Arquitecto
Arquitecto Técnico
ES Associates
Ingeniero estructural
Oak Structural Design Office
Ingeniero Eléctrico
Lightdesign Inc.
Constructora
Takenaka Corporation
Promotor
Holpaf B.V.
Año de Construcción
2002 - 2004
Pisos
7
Área del terreno
516.23m2
Área construida
2.548.84m2
Ubicación
Shibuya-ku, Tokio, Japón

Introducción

En la década de los 90 casi todas las tiendas de lujo estaban en la búsqueda de nuevas formas para promover sus productos. Vallas, publicidad en televisión y anuncios en revistas no atraían la cantidad de público deseado y la forma de exponer sus productos era un tema común a todas ellas.

Con el tiempo se dieron cuenta de algo que habían sabido desde siempre, “el envase del producto es a veces tan importante como el producto en sí”. Y cuando el producto que se trata de promover es la propia marca, entonces el embalaje de la marca debe ser tan atractivo como sus productos. Así apareció la noción de “luxutecture”, diseño arquitectónico exterior con el fin de promover una marca. Gucci, Prada, Burberry, y otros se embarcaron en la misión de asegurarse de que el exterior de sus tiendas se viera tan bien como el interior y los productos que venden.

Cuando la maca Tod abrió su tienda de Omotesando, ya se habían construido varios edificios prominentes que respondían al concepto de “edificios de lujo”, pero la nueva construcción, del arquitecto Toyo Ito, creó una gran expectativa por su innovador diseño.

Situación

El edificio de Tod, está ubicado en Jingumae 5-1-15, Omotesando, la famosa avenida bordeada de árboles y la más prestigiosa calle comercial de Tokio en el distrito de Aoyama, Japón.

Concepto

El edificio está envuelto por una piel de apoyos de hormigón entrecruzados y vidrio, imitando los árboles que bordean la calle.
El efecto orgánico del exterior del edificio es particularmente impresionante en los meses más fríos, cuando las ramas desnudas de los olmos cercanos se reflejan en el edificio. El diseño de fachada imita los patrones naturales de crecimiento de los árboles cercanos, y quiso la suerte que en la acera y cercanos a la puerta haya varios árboles cuyas ramas van en dirección opuesta a la mayor parte de la super-estructura del edificio, creando una imagen de espejo de la naturaleza sobre la arquitectura realizada por el hombre. El diseño de ramificación se basa en la Serpentine Gallery de Londres.

Nuevo concepto de superficie

En toda la zona de Omotesando se han construido muchas tiendas, para marcas de lujo. Al escoger el hormigón como material de construcción Toyo Ito realiza una propuesta audaz, la utilización de un material sustancial y fuerte, ausente en la “arquitectura de cristal” de los edificios adyacentes.

«…Esta estructura de hormigón, sin embargo, no se utiliza simplemente como en la arquitectura convencional para expresar el volumen o la masividad de las paredes. Más que ser simplemente un patrón o una estructura, en este edificio adquiere una nueva dimensión en relación con la noción de superficie.
Los diversos estudios comenzaron con la pregunta: «¿Cómo podemos escapar de la noción convencional de la estructura de una pared?». El equipo de arquitectos estaba buscando una manera de evitar aberturas transparentes en un volumen opaco. En lugar de diferenciar la transparencia de la opacidad, se buscaba un nuevo método que las definiera y a la vez, de forma simultánea, las uniera, tratando de relacionar todas las líneas (columnas), superficies (paredes), y aberturas de una forma innovadora. Los estudios de repente se movieron en una dirección diferente después de la formulación de la pregunta: «¿No debería ser posible crear una superficie como estructura que exprese directamente el flujo de la fuerza, si se forma como un diagrama estructural dibujado como un patrón de líneas gruesas sobre una superficie plana? “

Después de pasar a través de este proceso, se concibió la idea de utilizar una estructura integrada por la superposición de siluetas de árboles, en un sentido, repentinamente.

Nuestra dirección se creó con una cierta emoción cuando, después de varias investigaciones, encontramos que a través de la forma del árbol podíamos lograr varias condiciones en una forma innovadora que es muy diferente de la geometría convencional. Los árboles son organismos que destacan por sí mismos, y por lo tanto, su forma tiene una inherente racionalidad estructural. El patrón de siluetas de árboles superpuestos también genera flujos de fuerza racionales. Se adaptó el diagrama del árbol ramificado, a medida que se desplaza hacia arriba del edificio, convirtiéndose en ramas más delgadas y numerosas, con mayor proporción de aberturas. Por lo tanto, el edificio se despliega con espacios interiores que muestran ligeramente diferentes atmósferas en relación a los diferentes usos previstos.

