Viviendas Nemausus
Arquitecto
Año de Construcción
1985-1987
Ubicación
Nimes, Francia

Introducción

La resolución de la vivienda social ha sido siempre un tema escabroso y una cuenta pendiente para los grandes arquitectos, acostumbrados a resolver grandes espacios y trabajar con elevados presupuestos.

Desde principios del siglo XX, con la expansión de las ciudades debido al fuerte incremento del número de fábricas (consecuencia de la Revolución Industrial), la necesidad de un mayor número de viviendas se hizo notar.

El déficit habitacional acrecentado con el éxodo de población desde zonas rurales hacia las urbanas provocó la urgente necesidad de vivienda masiva y a bajo costo. Las ciudades no estaban preparadas para semejante crecimiento demográfico, y carecían de la infraestructura necesaria para esta nueva situación. La falta de agua potable y condiciones de higiene y salubridad produjeron epidemias que derivaron en tragedias. Esta realidad se hizo eco en los diseñadores de la época, y no tardaron en aparecer propuestas para su resolución.

Los barrios obreros, con la repetición estandarizada de la vivienda mínima fueron la primer respuesta. Casi al mismo tiempo, en Rusia surgieron ejemplos más comprometidos con la temática y la utilización de nuevos materiales.
Pero la primer guerra mundial sumada a la crisis económica de los Estados Unidos que repercutió a gran escala provocaron nuevamente esta urgente necesidad. La destrucción de ciudades enteras y el fuerte incremento de los costos de construcción requerían nuevas soluciones.

Los primeros intentos en Holanda fueron la antesala para el aporte de Le Corbusier con sus edificios-ciudad a modo de pabellones autosuficientes.

A partir de la década del 70, la búsqueda por nuevas respuestas teórico-prácticas mermó a nivel mundial, avalado por el auge del capitalismo que invertía en edificios comerciales que brindaran rédito.

Desde allí, el acercamiento de la arquitectura con la vivienda social ha sido más leve y con modelos aislados. Sin intervenciones sólidas por parte del estado y un menor compromiso asumido por parte de los arquitectos, los ejemplos han sido cada vez más heterogéneos y sin pautas claras.

Situación

Nimes es una ciudad francesa ubicada al sur del país, cerca del Mar Mediterráneo. Los restos de la época romana hacen a esta ciudad famosa, ya que cuenta con numerosos edificios, anfiteatros, y acueductos perfectamente conservados.

La zona posee un clima muy bueno en gran parte del año y su gente tiene la costumbre de vivir mucho fuera de la vivienda, haciendo uso del espacio público.

Francia es considerado un país del “primer mundo”, por lo cual su índice de pobreza y marginalidad es muy inferior a cualquier otro país en vías de desarrollo o sub-desarrollado. La desocupación y el déficit de vivienda son un mal menor, si bien algo existente. En este tipo de países, lo más común es que la vivienda social apunte a un sector de la población con bajos ingresos o estudiantes sin mucho presupuesto.

Nouvel y el alcalde de Nimes se conocían de un anterior concurso realizado para el edificio del Municipio de la ciudad. La impresión que el político tenía del arquitecto era muy buena, sobre todo por el conocimiento del mismo por ser su propio país. Por ello fue que para el desarrollo de este conjunto, el alcalde le otorgó la “carta blanca” para que pudiese desarrollarlo.

Concepto

En el complejo de viviendas de Nemausus el desafío era mucho mayor que tan sólo resolver un conjunto. El objetivo era satisfacer las necesidades de una sociedad en constante transformación, así como construir viviendas a bajo costo.

Pero el verdadero concepto surge de la necesidad de poder definir qué es un “buen apartamento”. En esa búsqueda, Nouvel definió al buen apartamento como, simplemente, un apartamento lo más grande posible. Un buen apartamento es flexible, capaz de reconvertirse. Un buen apartamento es barato, en un sentido democrático.

Imitando un poco la forma de los edificios planteados por el movimiento moderno, Nouvel propone que el mismo se despegue del terreno. Para racionalizar el uso del suelo, ubica las cocheras en planta baja, semi-enterradas, siguiendo una ordenanza municipal pero además para que el estacionamiento no limite las visuales desde y hacia el exterior del conjunto. También recompone y reinterpreta la idea del pabellón alargado que crece en altura con espacios comunes.

Nouvel plantea dos edificios alargados paralelos casi con forma de barco, uno más corto que el otro. Entre medio de ellos proyecta un parque y espacio público que brinda sentido de apropiación a los residentes. Allí conserva dos tiras de árboles que antiguamente conformaban un arboretum, y que corren a lo largo de todo el conjunto.

En Nemausus, el arquitecto intenta enaltecer al espacio, brindarle la mayor cantidad de luz, aprovechar el flujo del aire, y cuestiones que para la época parecían desacreditadas o dejadas de lado. Nouvel proyecta las viviendas desde adentro hacia fuera, para poder dilatar el interior y brindar mayor espacio para vivir.

