Arquitecto
Arquitecto asociado
M. A. Dyer, Desmond & Lord, Shepley, Bulfinch, Richardson & Abbott
Ingeniero estructural
J. LeMessurier, Souza & True
Constructora
Vappi and Company
Promotor
Comisión del Centro de Gobierno de Massachusetts
Diseñado en
1962
Año de Construcción
1966 – 1971
Altura
27,43m
Ubicación
Boston, Estados Unidos

Introducción

El Government Service Center es una ciudad en sí misma similar al Barbican en Londres. Propone plazas y patios sobre un aparcamiento protegido por el «cuerpo» del edificio que permite accesos de forma más o menos porosa.  El brutalismo de este edificio de hormigón lo llevó a ser nombrado como el «edificio más feo de Boston«, compitiendo con el Ayuntamiento de la ciudad, su edificio más famoso y polémico.

Rudolph fue el arquitecto coordinador del proyecto,  asistido por M. A. Dyer, Desmond & Lord y Shepley, Bulfinch, Richardson & Abbott. El proyecto nunca llegó a terminarse completamente y los ciudadanos lo contemplan como otro de los grandes pasos cívicos en falso, un desarrollo problemático que ejemplifica las cualidades más alienantes del urbanismo de los años sesenta.

M.A.Dyer junto con Desmond & Lord fueron los diseñadores del propuesto edificio de Salud, Bienestar y Educación que fue aprobado pero nunca fue construido.

Desmond & Lord fueron junto con Rudoph los codiseñadores del Centro de Salud Mental Eric Lindemann.

La firma Shepley, Bulfinch, Richardson & Abbott trabajó conjuntamente con Paul Rudolph en la creación del edificio Hurley.

Historia

A principios de los 60, cuando Boston intentó reconstruir el centro de la ciudad, recurrió a arquitectos de primera línea, tal es el caso de  Paul Rudolph, el influyente presidente del departamento de arquitectura de Yale, New Haven, Connecticut, visto como líder dentro de la arquitectura de posguerra por cuestionar lo que se había convertido en la ortodoxia del modernismo. Rudolph creía que los omnipresentes edificios de oficinas de paredes de vidrio de la época hacían monótonas y aburridas las ciudades estadounidenses. La solución, para Rudolph y muchos contemporáneos fue el hormigón.  La solidez que ofrecía este material recordaba a los edificios de mampostería tradicionales y por lo tanto podía aportar a los centros urbanos un carácter monumental apropiado para una nación fuerte y segura de sí misma. Este tipo de monumentalidad se conoció como brutalismo, un término que Rudolph nunca utilizó.

Originalmente escogido para diseñar solo una parte de un complejo de tres edificios,    Rudolph tomó el control del proyecto en 1962 al esbozar rápidamente ante los otros arquitectos  un plan para unir los volúmenes mediante estructuras vinculadas. Juntos, encierran un patio en forma de abanico, el punto focal sería una torre de 23 pisos, el «imán» que daría la dirección, pero nunca llegó a construirse.  Para aumentar el sentido dramático, Rudolph aterrazó los espacios que rodean el patio, para que se asemejaran a los asientos escalonados de un teatro, lo que sugiere un anfiteatro donde se desarrollarían los encuentros cívicos.

En 1971 se había terminado parte del Proyecto, pero los tiempos habían comenzado a cambiar, a finales de la década de 1960, la guerra de Vietnam, los asesinatos políticos y la recesión económica habían alterado el ambiente de la Nación y los recortes económicos cancelaron la construcción dejando un gran agujero donde debería haber estado la torre administrativa y las escaleras Nautilus, que siguió siendo una triste presencia en el centro de la ciudad durante décadas.

Intervenciones

Con el paso de los años el Centro de Servicio del Gobierno se transformó en una sombra de lo que Rudolph imaginaba. El complejo fue concebido como un lugar de celebración y movimiento, pero los malos tratos lo han convertido en un lugar áspero, cercado con vallas de alambre en las pasarelas que en la actualidad se consideran demasiado bajas para la seguridad de los peatones.

