Biblioteca de la Universidad de Arte Tama

Arquitecto
Arquitecto asociado
Kajima Design
Ingeniero estructural
Sasaki Structural Consultants
Promotor
Tama Art University
Decorador
Kazuko Fujie
Pisos
2
Área del terreno
2.224,59m2
Área construida
5.639,46m2
Ubicación
Hachioji, Tokyo, Japan

Introducción

La nueva Biblioteca de la Universidad de Arte de Tama es un lugar donde todo el mundo puede descubrir su estilo de “interactuar”, ya sea con los libros o con la tecnología multimedia, como si estuvieran caminando por un bosque o en una cueva, un nuevo lugar con espacios bajo las arcadas donde la suave forma y la mutua relación se crea simplemente atravesándolas, un centro focal donde un nuevo sentido de creatividad comienza a extenderse por el Campus de la Universidad.

Situación

Ubicación en el Campus

La Biblioteca está ubicada en el Campus Hachioji, de la Universidad de Arte de Tama, en los suburbios de Tokio, Japón. Al pasar por la puerta de entrada principal, el sitio se encuentra detrás de un jardín delantero con árboles grandes y pequeños, y se extiende hasta una pendiente suave.

El campus de Hachioji se encuentra en la parte occidental de Tokio y ofrece un ambiente en el que los estudiantes pueden aprender y practicar todos los aspectos del arte y el diseño. La Universidad de Arte Tama está involucrada en el desarrollo sostenible de la zona de Tama Hills y también está apoyando la revitalización del entorno natural que rodea el campus de Hachioji.

Concepto

La cafetería que ya existía en la Universidad, era el único espacio compartido tanto por estudiantes como por el cuerpo de profesores de todas las disciplinas. La primera cuestión tenida en cuenta a la hora de realizar el diseño por Toyo Ito & Associates, Architectsfue el planteamiento de cómo una institución tan especializada como una biblioteca podía proporcionar un espacio abierto común para todos.

La primer idea que surgió fue la de crear una amplia galería abierta, recorrida por arcos, en la planta baja, que sirviera como vía de paso para la gente que cruza el Campus, aunque su intención no fuese ir a la Biblioteca. Esta galería simbolizaría un espacio cavernario, donde las estalactitas conforman un orden no asociado a ninguna trama ni geometría aparente. Y en el sótano, la biblioteca, enterrada en el subsuelo
Para permitir que los flujos y opiniones de estas personas penetraran libremente en el edificio, el equipo comenzó a pensar en una estructura de arcos colocados aleatoriamente que crearían la sensación de que el suelo en pendiente y el paisaje del jardín delantero continuaba dentro del edificio.

Los problemas de presupuesto de la Universidad impidieron la realización de una excavación subterránea costosa causando que Toyo Ito revirtiera su propuesta, tomó su Biblioteca, originalmente en el subsuelo y la colocó en el primer piso. Para subrayar esta idea, el arquitecto optó por una estructura simple, hormigón visto, con ventanas de vidrio y marcos de metal.

Espacios

La fachada del edificio se curva en dos de sus lados, manteniendo un ángulo recto en la esquina con menos tráfico. Los paneles de vidrio están montados en marcos de aluminio que se cortaron previamente y se doblaron 4mm para mantener la curvatura de la fachada. Aunque la fachada del edificio es impresionante, el mayor logro de la construcción es el tratamiento espacial interior, donde los arcos en aparente caos, simulan estalactitas y crean múltiples y variados efectos de perspectiva.

La diversidad espacial que se experimenta al caminar través de los diferentes arcos y los cambios de altura ofrecen diferentes sensaciones, la de estar en un claustro lleno de luz natural o la impresión de un túnel que no puede ser penetrado visualmente. Estos arcos cuyo ancho varía entre los 16 y los 1,8 metros, en algunos puntos expone abiertamente el edificio, optándose por utilizar cortinas.

Descripción

Distribución
  • Subsuelo

En la planta sótano se ubica la zona de máquinas y almacenaje.

  • Planta baja

En la planta baja en pendiente, pantallas para navegar, como en la barra de un bar, y una gran mesa de cristal con los últimos números de revistas, invitar a los estudiantes a pasar su tiempo en la biblioteca mientras esperan el autobús, es el área de exposición pública, con galerías de arte, un café, una cocina donde los estudiantes pueden calentar su comida, algunas mesas, un laboratorio, un espacio para teatro temporal y oficinas.

  • Segundo nivel

Subiendo las escaleras hacia el segundo nivel, hacia el área privada de lectura, se encuentran grandes estanterías bajas que cruzan bajo los arcos con una gran colección de libros de arte. Entre estas estanterías se ubican escritorios de estudio de diversos tamaños. Una gran mesa con una fotocopiadora especial para impresiones de arte permite a los usuarios realizar trabajos profesionales. Este segundo nivel es la zona de lectura y descanso para los estudiantes, donde destaca el mobiliario del diseñador Kazuko Fujie.

La relación abierta entre el exterior y el interior evoca un gesto similar de Ito en su Mediateca en Sendai, aunque en ese caso la relación espacial entre los diferentes niveles es mucho más integrada que en el caso de la biblioteca de la Universidad de Tama. A pesar de las diferencias formales, la Biblioteca de Tama, comparte con la Mediateca de Sendai conceptos como el innovador planteamiento estructural y la transparencia de sus actividades.

Estructura y materiales

Los principales materiales utilizados para construir el edificio han sido el hormigón armado en la estructura, el vidrio en las ventanas y el aluminio en los marcos. El diseño volumétrico final corresponde a una trama estructural conformada por el cruce de arquerías curvas.

Los característicos arcos de este espacio están hechos con placas de acero de 20 cm recubiertas con hormigón armado. La aparente arbitrariedad en la ubicación de los arcos corresponde al resultado de un bastidor estructural formado por la unión de arcos curvos. En planta estos arcos se disponen a lo largo de líneas curvas que se cruzan en varios puntos. Con estas intersecciones, se han podido realizar unos arcos extremadamente delgados en su parte inferior que soportan las cargas pesadas de la planta de arriba. Los vanos de los arcos varían de 1.8 a 16 metros, aunque el ancho se mantiene de forma uniforme a 200mm.

Las intersecciones de las filas de arcos, ayudan a articular suavemente zonas separadas dentro de este único espacio. Dicha intersección forma una cruz que además de hacer hincapié en la direccionalidad de la geometría, tiene un efecto antisísmico en la estructura.

Los estantes y mesas de estudio de diversas formas, las separaciones de vidrio que funcionan como tablones de anuncios y otros detalles de decoración dan a estas zonas un sentido tanto de carácter individual y visual, como de continuidad espacial. El uso de vidrio en las mesas de lectura permite la reflexión externa, lo que refuerza la idea de que el edificio se encuentra inmerso en la vegetación circundante.

Los marcos de las grandes cristaleras con forma también de arco son de aluminio. Han sido doblados 4mm para que pudieran acompañar a la fachada en su curvatura.

Planos

Fotos Iwa Baan

Fotos Ishiguro Photographic Institute

¿Quieres ser el primero enterarte sobre nuevas obras, aniversarios, eventos, concursos y mucho más?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Te gustan las revistas de arquitectura?

Responde a esta encuesta sobre revistas de arquitectura y participa en el sorteo de 5 suscripciones a la revista ¡que tú elijas!

Participa ahora