Biblioteca Martin Luther King Jr. Memorial

Arquitecto Técnico
John (Jack) Bowman
Arquitecto reforma
Mecanoo Architecten, Martinez + Johnson Architecture PC
Ingeniero
Nelson Ostrom Baskin and Bernam
Constructora
Blake Construction Company
Diseñado en
1966
Año de Construcción
1969 - 1972
Pisos
4
Área construida
37.161,22m2
Ubicación
901 G St. NW, Washington, D.C., Estados Unidos

Introducción

La única biblioteca pública diseñada por el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe es la que se construyó en memoria de Martin Luther King Jr. en Washington, DC. En el edificio de 37.161m2 la transparencia y la luz son metáforas de libertad y conocimiento, los principios básicos de las enseñanzas que defendió el Dr. King.

Cuando Mies fue elegido para diseñar el edificio, el arquitecto Louis Justement describió la decisión como un “gran error”, argumentando que un arquitecto local debería ser el diseñador de la biblioteca central de Washington. Sin embargo, cuando Mies presentó su idea en febrero de 1966, el director de la Biblioteca Pública de California, Harry Peterson, dijo: “Este es el edificio de bibliotecas más funcional, más hermoso y más dramático de los Estados Unidos, si no del mundo”.

La biblioteca fue el último edificio del arquitecto, se comenzó en 1969 y se terminó tres años después de su muerte en 1972. El arquitecto John (Jack) Bowman, quien trabajó para Mies, se desempeñó como gerente del proyecto y supervisó gran parte de la construcción y decisiones relacionadas con la misma.

Renovación

En febrero de 2014, Mecanoo Architecten en asociación con Martinez + Johnson Architecture PC (M + J) fue seleccionada para diseñar la renovación de la Biblioteca.

Debido a los pocos medios para su mantenimiento el edificio se ha deteriorado, fallas en los techos, tuberías rotas y ascensores fuera de servicio entre otras deficiencias. Para su puesta adecuada en funcionamiento se calculó un presupuesto que oscilaba entre los $ 225 – 250 millones. Las obras comenzaron en 2017 y se calcula que tendrán una duración de 3 años.

Algunos de los planes de Mecanoo y Martínez + Johnson incluyen remover muchas de las paredes de ladrillo en el piso principal y agregar grandes escaleras de vidrio desde el hall de entrada hasta los pisos superiores. Otros planes incluyeron la construcción de una librería, un auditorio “informal” y un restaurante, denominado “Restaurante Mies”.

La mayor adición planeada es un quinto piso que alberga un espacio para socios sin fines de lucro y la gran terraza al aire libre. Al final de las renovaciones, es posible que la única influencia duradera de Mies sea el esqueleto del edificio y el restaurante del mismo nombre, pero como Mies lo expresó tan acertadamente, “la arquitectura es impersonal”.

 Ubicación

La Biblioteca MLK fue construida para servir como la biblioteca central de Washington, DC en 901 G St. esquina con la 9th, el corazón del distrito de negocios de la ciudad capital de los Estados Unidos.

El edificio está situado dentro del área central de Washington DC, incrustado entre estructuras tan emblemáticas como La Casa Blanca y los edificios del Capitolio. También en diagonal a la Galería Nacional de Retratos-Smithsonian American Art Museum, un edificio del Renacimiento Griego de 1836 que figura en el Registro Nacional de Edificios Históricos.

Concepto

La Biblioteca Pública del Distrito de Columbia fue creada por una ley del Congreso en 1896 como entidad oficial para proporcionar libros y otros impresos y servicios de información a los hogares, oficinas y a todos los residentes del distrito.

Como expresión social, la nueva  Biblioteca en memoria de Martin Luther King Jr. fue profundamente innovadora para su época. El edificio fue la primera estructura modernista encargada por la Comisión de Arte del Distrito de Columbia y representó un punto de inflexión social para una definición cívica ligada a la tradición arquitectónica Washington, DC. Se trató de un esfuerzo consciente para realizar una estructura actualizada, innovadora y tecnológicamente avanzada en la empresa cívica y el tejido de la ciudad.