En 1999 en el espacio vacío se construyó el Palacio de Justicia Edward W. Brooke, proyecto de Kallmann McKinnell & Wood. Aproximadamente al mismo tiempo, el área del patio se ajardinó y se agregaron escaleras, un elevador y una rampa de acceso para sillas de ruedas. Si bien las adiciones coinciden con el estilo del edificio original, se pueden distinguir de cerca por el diferente estilo de hormigón estriado utilizado, que carece del agregado expuesto áspero.

Pese a que muchas de las escaleras, terrazas y lugares protegidos están cerrados al público por la noche, estos son utilizados por la población sin techo de la ciudad para dormir y protegerse de la intemperie.

La plaza exterior en el lado norte, que en los dibujos originales de Rudolph se muestra llena de bancos, árboles y personas, ahora es un estacionamiento con una cerca de alambre alrededor.

Ubicación

El edificio ocupa la mayor parte de una gran supermanzana creada cuando el antiguo West End de Boston, Estados Unidos, fue destruido en nombre de la renovación urbana. El área fue cruzada por calles estrechas y en el centro entre las calles Staniford, Merrimac y New Chardon se levanta esta polémica estructura.

El complejo es relativamente bajo si se lo compara con el contexto circundante. La parte más alta es alrededor de 27,43m, mientras que el rango de los edificios que lo rodean está entre los 46-122 metros.

Concepto

Las ambiciones de Rudolph eran elevadas: el centro de salud mental de más de 20.900m2 es uno de los tres edificios originalmente diseñados para componer el Centro de Servicios del Gobierno. Como el arquitecto coordinador imaginó una plaza anclada en una torre de 23 pisos. Sin embargo, debido a los recortes de fondos impuestos durante las últimas etapas del proyecto, la torre nunca se construyó, dejando a Boston con el centro de salud mental diseñado por Rudolph y el edificio conjunto Charles F. Hurley.

El diseño del complejo fue inspirado por la idea de un anfiteatro que permitiera a los ciudadanos experimentar los dramas cívicos. Rudolph interpretó la grandiosa y monumental estructura como un espacio apropiado para los objetivos de la gran sociedad.

No fue casualidad el gran contraste entre el nuevo edificio y el que alberga el Ayuntamiento de la ciudad.  Rudolph diseñó el complejo no como otro búnker burocrático, sino como un espacio público que podría ofrecer un contrapunto claro y humano a la filosofía que dio forma al City Hall Plaza. Por muchas razones nunca floreció ni funcionó como esperaba.

En este proyecto el arquitecto utilizó la misma técnica que en una de sus más conocidas obras, el Edificio de Arte y Arquitectura de Yale. Decidido a sacudir el status quo de las aburridas torres de oficinas de vidrio, Rudolph vio las creaciones de hormigón como una forma de inyectar personalidad en las ciudades estadounidenses, aunque nunca usó el término «brutalismo» para definir su enfoque.

Espacios

Ubicación edificios

Incluso sin la torre que iba a servir de anclaje, el complejo es una presencia sorprendente, con su grandeza realzada por proyecciones dramáticas y sombras oscuras proyectadas por sus formas. El edificio parece levantarse del suelo sobre grandes cilindros mientras que una escalera curva flota sobre un lado ofreciendo un portal hacia el centro. Tal vez la característica más distintiva son sus paredes onduladas, que los trabajadores terminaron a mano, primero moldeando el hormigón en moldes de madera con nervaduras y luego utilizando martillos para cortar el agregado. Con un equilibrio de forma y función, la textura enmascara grandes franjas exteriores descoloridas, resultado de su exposición a la intemperie.

El complejo inacabado quedó formado por dos cuerpos conectados, el Edificio Charles F. Hurley y el Centro de Salud Mental Erich Lindemann. La sección Hurley alberga la División de Asistencia por Desempleo y otras oficinas del gobierno estatal. La estructura incluye un estacionamiento de dos niveles parcialmente oculto debajo del patio.

