Biblioteca Pública Central de Amsterdam

Arquitecto
Año de Construcción
2007
Área construida
28.500 m2
Coste
80.000.000€
Ubicación
Prinsengracht 587, Ámsterdam, Holanda

Introducción

La Biblioteca Pública Central de Ámsterdam, diseñada por el arquitecto alemán Jo Coenen, es la cabecera de una red de 27 bibliotecas llamada Openbare Bibliotheek Ámsterdam (OBA, Biblioteca Pública de Amsterdam).

Con aproximadamente 28.500 metros cuadrados, es la biblioteca más grande de Europa. Su construcción tuvo un costo de 80 millones de Euros y recibe un promedio de 7000 visitas diarias. Está abierta los 7 días de la semana de 10:00 a 22:00 horas, no sólo la biblioteca, sino también la cafetería, el restaurante, el teatro, la terraza y la sala de exposiciones. El sistema de préstamo y devolución de libros, CD’s, DVD’s y juegos es totalmente automatizado.

Situación

Se encuentra situada en Oosterdokseiland, un área en desarrollo de la ciudad que se está construyendo a ambos lados de la Estación Central, donde también se encuentran otras importantes obras como el Nemo de Renzo Piano y el ARCAM (Centro de Arquitectura de Ámsterdam).

La Biblioteca es uno de los tres edificios que forman parte del master plan de desarrollo de este área.
Desde sus grandes ventanas se puede observar una vista panorámica de la vieja Ámsterdam así como el área de Oosterdokseiland y Westerdokseiland, en el lado opuesto de la Estación Central.

Concepto

Fue concebida como centro de encuentro cultural. En ella se desarrollan numerosas actividades para promover la educación, la lectura y el conocimiento entre todos los sectores de la población de la ciudad.

Uno de los grandes desafíos para el arquitecto, fue aumentar el tiempo que la gente pasa en la biblioteca. Habían calculado que los visitantes estaban un promedio de 20 minutos, casi lo que se tarda en buscar un libro. Las autoridades querían que este edificio no fuese sólo un almacén de libros sino que se convirtiese en un centro de aprendizaje, fuente de información, lugar de expresión y entretenimiento. Por esto, la biblioteca no solo cuenta con lugares de lectura, sino también con otros espacios de desarrollo de actividades.

El tema central de la obra es la luz, tanto natural como artificial. Los grandes ventanales permiten su aprovechamiento óptimo y otorgan espectaculares vistas de la ciudad desde un punto alto.

En la fachada se utilizó una trama de madera. Al pasear por el interior se revela su significado iconográfico, que representa las estanterías de los libros.

Toda la obra es un collage de tribunas, escaleras, huecos y atrios. El edificio en vertical se relaciona mediante dos grandes vacíos que conectan las plantas y permiten tener una vista de todo el volumen de edificio, exhibiendo también, un elemento singular: las escaleras mecánicas, que actúan como principal fuente de iluminación artificial.

Espacios

Tiene una superficie de suelo de 28.500 metros cuadrados, repartidos en 10 plantas, con 1200 asientos y 600 computadoras con Internet. También se incluye un auditorio, una sala de exposición, el Museo de la Biblioteca, el Museo de Gerard Reve y 2000 plazas de estacionamiento para bicicletas.

Una vez se ingresa al edificio, los paneles blancos que iluminan las escaleras indican con letras negras qué se puede encontrar en cada planta: material audiovisual, novelas, libros de viajes, de ciencias, etc.

El subsuelo está dedicado a los niños. Contiene, además de las estanterías, pequeñas construcciones a modo de torreones para que se entretengan jugando a la vez que buscan sus libros favoritos. En la planta baja, por la que se accede, se encuentra la sección de revistas y periódicos y, junto a estos, una cafetería en la que se puede tomar algo mientras se lee. También se pueden llevar libros al restaurante de la octava planta, que tiene una terraza hacia el sur con una excelente vista.

Cada planta tiene un sector particular que conforma un espacio distinto. En la parte posterior de la quinta planta hay un área con 15 sillones rotatorios de piel blanca a modo de espacio de relajación y desde donde se ven los hangares de la Estación Central. Además de las típicas mesas de estudio, hay sillas y sillones en distintos espacios, estratégicamente situados al lado de los ventanales, que invitan a la charla y el debate, desde los cuales, se puede observar la ciudad.

Cuenta con diferentes espacios además de los de lectura. Uno de ellos es el Teatro de la Palabra, con capacidad para 270 personas, en el que se dan conciertos, obras de teatro y proyecciones de documentales. Otras de las actividades, de las más curiosas, son “Café Filosófico”, un encuentro a puertas abiertas para aquellos interesados en filosofía socrática, y un “Podium de libre expresión” que permite a cualquier ciudadano contar su propia historia.

Iluminación

La superficie acristalada es muy importante en este edificio, presentando siempre enormes ventanales que permiten un aprovechamiento óptimo de la luz natural, así como vistas espectaculares de Amsterdam-Centrum.

Lo más singular del proyecto, es la iluminación artificial. Por un lado, la escalera mecánica que recorre verticalmente el volumen central de la biblioteca funciona como enorme luminaria y por tanto, como principal elemento de aporte de luz artificial. Su luz baña, por si sola, todas las plantas del edificio, ya que prácticamente no existen los tabiques. Por otro lado, se utilizó donde fue necesario, luminarias de suspensión, reafirmando la fuerte personalidad del proyecto.

Todas las fuentes de luz, permanecen ocultas e imperceptibles, integrándose en el diseño como parte del mobiliario. No existen apliques empotrados en falsos techos, por lo que los volúmenes permanecen muy limpios.

Materiales

La fachada principal está revestida de piedra natural y paneles de madera.

Video

Planos

Fotos

¡Los WikiArquitectura Student Awards acaban de empezar!

Si eres estudiante de arquitectura envíanos tu mejor trabajo del año y opta a ganar increíbles premios y ver tu trabajo publicado en la portada de WikiArquitectura. El registro es ¡GRATIS! 

¡Apúntate GRATIS!