Arquitecto reforma
Herzog & de Meuron|Hammel, Green and Abrahamson (HGA)
Año de Construcción
1971
Reformado en
2001-2005
Coste
$92.000.000 USD
Ubicación
Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos

Introducción

El Walker Art Center es un museo dedicado al arte contemporáneo, que funciona como catalizador para la expresión creativa de artistas y la activa recepción del público. Centrado en artes visuales, multimedia y en el performance-art, este espacio pretende una aproximación global y pluridisciplinar a la creación, presentación, interpretación, colección y preservación del arte.

El edificio original fue diseñado en 1971 por Edward Larabee Barnes. En 1999 las autoridades del museo decidieron ampliarlo, con el fin de convertirlo en epicentro cultural y urbano de Minneapolis. Por esto convocaron a los arquitectos Herzog y de Meuron, en colaboración con Hammel, Green y Abrahamson.

El proyecto, inaugurado en abril de 2005, con un costo de U$S 92 millones, despertó gran expectativa entre la población local y nacional, por la intervención de los arquitectos suizos Herzog y De Meuron, que en 2001 ganaron el prestigioso premio Pritzker.

Este diseño sigue una trayectoria más reciente dentro de la obra de los arquitectos para explorar nuevas posibilidades que están más allá de la pureza de las formas modernistas y minimalistas relacionados con su trabajo temprano. Herzog & de Meuron crearon un diseño para el Walker Art Center, que será, tal vez, mejor recordado por su experiencia espacial y su yuxtaposición creativa y la reconciliación ingeniosa de cualidades aparentemente opuestas: nuevo pero familiar, íntimo y grandioso, frágil pero fuerte, simple pero complejo, dinámico y compuesto.

La extensión permite duplicar el espacio de la exposición: 40.000 metros cuadrados de superficie total de los cuales un tercio es espacio de exposición nueva, un auditorio para 350 personas, medios de comunicación y un estacionamiento enterrado con 670 plazas. Por otra parte, se amplió el campus con 4 hectáreas de zonas verdes, además de los ya existentes y que están vinculados a través de los nuevos jardines, sumando un total de 17 hectáreas, propiedad de la institución.

Situación

Se encuentra en la ciudad de Minneapolis. La expansión se sitúa a lo largo de la Avenida Hennipin, una de las arterias principales de la ciudad.

Concepto

El nuevo edificio del museo, diseñado a la vanguardia de la expresión artística, es un edificio de cinco pisos conectados a la estructura existente por una transición de vidrio larga que en realidad es una apertura del museo sobre la Avenida Hennipin.

El estudio se encargó de diseñar un master plan y la expansión del museo.
Se proyectaron galerías adicionales para mostrar sus colecciones en crecimiento, así como nuevos espacios. El concepto también incluye una serie de lugares de reunión donde los visitantes pudieran converger, abriendo la posibilidad de encuentros casuales con gente nueva, ideas y formas de arte. En el plan de sitio, se plantearon las expansiones a lo largo de la avenida, en un gesto que reorienta el Walker hacia el centro de la ciudad. Además se creó un nuevo parque que se enfrenta el vecindario residencial. El campus ampliado sirve como un importante hito urbano que conecta el centro de Minneapolis al cercano barrio de Uptown. El nuevo edificio también se vincula directamente al edificio diseñado por el arquitecto Barnes.

Tomando como base el proyecto original, el cubo modernista de ladrillo fue transformado en un edificio que explora en su fachada, las experiencias sensoriales a través del uso de pieles.

A la rigidez existente se contrapuso un nuevo edificio liviano y más etéreo. El original era un prisma casi sin ventanas. La opacidad y la oscuridad de los cubos de ladrillo se contradicen con las masas blancas angulares del diseño de Herzog & de Meuron, mientras que una mayor transparencia se logra a través de grandes extensiones de vidrio que revelan los espacios interiores. Esto contribuye a la finalidad de transformar al museo en protagonista de la ciudad.

