Año de Construcción
1990-1993
Ubicación
Paris, Francia

Introducción

El organismo de correos La Poste promovió la construcción de un edificio de viviendas destinado a sus jóvenes trabajadores en París. El objetivo era darles la posibilidad de vivir en departamentos en el centro de la ciudad, para evitar largos desplazamientos en metro hasta llegar a sus puestos de trabajo. La mayoría de estos empleados son solteros, excepto algunas parejas.

El arquitecto encargado fue el francés Phillippe Gazeau.

La obra fue una de las finalistas en el Premio Europeo de Arquitectura Pabellón Mies van der Rohe 1994 que finalmente ganó la Estación ferroviaria de Waterloo.

Situación

El solar se encuentra en situación entre medianeras, en el distrito XIX, un barrio de clase obrera, cuya población creció abruptamente en los años sesenta y setenta.

Cumpliendo la normativa de la zona, el edificio se retira 4 metros de la vía urbana.

Concepto

El edificio está planteado a lo largo de un eje, indicado por un gran vacío.

Volumétricamente está organizado en dos bloques separados: uno de 3.50 metros de ancho y 15 metros de largo, y otro de 7.50 metros de ancho.

Espacios

El vacío que separa los dos bloques está definido por una escalera, convirtiéndose en un área común para llegar a los 26 departamentos. En lugar de tener una escalera completamente cerrada y estrecha, aquí todo es luz natural. Las escaleras abiertas y las circulaciones exteriores forman terrazas que conectan las viviendas y establecen un área de intercambio entre vecinos.

En el volumen más angosto se ubicaron los departamentos tipo estudio para los empleados solteros. El otro volumen dispone de departamentos con dos habitaciones parta los jóvenes matrimonios, que además cuentan con un área adicional donde pueden dejar temporalmente a sus hijos.

En el frente del edificio, en planta baja, se ubica un espacio comercial y el acceso al estacionamiento subterráneo.

Materiales

Se prestó gran atención a los detalles tanto en los interiores como en los exteriores, destacando los materiales exteriores para dar al edificio la dignidad de la que suelen carecer las construcciones subvencionadas.

Se combinaron ladrillo negro, vidrio, aluminio y madera.

La fachada que mira a la calle es una composición de amplias superficies acristaladas con paneles deslizantes de aluminio para proteger la privacidad interior.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!