Actualmente, en estos edificios habita gente muy joven. De hecho, el 80% de ellos tienen menos de 35 años, y el más grande tiene 51 años de edad. De esta gente, el 20% está desocupada, el 3% son trabajadores, el 20% son empleados, 31% de clase media/con educación, el 19% estudiantes, y 7% de otras categorías.

Espacios

Los dos edificios cuentan con los estacionamientos en planta baja semi-enterrados, y tres pisos superiores de apartamentos. En total, hay 114 viviendas distribuidas en el conjunto, con tipologías simples, de duplex, y triplex( estudios, viviendas de un dormitorio, con doble altura, etc). La superficie total habitable es de 10.400m2, por lo cual el promedio de cada vivienda es de 91m2(muy por encima de la tradicional vivienda social). Además, cada una de estas tipologías da hacia ambos lados del conjunto.

El acceso a los edificios se realiza por medio de escaleras ubicadas sobre el espacio común del medio, separadas de cada nave. A ellas se complementan ascensores metidos en el interior de cada cuerpo, justo en el medio de ellos. Las circulaciones horizontales se ubican en todo el largo de cada volumen, recorriendo los tres pisos. Estas circulaciones están realizadas a modos de “calles en altura”, con un ancho considerable para recorrerlas a pie o en bicicleta, sirviendo como espacio de interacción común entre los vecinos y de expansión de las viviendas.

En la fachada opuesta, la que da hacia la calle y las edificaciones contiguas, se repite una pasarela semejante pero en este caso es aprovechada en forma privada por cada unidad. Es utilizado como balcón exclusivo o espacio de guardado. Hacia cada lado de estos pasajes, las fachadas se abren hacia el exterior, expandiendo los límites de cada vivienda.

Pero como Nouvel justifica, el conjunto está concebido desde adentro hacia fuera. Con la premisa única de crear apartamentos con la máxima flexibilidad y variedad tipológica en forma modular, crea combinaciones y posibilidades múltiples. Sin embargo, para poder hacerlo, y construir más espacio al mismo precio, recurre a una lógica recta, elemental, y lo más simple posible.

Por último, el conjunto intenta mimetizarse con el resto del vecindario por medio de los materiales utilizados y la altura del mismo.

Estructura

Nuevamente, para poder abaratar los costos, la estructura de los edificios fue concebida de manera práctica y racional. Los dos volúmenes se apoyan sobre una serie de columnas ubicadas cada cinco metros, que delimitan el espacio del estacionamiento. Esta decisión acompaña la idea de permitir la continuidad visual a uno y otro lado.

Sobre estas columnas descansan los muros de carga que dividen cada apartamento, los cuales se repiten de la misma manera a lo largo de los tres pisos. De esta manera genera módulos idénticos en todo el edificio, los cuales combinados unos con otros, crearán las diferentes tipologías.

Desde los muros de carga se desprenden las ménsulas que a ambos lados sostendrán la pasarela-corredor y el espacio de expansión trasero. Para que la carga en cada una de ellas no fuera demasiada, Nouvel plantea un sistema de contrapeso. Es decir, genera una misma estructura transversal, que de un lado sostendrá la circulación común, y del otro el patio privado de cada vivienda, asegurándose de que entre ambas se balanceen.

La única excepción a la modulación de los muros dispuestos cada 5 metros, es en el centro de cada nave, en donde rompe con esta rigurosidad para ubicar dos muros a menor distancia, y poner allí los ascensores.

Las escaleras se despegan de cada edificio y poseen estructura metálica independiente. Su conexión con la circulación horizontal es por medio de puentes. Una vez más, por medio de esta decisión, gana espacio para las viviendas dentro del volumen.

En muchas de las tipologías aparece también un volumen de forma rectangular en el centro, en donde se ubica un toilette, la cocina, y un espacio de guardado. Este espacio es también utilizado para ubicar la circulación vertical interior.

Materiales

Los materiales en Nemausus son los que le otorgan esta imagen tan radical y particular. Con motivo del ahorro económico, Nouvel concibe su obra con materiales de uso industrial prefabricados y objetos de fácil repetición y montaje.

Para la estructura trabaja con columnas y muros de hormigón crudo sin revocar. En las barandas de la circulación y las escaleras utiliza chapa micro perforada así como también aluminio. Para la estructura independiente de las escaleras usa secciones rectangulares metálicas, pintadas a rayas rojas y blancas, destacando el lenguaje industrial.

En las fachadas utiliza chapa galvanizada acanalada y las “ornamenta” con luces rojas parecidas a sirenas. Para los vanos arma una repetición de ventanas modulares, y con puertas semejantes a las de los trenes, hace la fachada de cada una de las viviendas. La particularidad de ello, más allá de la imagen seriada, es que la fachada de cada vivienda puede abrirse por completo y relacionar la misma con el exterior. Además, muchas veces estas puertas son en doble altura, por lo cual cada habitante puede romper con el estigma de la vivienda entre cuatro paredes, y abrir su apartamento como si se tratase de una simple cortina. En el interior de las viviendas, las escaleras son también metálicas y comunican los diferentes espacios.

Por último, cada edificio está coronado por parasoles horizontales a ambos lados, los cuales significaron gran parte del presupuesto, pero brindan contención frente a la fuerte iluminación natural en la zona.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!