Diseño

Enfoque holístico

Mies utilizó un enfoque holístico para sus diseños los cuales incorporaban los principios básicos de su concepto estético. Sus decisiones de diseño fueron tratadas como aspectos interconectados del programa integral del edificio.

Diseño rectilíneo y simétrico

La arquitectura de Mies está definida por un estricto sentido de lo rectilíneo y los perfectos ángulos rectos, articulando claramente la estructura del edificio.  Desde el esqueleto de acero, los paneles de vidrio y los adoquines de granito, tanto en el interior como en el exterior el edificio exhibe una fisonomía rectilínea y simétrica.

Horizontalidad

Mies usó la geometría racional en su arquitectura para enmarcar sus composiciones. Las claves de su geometría en MLK son las proporciones horizontales del edificio. Esta horizontalidad se aprecia mejor en la forma tridimensional del edificio en su conjunto, donde su forma está en claro contraste con las proporciones verticales de los edificios de su alrededor.

Sentido de transparencia

En el edificio de la biblioteca el arquitecto utilizó la transparencia para que, desde la calle, en la planta baja, se pudieran apreciar las actividades que se desarrollaban en su interior.  Las ventanas ofrecen un sentido diferente de transparencia en las plantas superiores,  durante el día oscurecen la actividad de la biblioteca mientras que permite a los usuarios y al personal vistas de la calle y los edificios circundantes.

Grandes superficies y plantas diáfanas

Mies a menudo empleaba grandes volúmenes abiertos para definir el espacio y crear la forma arquitectónica. El gran espacio abierto en el primer piso de la Biblioteca MLK contribuye al sentido de transparencia entre interior y exterior, siendo el más grande y alto de los espacios públicos del edificio.

usó la geometría racional en su arquitectura para enmarcar sus composiciones. Las claves de su geometría en MLK son las proporciones horizontales del edificio.

Edificio

La Comisión de Bellas Artes, que supervisó el concurso para el diseño de la biblioteca, requirió un plan interior flexible y con posibilidades de ampliación cuando se considerase necesario. Otro de los requisitos recayó sobre la comunicación vertical en forma de ascensores y montacargas. Anteriormente la Comisión nunca había aprobado un diseño modernista para Washington DC.

Construido principalmente con acero mate y vidrio teñido bronceado, el edificio ejemplifica el sentido maduro de la arquitectura “Piel y huesos” de Mies van der Rohe. Las grandes ventanas tintadas proporcionan la declaración conceptual principal del exterior del edificio, crean una vista sombreada de los libros en el interior y, al mismo tiempo, demuestran la transparencia de una institución pública.

La biblioteca es un edificio de cristal y acero, con algunos muros de mampostería y losas de hormigón, que se eleva cuatro pisos y que manifiesta tanto el estilo internacional como los principios de diseño que Mies utilizó a lo largo de su trabajo. Entre las muestras del estilo internacional destacan el esqueleto de acero expuesto, nueva tecnología en la utilización del muro cortina de vidrio, formas verticales rectilíneas, grandes superficies y una logia empotrada alrededor del perímetro. Nombrado en honor del líder estadounidense de los derechos civiles, el vestíbulo del edificio incluye un gran mural de Martin Luther King, Jr., obra del artista Don Miller.

Espacios

La Biblioteca es un edificio rectangular con aproximadamente 37.161,22m2,  cuatro pisos por encima del suelo y tres por debajo.  El nivel más bajo está dedicado a estacionamiento. Construido en el entorno metropolitano de Washington DC, el edificio fue diseñado para satisfacer las necesidades de los usuarios de bibliotecas, grupos comunitarios y bibliotecarios. Como tal, la estructura se concentra en la integración vertical entre todos sus niveles, lo que garantiza la facilidad de flujo y comunicación.

Con un espacio central abierto rodeado por todos lados de pilas de libros, oficinas y salas de reuniones, la biblioteca estaba equipada con las más modernas comodidades tecnológicas en el momento de su creación, incluidas las cintas transportadoras de libros y los tubos neumáticos para acelerar el transporte de piso a piso.

