.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!