Biblioteca Filológica de la Universidad Libre de Berlín

Arquitecto
Ingeniero
Schmidt Reuter, PIN Ingenieure, IFFT Karlotto Schott
Ingeniero estructural
Pichler Ingenieure
Constructora
Höhler und Partner
Promotor
Departamento del Senado para el Desarrollo Urbano
Diseñado en
1998
Año de Construcción
2001-2005
Altura
19m
Ancho
55m
Longitud
64m
Pisos
4
Área construida
6.290 m2
Ubicación
Dahlem, Berlín, Alemania

Introducción

La creación de la Universidad Libre en 1945 marcó el renacimiento de la educación liberal en Berlín después de la guerra, y desde entonces ha ocupado un papel central en la vida intelectual de la ciudad. Hoy, con más de 39.000 estudiantes, es la mayor de las tres universidades de la ciudad. El nuevo plan de reurbanización incluye la restauración de sus edificios modernistas y la creación de una nueva biblioteca para la Facultad de Filología.

La firma de arquitectos Foster&Partners fue la encargada de diseñar y construir la nueva biblioteca de Filología de la Universidad Libre de Berlín, (Freie Universität), basando su diseño en la eficiencia, la luz, el aire y el fácil acceso. Lord Foster ganó el concurso de arquitectura con un diseño que ofrecía un techo de filigrana de acero y vidrio curvo en un gran patio del edificio original del campus. Sin embargo, este concepto se sometió a varias revisiones en el proceso de planificación y dio lugar a un edificio con una estructura de acero de gran envergadura que abarca cinco plantas diáfanas, una de ellas subterránea.

La construcción de la biblioteca se inició en julio de 2001. Debido a problemas presupuestarios hubo algunas interrupciones y a principios de 2004 se completó la estructura de acero, la instalación de los paneles metálicos y los elementos de vidrio. Fue terminada en 2005.

Situación

La nueva Biblioteca Filológica de la Universidad Libre de Berlín se construyó en el espacio resultante de la unión de 6 patios internos de la universidad, en el barrio de Dahlem, del suroeste de Berlín distrito de Steglitz-Zehlendorf,Alemania.

Concepto

Estudio cubierta

Además de proporcionar diversos recursos académicos, destaca la arquitectura característica de la nueva Biblioteca Filológica, diseñada por el arquitecto Lord Norman Foster. Debido a que se asemeja a la forma de un cerebro, el edificio fue bautizado como “El cerebro de Berlín.”

La forma envolvente del edificio combina la noción de “muro” y “techo”. El acristalamiento se utiliza selectivamente para proporcionar luz natural y vistas. El sombreado y ventilación natural ayudan a manejar la temperatura y la luz diurna. La piel exterior es de paneles de aluminio con aberturas escalonadas de vidrio, una membrana interna de la fibra de vidrio traslúcida filtra la luz solar.
El objetivo en el diseño de los sistemas de construcción de esta biblioteca fue crear un edificio que pudiera ser en gran medida, ventilado naturalmente y templado con suavidad. Además, se identificó el uso de la luz del día para garantizar el confort visual y reducir el consumo de energía para la iluminación artificial. Estos conceptos fueron desarrollados usando herramientas de planificación avanzadas, tales como el análisis CFD, simulaciones dinámicas y térmicas, y los cálculos de simulación de la luz del día.

El arquitecto Norman Foster comenta que para el diseño y construcción de la nueva biblioteca se desarrolló la idea que en los años 70 trabajaron él y el visionario Richard Buckminster Fuller, sobre el proyecto Climatoffice. La idea del climatoffice se basó en imaginar una edificación esférica y transparente que conserva un propio microclima.

Espacios

Antiguos edificios

El cuadriculado Campus de la Universidad, fue diseñado por Georges Candilis, Alexis Josic, Shadrach Woods y Manfred Schiedhelm y aclamado como un hito del diseño universitario cuando en 1973 su primera fase fue terminada.

La fachada fue diseñada por Jean Prouvé, siguiendo el sistema proporcional del Modulor de Le Corbusiery utilizando acero Corten cuyas características corrosivas crean una capa de auto protección. El aspecto “oxidado”( rusty shack) de estos edificios les valieron el apodo de “cubo oxidado”. Sin embargo, en las secciones delgadas utilizadas por Prouvé el acero era propenso a la caries, que a finales de la década de los 90 se habían extendido. Como parte de un proceso global de renovación, el antiguo revestimiento ha sido remplazado con un nuevo sistema con detalles de bronce, el cual con la patina que le da el tiempo emula los tonos del color original.