El garaje, con una geometría simple,  fue diseñado como parte integral  del edificio y se abre a un vestíbulo interior que da acceso a escaleras y ascensores que llevan al vestíbulo principal.

El edificio tiene pocas paredes fijas y un plano de planta muy abierto, lo que ilustra la concepción de Mies de que el espacio público tendría que evolucionar con el tiempo para seguir siendo relevante.

En 2007 el edificio ingresó en el Inventario de Sitios Históricos de C.C., pasando a formar parte de los edificios protegidos. Cualquier cambio propuesto, tanto en el exterior como en el interior deben ser revisados por las autoridades del Distrito.

Ampliación y renovación

Mecanoo, junto con su socio local Martinez + Johnson Architecture, transformará la entrada principal y los dos núcleos adyacentes en puntos focales, creando nuevos espacios y permitiendo que entre más luz natural en el edificio. La propuesta de Mecanoo no compromete la comprensión del hito, sino que establece una composición elegante con una escala y densidad diferentes, creando una relación con el edificio y el contexto urbano.

Con la renovación se eliminan los muros perimetrales de ladrillo siendo reemplazados por grandes muros de cristal claro que conectan el interior de la biblioteca con el exterior, permitiendo ver desde la calle todas las actividades que en ella se desarrollan y la ganancia de una gran entrada de luz natural durante el día. En su interior se agregan nuevos espacios para actividades varias en beneficio de la comunidad y la terraza se convierte en un gran jardín con amplias vistas del contexto urbano de los alrededores.

Estructura

Compuesto por un marco de acero, un muro cortina y una rejilla columnar, el edificio incorpora todas las funciones de una manera notablemente bilateral. Los materiales estructurales utilizados son exitosos y el marco del edificio es técnicamente loable. Algunas paredes perimetrales y divisorias fueron levantadas con ladrillos claros.

Sin cambios estructurales importantes a lo largo del tiempo, el edificio sigue siendo un testimonio de su tiempo y de la intención del arquitecto.  Equipado con servicios tecnológicos de vanguardia, una forma rectangular simple y grandes espacios interiores rotos por ordenadas columnas, el edificio expresó la fría racionalidad de los estudios disciplinados.

La subestructura de acero y hormigón es independiente de la superestructura de acero y cristal que forma el muro cortina.

Viguetas de hormigón reforzado recubiertas con placas de acero corren horizontalmente de un lado a otro de la estructura para dividir las plantas, mientras que columnas de hormigón forman las plantas estructurales.

La horizontalidad de las vigas perimetrales se compensa con vigas de brida de acero, sin ningún tipo de adorno, fijadas verticalmente para que sirvan como parteluces. La única ornamentación no estructural del edificio son unas vigas más estrechas con reborde soldadas a las placas de acero para cubrir las columnas. Estos componentes corren desde la base del segundo piso hasta justo la base de la línea del techo, creando un ritmo articulado en la superficie plana del muro cortina.

La forma estructural del edificio establece un ritmo y equilibrio al que se hace referencia a través de todo el volumen, extendiéndose no solo a su desarrollo arquitectónico sino también a su diseño interior.

Diseño modular

Una característica que define el carácter del trabajo de Mies es su confianza en la geometría racional. Mediante un sistema de grillas, establece una base, un módulo base que rige todo el diseño. Mies explica de este modo la aplicación del módulo:

“…  “La estructura del edificio es un marco de acero y la crujía un múltiplo del módulo, 9,14 x 9,14m. Los parteluces de las ventanas subdividen la bahía en tres partes iguales de 3,05m cada una… “.

El módulo también se utiliza para la distribución de la iluminación y colocación de los muebles. Los adoquines de granito colocados en el exterior e interior de la planta baja miden cada uno un poco menos de 1,52×1,52m.

