About Louis Sullivan

Louis Henry Sullivan, considerado el primer arquitecto moderno de América, nació el 3 de septiembre de 1856 en Bostón.

Cursó estudios de arquitectura en el Instituto Tecnológico de Massachussets, y entre 1874 y 1876 vivió en París donde asistió a la École des Beaux Arts. A su regreso de Europa se estableció en Chicago donde se estaba llevando al cabo la reconstrucción de la ciudad destruida por el gran incendio de 1871. Trabajó para el ingeniero Fredrik Baumann, ocupándose de los problemas estructurales relativos a las grandes obras. En 1879 formó sociedad con Dankmar Adler de quien, en 1881, pasaría a ser socio. Fue allí donde se comienza a gestar la carrera de Frank Lloyd Wright, quien fue alumno de Sullivan después de haber abandonado los estudios de ingeniería civil iniciados en la Universidad de Madison y de haber trabajado con el arquitecto JC Silsbee en Chicago.

Con la Escuela de Chicago, L. Sullivan, comenzó a desarrollar una corriente que sería la base de la arquitectura moderna; creó formas originales, siendo capaz de conseguir una unidad estética en los edificios de altura. En sus diseños combinaba paredes de albañilería con detalles de terracota, enlazaba formas geométricas y defendía que el ornamento, cuando fuera usado, debería ser sacado de la naturaleza, rechazando referencias clásicas, principios que fueron tenidos en cuenta por su pupilo en el desarrollo del programa A Home in a Prairie Town.

Sullivan también fue un prestigioso teórico, que expresó sus ideas en conferencias y escritos como el ya clásico “Autobiografía de una idea”, (1924). Su famosa afirmación «la forma sigue a la función» se convirtió en leitmotiv para muchos de sus colegas, aunque él nunca la aplicó de forma literal, sino, tan sólo en el sentido de que la idea de un proyecto podía partir simplemente de sus consideraciones funcionales. Murió en Chicago el 14 de abril de 1924.

VER MAPA

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!