Al agregar al complejo una torre de cinco pisos, se forjó una fuerte relación dialéctica no sólo entre el edificio original y la expansión, sino también con el entorno.

El contraste entre el edificio viejo y el nuevo prisma del museo, además de funcionar como contrapunto visual, se comunica con las torres de piedra de dos antiguas iglesias que están ubicadas del otro lado de la calle. Como parte del conjunto, el Walker junto a las iglesias y a un grupo de rascacielos de oficinas que se ven a lo lejos, evoca el vínculo existente entre cultura, comercio y religión.

Espacios

El museo es una suerte de racimo de cubos y rectángulos donde los espacios tienen límites difusos. La expansión se compone de dos partes: una torre cúbica y un elemento vinculante largo y horizontal. El cubo contiene un teatro, un espacio de eventos especiales, y un restaurante. La conexión a la estructura original es un volumen de dos pisos que incluye galerías y espacios sociales, así como una terraza en la azotea nueva. El esquema general entrelaza los espacios existentes con la expansión, abre la circulación cerrada en espiral del edificio original y crea múltiples nuevos caminos para explorar el centro.

La circulación vidriada, acentúa la sensación de transparencia y apertura que se plantean desde una cuestión institucional: el mensaje se refiere a que el Walker no tiene nada que esconder y que es un sitio abierto a todas las expresiones artísticas. Los grandes paños vidriados de la circulación responden a esta integración urbana del edificio y a la conexión de espacios interiores y exteriores, que se comunica visualmente con la calle.

Las galerías preservan el diseño flexible y la estética de cubo blanco del edificio de Barnes, extendiendo su uso en la terraza. La expansión se involucra en un diálogo creativo espacial con su predecesor, ofreciendo a los destellos de la luz y la oscuridad, los nuevos y viejos, de la ciudad y el jardín.

Además del parque de cuatro hectáreas, los principales elementos al aire libre incluyen una plaza por la avenida Hennepin y terrazas en la azotea con espectaculares vistas de la ciudad y el parque.

Los nuevos espacios sociales, en las zonas que quedan fuera del ámbito convencional de programación de las galerías, crean un archipiélago de salones de distintos tamaños y forma dispersa en todo el nivel de planta baja que une los dos edificios. Las salas expresan claramente una arquitectura a escala humana. Un gran espacio con vistas a un nuevo jardín, la apertura de la habitación y el muro vidriado de piso a techo de 26 metros de altura, ofrecen un ambiente relajado para la contemplación del arte y la naturaleza. El muro cortina vidriado sigue la pendiente de Hennepin Avenue, colocando a los visitantes en movimiento paralelo a la corriente urbana. Otras salas que contienen instalaciones interactivas para los visitantes están situadas en los espacios intersticiales formados entre las paredes inclinadas exteriores y el plomo dentro de las paredes de las nuevas galerías.

Materiales

La fachada de la nueva ala del museo está revestida en paneles de aluminio gris, logrando captar la atención de los peatones por su forma irregular y su liviandad visual. Esto exacerba el contrapunto entre lo viejo y lo nuevo.

Si bien la nueva torre imita la estructura del edificio anterior, sostiene una postura mucho más expresivo y se coloca en tensión con su entorno inmediato. La pesadez se yuxtapone con la ligereza de revestimiento de la nueva torre de metal de plata, que cambia su aspecto durante todo el día, dependiendo de la luz. El revestimiento de ladrillo del edificio diseñado por Barnes, se repite en el piso de la expansión, un desplazamiento desde el exterior al interior, la pared hasta el piso.

Los paneles de malla de aluminio se doblan y sellan con un patrón de pliegues. El efecto es como un trozo arrugado de papel o una tela arrugada, lo que sugiere la fragilidad a pesar de su gran masa. La ligereza es reforzada por las perforaciones en la fachada, incluyendo varias ventanas de forma irregular y tamaño de diversas maneras. El peso visual del cubo se ve socavada por su aparentemente libre flotación de calidad en voladizo sobre la plaza de abajo y que sobresale hacia la calle.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!