Rechazando las diferencias obvias entre paredes y aberturas, líneas y planos, dos y tres dimensiones, la transparencia y la opacidad, este edificio se caracteriza por un distintivo tipo de abstracción. La silueta del árbol crea una nueva imagen, con una tensión constante generada por la concreción simbólica del edificio y su carácter abstracto. Para este proyecto, se tuvo la intención de crear un edificio que por su novedad arquitectónica expresara a la vez la presencia viva de una marca de moda y que su fuerza en el paisaje urbano soportara el paso del tiempo…” (Toyo Ito

Espacios y materiales

Sección

El esbelto edificio que el arquitecto diseño para que la firma Tod pudiese exponer sus productos en la famosa calle Omotesando de Tokio tiene forma de L y está destinado a oficinas y tienda al menor de la firma italiana. En la última planta, con una terraza ajardinada, se ha reservado un espacio destinado a reuniones y otros eventos.

El edificio tiene siete plantas y en el Toyo Ito sigue con la exploración de sus ideas de superficie. En el interior, cristal opaco oculta la visión posterior para que los compradores se sientan atraídos por la parte delantera de la tienda en la que desempeñan un papel importante en la animación de la construcción. Por la noche y con la iluminación interna se aprecian mejor las formas orgánicas de su diseño.

Interior

La luz entra en el edificio a través del cristal transparente que llena los espacios entre los apoyos de hormigón en la fachada frontal, del lado norte. El vidrio es opaco hacia el sur, frente a hileras de casas privadas bajas que brindan luz diurna adicional en el edificio. El edificio cuenta con 270 aberturas, 200 de las cuales son sólo cristal y 70 combinadas con aluminio.

Los apoyos de hormigón sirven también como separadores del espacio en el interior del edificio en el que los materiales naturales, piedra, madera y cuero, reflejan la calidad de los productos expuestos.

Exterior

La profundidad de la estructura de hormigón ofrece un tono verde neutro, este efecto de color es el resultado del reflejo del vidrio coloreado. Además, dado que la parte de vidrio no tiene marco, crea sensación de perplejidad, en su conjunto, el aspecto visual recuerda un patrón dibujado sobre un plano.
La entrada posterior al edificio tiene forma de “casa de cuentos”, contrastando con una puerta ubicada en el lado derecho, rectangular y sin marco, de chapa de acero y firmemente fijada en el mismo plano que la pared de hormigón.

Estructura

La innovadora estructura creada por el arquitecto con las paredes de hormigón y vidrio en forma de árbol hace que sus ramas sean estructurales y rodeen el edificio por sus seis caras, creando un efecto visual espectacular y permitiendo una amplísima entrada acristalada.

El poder arquitectónico de los muros cortina no estructurales en la arquitectura moderna dieron lugar a la creación de la “fachada libre”. Con las nuevas tecnologías de la construcción para el hormigón y el cristal, Ito ha creado una nueva libertad en un muro estructural. Al respecto el arquitecto comenta:
“…El edificio Tod Omotesando es un ambicioso proyecto que incorpora conceptos y técnicas de vanguardia en la arquitectura contemporánea. Con este proyecto me esfuerzo para trascender el modernismo arquitectónico que caracteriza el siglo XX…”

Debido a su forma de L y estrecha fachada se diseñó la estructura ramificada que unifica el volumen. Esta superficie exterior sirve tanto como patrón gráfico y sistema estructural. Está construida con hormigón armado con 30cm de espesor y en ella se empotran sin marco los cristales. La superficie resultante soporta las losas de los pisos que se extienden entre 10-15 metros sin ninguna columna interna.

Descripción fachada

La fachada con apoyos de hormigón entrecruzados reinterpreta las siluetas de los olmos que bordean la calle. La división de las plantas se refleja en la estructura transparente y no por el trazado de la fachada que ha sido diseñada siguiendo el patrón generado por la superposición de nueve árboles. Siguiendo la lógica estructural de la botánica, las columnas son más anchas en la base del edificio y se van haciendo más esbeltas conforme van ganando altura, y también se van ramificando en un mayor número de elementos estructurales.

Se trata de un bloque con una pared cortina de cristal, soportado por miembros de hormigón y acero. Lo que llama la atención en su diseño exterior es que los miembros están dispuestos de tal manera que provocan que el edificio desafíe su propia forma. En lugar de los rígidos ángulos rectos y curvas matemáticas clásicas de la arquitectura realizada por el hombre, la estructura exterior de la tienda Tod está rodeada por amplias y suaves curvas y bifurcaciones que emulan formas orgánicas.

Para evitar la rotura de los cristales, ante un posible terremoto, la estructura se apoya en un amortiguador ubicado en los cimientos, algo habitual en las construcciones japonesas.

Las estructuras ramificadas no son simplemente una red bidimensional en el exterior, también corren por el interior, sirviendo como decoración, división de secciones, e incluso marcando inusuales escaleras. En algunos sectores el suelo es de cristal, secciones que no se pueden habilitar ya que el vidrio usado no es lo suficientemente fuerte como para soportar el tránsito de peatones debiendo ser cerradas con vallas metálicas.
La unificación entre la forma exterior e interior fue posible porque el mismo arquitecto creó ambas. Por lo general, hay un arquitecto para la construcción y otro para el interior. En este caso, una sola persona se encarga de crear el edificio, y el resultado justificó el riesgo.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Febrero 2013)

Otras fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!