El edificio exhibe experimentación e innovación en tipología, con una gran cantidad de funciones que fluyen a través de una simple cuadrícula rectangular. Sin embargo, los materiales y sistemas relacionados con el funcionamiento interno del edificio han demostrado ser menos ventajosos a lo largo del tiempo y representan algunas de las dificultades para preservar y mantener los edificios del período modernista.

Como parte del diseño y función del edificio, Mies creó cuatro núcleos de servicio, uno en cada cuadrante del edificio, para de este modo dar servicio eficiente a las grandes áreas creadas. Éstos incluyen elementos verticales fijos como escaleras o ascensores, tubos neumáticos, elevadores eléctricos y ejes mecánicos.

Materiales

Todo el trabajo de Mies está marcado por el uso de materiales y métodos vanguardistas. Esto subraya el significado que “moderno” tenía para el arquitecto, no sólo desde el punto de vista estilístico sino como aplicación y uso tecnológico industrial. Las instalaciones de transportadores motorizados, tubos neumáticos, sistema de pesas automatizado o un circuito cerrado de seguridad con pantallas son solo una muestra de su creencia en el poder y la importancia de los avances modernos.

Una característica definitoria del diseño es la elección intencional y específica de materiales seleccionados para la MLK con tonos, texturas y reflectividad que se incorporan en cada aspecto del diseño del edificio.

Los materiales seleccionados proporcionan continuidad y definición.  Estas características se refuerzan con la aplicación de una paleta tenue de colores neutrales como grises cálidos, rosas, beige  y negro, utilizados en todos los materiales, ya sea estructura, suelos, paredes o mobiliario.

Las placas de acero que cubren el esqueleto de acero y hormigón, tanto en el exterior como en el interior, fueron originalmente recubiertas con una pintura conocida como “Detroit Black Grafito ”

La planta baja, retraída para crear una logia, está delineada principalmente por grandes paneles de cristal claro que van de suelo a techo, con marcos de acero. Originalmente los cristales que se colocaron tenían un espesor de 0,95cm entre barras de acero de 2,2cm. Los cristales de las plantas superiores, con el mismo espesor que los de la planta baja, están tintados en color bronce oscuro.

Continuando con las transparencias también en el interior se utilizaron particiones de vidrio para separar y conectar salas de lectura, salones y corredores.

Los suelos originales de la Biblioteca Martin Luther King Jr, tanto los adoquines de granito Rockville, la moqueta de lana, las baldosas de vinilo o las de cerámica, proporcionan la base para la paleta de colores de todo el edificio. Los adoquines de la planta baja de granito pulido son en tonos gris claro con manchas en gris más oscuro y negro. En el exterior los adoquines tienen un acabado más rústico y se colocan todo alrededor del edificio, en el garaje, en las rampas y en algunos zócalos exteriores. El granito también es utilizado en muebles del interior como superficie de escritorios.

El ladrillo beige con pequeñas manchas de hierro se utiliza tanto para superficies del exterior como del interior. En el exterior para construir el muro de contención en tres lados del edificio, el encuadre de la entrada principal, las paredes traseras, el muelle de carga y la entrada y salida del garaje. En el interior se utiliza el mismo ladrillo especialmente en el vestíbulo central, las salas de lectura, los pasillos y el auditorio.

Iluminación

El esquema de iluminación en el interior de la biblioteca utiliza tanto la luz natural como la artificial. Ésta última refuerza el principio general de diseño al hacer uso del módulo estándar, colocadas en el centro de las estancias y espaciadas 1,52m, haciendo énfasis en lo rectilíneo.  Las filas de cajas de luces se colocan perpendiculares a las pilas de libros de las salas de lectura del primer y segundo piso.

Los esquemas de iluminación en todos los pisos, que comparten un plano de planta común, tienen la misma orientación, la longitud de cada luz está orientada norte-sur, creando un fuerte sentido visual de la horizontalidad. Los fluorescentes miden aproximadamente 1,22m de largo y están protegidos con cubiertas de plástico translúcido.

En las salas de lectura y espacios de servicio los accesorios lumínicos no se establecen en una fila continua, pero mantienen la misma alineación general.

Drawings

Photos

Fotos archivo

Otras fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!