Edificio de Salud Mental

El Centro de Salud Mental Erich Lindemann es una gran masa de hormigón que forma parte de un complejo de edificios incompletos.  Diseñado por Paul Rudolph en 1962 y terminado en 1971, la creación brutalista es una presencia decididamente imponente a solo unas calles del Ayuntamiento, una presencia que habría quedado eclipsada por una torre brutalista mucho más grande, si todo hubiera ido de acuerdo al plan del arquitecto.

Poniendo en práctica su convicción de que la geometría no ortogonal era beneficiosa e incluso terapéutica, Rudolph diseñó las habitaciones de forma ovalada y corredores curvos revestidos con hormigón corrugado. En los espacios comunes se colocaron banquetas también curvas y estanterías de madera, inclusive en uno de ellos se levantó un escenario y un vestidor para que se pudieran realizar obras amateur como forma de estimular y unir a las personas.  Tales instalaciones, al igual que el resto del complejo, contrastaban poderosamente con el funcionalismo escueto que habitualmente se considera adecuado para las instalaciones públicas.

Edificio Hurley 

La sección de Hurley alberga la División de Asistencia por Desempleo y otras oficinas del gobierno estatal.

Patio

Cada elemento del patio tenía la intención de crear un contraste con la Plaza del Ayuntamiento. Ésta era plana mientras que la superficie del patio interior de Rudolph estaba sutilmente inclinada para atraer a los usuarios a un conjunto de escaleras curvas en forma de concha en la base de la torre, la escalera Nautilus. Ésta sería un lugar de encuentro, un punto de referencia inolvidable en comparación con el City Hall Plaza relativamente sin rasgos distintivos. El patio de Rudolph incluía líneas incisas para conducir a los visitantes a través de sus variados espacios. De esta manera esperaba estimular diferentes reacciones emocionales, comparables  al sentido de refugio sublime que la gente siente cuando se encuentra con la inmensa plaza y la Basílica de San Pedro en Roma.

Estructura y Materiales

En su diseño para el Government Service Center, el arquitecto mezcla las líneas rectas que utilizó en Yale con extravagantes formas curvas como las que aparecen en los Laboratorios Farmacéuticos Endo, en Long Island. En este caso la mayor parte de las superficies curvas se concentran en el Edificio Lindemann.

El edificio lleva la indiscutible firma de Rudolph en la utilización del hormigón, tanto en las superficies externas como internas. El arquitecto recurrió al hormigón martillado, también conocido como “hormigón de pana” que ya había utilizado en el Edificio de Arte y Arquitectura de Yale.

Muchos de los sectores construidos no cumplen con las actuales normas para la construcción, como pueden ser la salida de emergencia o las monumentales escaleras cuyas barandillas integradas, también de hormigón, no tienen la altura reglamentaria. Lo mismo sucede con las barandas de tubo colocadas en los núcleos de escalera en el edificio Hurley y con el ancho de los peldaños.

Edificio Hurley

La planta tipo del Edificio Hurley es abierta con oficinas perimetrales y cubículos en el centro. Las paredes divisorias son modulares desmontables con conexiones eléctricas y telefónicas incorporadas.

Además de los núcleos de hormigón y las paredes exteriores, el interior de Hurley se asemeja a una configuración de edificio de oficinas regular de la época, con poca entrada de luz natural debido a las profundas placas del piso.

Edificio Lindemann

El Edificio Lindemann sigue una tipología diferente debido a su uso como instalación dedicada a la salud. Las paredes interiores combinan terminaciones en hormigón visto con otras recubiertas con yeso sobre una malla de alambre metálico de 12,7cm de ancho.

Las habitaciones clínicas y para los pacientes se extienden a lo largo del interior de la placa del piso, diseño que muchas veces provoca cierta cierta desorientación.

 

Planos

Fotos

Seth Tisue

 

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!