Las nuevas fachadas se mantuvieron fieles a los planes de Prouvé, aun cuando se modificaron algunos detalles necesarios para ajustarse a los requerimientos técnicos y medioambientales actuales. Sus techos fueron adaptados para convertirse en zonas verdes.

Nueva construcción

La planta del edificio para la biblioteca es un círculo distorsionado donde el vidrio y el acero se levantan y se deforman para adaptarse a la mayor superficie posible, sin crear un impacto dominante en esta zona de la ciudad donde la edificación es baja. El nuevo edificio se funde entre las estructuras históricas, como una burbuja metálica gigante. Su poderoso aspecto combina el carácter de las cúpulas geodésicas de Richard Buckminster Fuller con los últimos avances en estructuras sostenibles.

Una membrana interna traslúcida de fibra de vidrio filtra la luz solar y crea una atmósfera de concentración, mientras que las aberturas de las ventanas dispersas crean cambios en los patrones de luz y sombra, con vistas momentáneas del cielo y destellos de luz solar.

La nueva construcción ofrece una superficie útil para la biblioteca de 6.290 m2 distribuidos en 5 plantas, una de ellas subterránea. Las estanterías que contienen los libros se encuentran en el centro de cada piso, con escritorios para la lectura dispuestos alrededor del perímetro. La disposición de los estantes sigue el mismo patrón en cada nivel a fin de lograr un máximo aprovechamiento del espacio disponible.

La biblioteca pone a disposición de sus visitantes 650 puestos de trabajo con conexión WLAN repartidos entre sus cinco plantas. Los diferentes niveles están conectados por una escalera abierta central y dos núcleos adyacentes al edificio central. Los núcleos son estructuras paralelas con escaleras de emergencia, ascensor, salas sanitarias y salas de equipos técnicos.

El perfil de la serpentina del suelo crea un modelo en el que cada planta se hincha o retrocede con respecto a la de arriba o debajo de ella, lo que genera una secuencia de espacios generosos, llenos de luz en los que trabajar.

  • Instalaciones a disposición de los usuarios:

650 asientos para los usuarios, acceso a la red de la Universidad (WWW), el 50% de LAN y LAN inalámbrica dentro de la biblioteca, 40 plazas con computadoras, 1 sala de estudio con 17 ordenadores, 1 sala de estudio con taquillas individuales para lectores especiales, 1 sala de estudio audiovisual, área para lectura de periódicos en el lobby, 2 salas de lectura especiales para usuarios con discapacidad visual que también disponen de instalaciones especiales para uso multimedia, sala para fotocopias.

Metáfora de “cerebro”

De acuerdo con la metáfora de “cerebro” que se ha ganado el edificio por su forma, la blanca piel interna se puede identificar con la membrana cerebral, mientras que el espacio entre la piel interior y exterior sirve como cámara de aire para la ventilación natural del edificio.

El cráneo cubre un edificio compacto con cinco niveles los cuales tienen casi el mismo plano, pero se hacen más pequeños en tamaño en los pisos superiores. Una vez más, al igual que un cerebro, se dividen claramente en hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo. La división entre los dos lóbulos del cerebro es especialmente evidente en los tres niveles superiores, que retroceden en galerías rodeando el atrio de la zona de entrada de la biblioteca en el primer piso. Esto permite al visitante experimentar la biblioteca, a pesar de su tamaño compacto, como un amplio edificio, claramente estructurado. Una apertura central en el sótano, menor que la del atrio de la primera planta, crea también allí una sensación de amplitud.

El mostrador de circulación se encuentra en el primer piso, justo en el centro del atrio, que es, por cierto, más o menos el lugar donde en un cerebro humano se ubica el nervio óptico. La supervisión, una de las funciones del personal en el mostrador de circulación, está apoyada por un sistema de detección automática de libros, que se instala a ambos lados de la mesa.

El centro de control técnico se encuentra en la mitad posterior del sótano. Este es más o menos el mismo lugar donde en el cerebro humano se encuentran el cerebelo y el tallo cerebral: en la fosa craneal posterior en la parte posterior inferior del cráneo. Las funciones motoras del tallo cerebral no son diferentes a las del centro de control técnico de la biblioteca, que supervisa el ahorro en el sistema de aire acondicionado, incluyendo la ventilación natural y la recuperación de calor.

