Edificio Prudential Guaranty

Arquitecto
Año de Construcción
1895-1896
Altura
46 m
Pisos
13
Ubicación
Buffalo, New York, Estados Unidos

Introducción

El Edificio Guaranty, completado en el año 1895, es reconocido internacionalmente como una de las obras maestras de Louis Sullivan, probablemente uno de los arquitectos americanos más importantes del siglo 19 y conocido a día de hoy como “El padre de los rascacielos”.

En la década de 1890 los rascacielos eran el nuevo e inequívoco tipo de edificio americano. La mayoría de los primeros rascacielos, incluyendo a algunos de los vecinos del Edificio Guaranty utitizaron diseños europeos con fuertes composiciones horizontales en fachada para des-enfatizar su verticalidad. Se utilizaban estilos conocidos para un tipo de edificación totalmente nueva.

Sullivan quiso un estilo arquitectónico totalmente nuevo para este nuevo tipo de consturcciones que expresase la seguridad y prosperidad de los Estados unidos a finales del s.XIX. Desechaba los diseños tradicionales y celebraba la verticalidad del rascacielos. El Edificio Guaranty es un sobresaliente ejemplo de la innovación de Sullivan.

Este edificio marca el comienzo de un estilo arquitectónico distintivamente americano que llegarían a influir al por aquel entonces joven Frank Lloyd Wright, quien se unió a la firma de Sullivan en 1888.

Historia del edificio

La historia del edifico comienza aproximadamente hacia el año 1890 cuando en el terreno en el que ahora se emplaza había una pequeña construcción de madera. L.Taylor, un magnate local del petróleo, compro el terreno con el sueño de construir el mejor edificio de oficinas del país.

Taylor murió antes de que se llegasen a completar sus planes y la empresa Guaranty Construction adquirió el proyecto y lo llevó a cabo entre 1895 y 1896. El edificio llegó a ser el más alto de la ciudad tras su finalización.

El edificio fue rebautizado como Prudential Building debido a la refinanciación que esta empresa ofreció. Hoy en día se pueden ver los dos nombres sobre su fachada.

La gran depresión trajo tiempos difíciles para el edificio. Aún siendo reconocida como una obra maestra de la arquitectura a principios de la década de los 40 el edificio sufrió serias deterioraciones a lo largo de las siguientes décadas. A mediados de los 50 el edificio era descrito como una obra antigua y sucia. En 1955 se llevó a cabo un primer plan de restauración para el exterior de las plantas más bajas y los cielorrasos del lobby. Un intento posterior por restaurar las piezas de terracota no hizo más que dañarlas al utilizarse una técnica errónea.

El declive se acentuó con un incendio en el 1974 que dañó los interiores. El edificio fue vendido en subasta. A pesar de ser incluido en la lista de Sitios Históricos Nacionales en 1975 sus dueños (que no eran de la ciudad) planeaban demolerlo para recalificar el terreno. Finalmente se consiguió detener estos planes de demolición.

En 1982 un proyecto de restauración de 12,4 millones de dólares fue completado y el Edificio Guaranty recuperó al fin su lugar en la ciudad de Buffalo.

El futuro del edificio volvió a peligrar en 1998 cuando su dueño se declaró en bancarrota. La firma de abogados Hodgson Tuss LLP quien había tomado parte en los esfuerzos anteriores por preservar la obra lo compró en 2002 como sede para sus oficinas.

Situación

El edificio se ubica en el centro de la ciudad de Buffalo, a escasas calles de las orillas del Lago Erie.

Su dirección exacta es: 28 Church Street, Buffalo, NY, Estados Unidos.

Concepto

El edificio ilustra la famosa frase de Sullivan que decía: “Las formas siguen a las funciones”. Los ornamentos de terracota, por ejemplo, acentúan la estructura interna del edificio.

Podríamos dar un paso más incluso y atrevernos a descifrar la fachada del edificio como un reflejo de uno de los inventos que permitieron el nacimiento de los rascacielos y que articulan estas obras, los ascensores.

Hay quien dice que Sullivan no se atrevió a presentar en fachada las innovaciones tecnológicas con las que estaba dotado el rascacielos y que por eso ornamentó la fachada con motivos florales, etc.

Sin embargo se puede hacer otra lectura prácticamente contraria. Las ventanas en forma de óculo del último piso reflejan las poleas de la maquinaria de los ascensores que se encuentra precisamente en este último nivel del edificio. Las líneas verticales que generan la composición de la fachada no son más que la representación de los cables de acero que recorren el edificio de arriba a abajo pasando por las poleas situadas en el último piso permitiendo a los ascensores desplazarse sobre su eje vertical. El edificio se transforma así en un rascacielos en movimiento. Esta es también la mejor representación sin palabras del concepto anteriormente mencionado “Las formas siguen a las funciones” ya que las formas de la fachada no son más que un reflejo de las funciones interiores del edificio.

Espacios

El edificio es, en su fachada y en su concepción, reflejo de la función que se le exige; así, el bloque de oficinas ha de tener un sótano para calderas y elementos de conducción; los pisos bajo y primero, que sirven para comercio, serán luminosos y amplios, con entrada muy vistosa; los pisos altos son para oficinas con determinadas características de iluminación, pero todos iguales, por lo que al exterior, con más o menos ornamento, debe resaltarse esa igualdad; el conjunto termina en un ático de coronamiento, destinado a servicios de mantenimiento y maquinaria, que al no ser oficinas no tiene por qué atenerse a las anteriores características.

En planta el edificio forma una “U” creando un patio interior. Las oficinas reciben luz o bien por la propia fachada o bien por el patio interior que se revistió en tono blanco para que la luz se reflejase y llegase a todos los rincones.

Estructura

Como rasgo principal de la nueva arquitectura de los rascacielos la estructura se construyó en acero a base de perfiles laminados de diferente sección.

Toda la estructura se recubrió con un material ignífugo para protegerlo contra posibles incendios. Recordemos que por aquel entonces el gran incendio de Chicago aún estaba presente en la mente de todos.

Materiales

La estructura se construyó enteramente en acero.

En fachada los materiales predominantes son la terra cota (uno de los materiales favoritos de Sullivan y otros arquitectos de la epoca) del ornamento y el cristal de las ventanas.

Fotos

Library of Congress

Links

  • [http://www.loc.gov/pictures/item/NY0204/ Prudential Building, 28 Church Street, Buffalo, Erie, NY]

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!