Los tres niveles superiores se ondulan como lóbulos cerebrales. Similar a la forma en la que se extiende la superficie del cerebro, este modelo permite un mayor número de lugares de trabajo para los lectores. En el cerebro humano la frontera ondulada, llamada la corteza cerebral, es el principal órgano integrador del sistema nervioso central. Aquí es donde se realiza el verdadero trabajo intelectual: el lenguaje se entiende, se dan impulsos para la acción, y la experiencia se almacena en la memoria. Esto también es, a grandes rasgos, lo que los lectores tienen que hacer en la corteza cerebral de la biblioteca, con mesas dispuestas a lo largo de las barandillas exteriores en todos los niveles: para comprender, transformar y almacenar la información, ya sea en papel o, como se está haciendo cada vez más frecuente, por vía electrónica.

Estructura

La estructura es en forma de cúpula sobre una planta oval. La nueva biblioteca ocupa un espacio creado a partir de la unión de seis de los patios de la universidad. Sus cuatro pisos disponen de una ventilación natural, un recinto burbuja que está revestido de aluminio y paneles de cristal y apoyado sobre una estructura de acero tubular con una geometría radial. La retícula de la estructura de cubierta es espacialmente curvada, utilizando vigas Vierendeel. Los análisis de las cargas dinámicas (viento) se realizaron con un modelo de barra en 3D. La cubierta de vidrio exterior y la membrana textil translúcida interior forman el volumen de recuperación ecológica.

La estructura del edificio consiste en una fachada de doble piel que utiliza el viento y el sol para proporcionar ventilación natural durante casi todo el año. Los conductos de ventilación integrados en el suelo levantado del edificio, un núcleo de hormigón con calefacción radiante y un sistema de refrigeración mejoran el confort de los ocupantes. La planta subterránea es de doble pared y se utiliza para precalentar y prerefrigerar el aire de ventilación a través del contacto con el suelo.

Materiales

Climatoffice

Una piel de doble capa con el apoyo de una estructura de acero de gran envergadura encierra la estructura de hormigón de cinco niveles de la biblioteca. La envoltura exterior se compone de paneles de metal ligero, aluminio, elementos de ventilación y paneles dobles de vidrios que ocupan un 40% de la superficie de la cúpula.

La cavidad interna genera una especie de motor solar, que impulsa el sistema natural de ventilación. La membrana interna, hecha de un tejido de fibra de vidrio transparente, filtra la luz solar y produce una atmósfera que facilita la concentración. A su vez, aisladas aberturas en la construcción, un 8% de elementos de ventanas, permiten dar cortos vistazos al cielo y dejar pasar con libertad algunos rayos del sol, permitiendo regular el flujo de aire a través de sus aletas.
Conductos de agua atraviesan el núcleo de hormigón del edificio y son utilizados para calefacción y refrigeración, en combinación con los elementos naturales. El hormigón también sirve como un económico acumulador de calor. Este sofisticado sistema de ahorro de energía ha sido utilizada antes por Lord Foster en el Reichstag, edificio del Parlamento alemán en Berlín.

  • Características principales:

Fachada de doble piel para la ventilación natural pasiva

Núcleo de hormigón para la calefacción radiante y sistema de refrigeración

Amplia iluminación natural

  • Iluminación

Boceto

La iluminación se fija en el techo, en el medio de los pasillos, excepto en el último nivel, donde la iluminación se fija a los propios estantes, ya que no existe cielo raso.

Los estantes son de color gris, al igual que las moquetas en las zonas de librería. Aquí nos acercamos nuevamente a la metáfora del “cerebro” que se compone de materia gris, por lo que el código de color adquiere mayor consistencia.

Todas las mesas de trabajo en la biblioteca disponen de enchufes y tomas IAE/UAE de aluminio.

  • Conexión LAN

Una extensión flexible de la zona de computadoras se consigue gracias a la conexión LAN inalámbrica con acceso en toda la biblioteca. Existen 40 terminales para conexiones. Dos equipos que sirven como terminales OPAC están ubicados en cada nivel por la escalera, otros equipos se encuentran en el área de información en la mitad posterior del nivel uno. En el pasillo central se colocaron mesas de fácil acceso, con instalaciones especiales para los usuarios con discapacidad visual.

Planos Foster&Partners

Fotos Foster&Partners

¿Quieres ser el primero enterarte sobre nuevas obras, aniversarios, eventos, concursos y mucho más?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Te gustan las revistas de arquitectura?

Responde a esta encuesta sobre revistas de arquitectura y participa en el sorteo de 5 suscripciones a la revista ¡que tú elijas!

Participa ahora