Escuela al Aire Libre
Arquitecto reforma
J. & P. Cuypers, J.M. Peeters
Año de Construcción
1927 - 1930
Reformado en
1939, 1955, 1986
Pisos
4
Ubicación
Cliostraat 40, Ámsterdam-Zuid, Ámsterdam, Holanda

Introducción

La Escuela al Aire Libre en la calle Cliostraat forma parte de una serie de escuelas que en su  mayoría estaban situadas en el campo y estaban destinadas a niños enfermos, para ayudarles a ganar fuerza ayudados por el sol y el aire fresco. Duiker diseñó la primera escuela al aire libre para el niño sano en el patio interior de un bloque urbano. Para cumplir con los requisitos de higiene y óptima penetración de la luz solar y el aire, el arquitecto minimizó la construcción, un método de trabajo que es característico del Movimiento Moderno Holandés, Nieuwe Bouwen.

Desde principios del siglo XX, las escuelas al aire libre se han construido para ayudar a los niños físicamente débiles a ganar fuerza ayudados por el sol y el aire fresco. En 1927, Duiker y Bijvoet se encargaron de diseñar una escuela de este tipo en Amsterdam-Sur. Levantada en el patio interior de un bloque perimetral  fue precedida por cinco planes preliminares para varias ubicaciones.

En la Escuela al Aire Libre, los ideales de la arquitectura moderna, la luz, el aire y el espacio se han alcanzado de manera incierta. Se une a la fábrica Zonnestraal también de Duiker en Hilversum y a la fábrica Van Nelle de Van der Vlugt en Rotterdam como una de las obras maestras de este tipo de arquitectura en los Países Bajos.

Ubicación

La escuela fue construida en el patio interior de un bloque de departamentos ubicado en la calle Cliostraat 40, en el municipio de Ámsterdam-Zuid, Ámsterdam, Holanda.

Concepto

Partiendo del concepto de que la formación física de los niños es tan importante como la intelectual Jan Duiker organizó las aulas de tal modo que reciban abundante luz natural y sol. A su vez, que la terraza que comparten las aulas de las plantas superiores, que también es utilizada como aula, sea accesible la mayor cantidad de meses al año, con buen o mal tiempo, ya que está cubierta y protegida del viento.

Una inspección realizada en 1948 certificó que la escuela cumplía satisfactoriamente las condiciones exigidas, desde el punto de vista pedagógico, higiénico y fisiológico. Aunque la investigación científica ha demostrado que el aire fresco aumenta la resistencia a las enfermedades, la escuela al aire libre no se ha convertido en una tipología habitual.

Espacios

Originalmente el edificio principal de la escuela contaba con siete aulas cuadradas, 7,80×7,80m y una altura de 3,40m, una en la planta baja y dos en cada una de sus tres plantas superiores, con un gimnasio hundido debajo del aula de la planta baja para poder alcanzar la altura necesaria.  Tres de las paredes de las aulas son acristaladas, la cuarta que sirve de apoyo para la pizarra y donde también se ubica la puerta de entrada al aula es la única de mampostería de suelo a techo. La otra superficie de material está formada por los muros sobre los que se apoyan las cristaleras que tienen una altura de 1,20m. Las cristaleras de acceso a las terrazas se abren en todo su ancho. En el pequeño distribuidor de cada planta y frente a las escaleras se ubican las puertas de los aseos. El edificio está coronado por una terraza.

En la cara sur de la manzana se construyó, probablemente en 1932, un portal bajo que fue modificado en numerosas ocasiones, alterando su original carácter “aireado”

En la actualidad el acceso desde la calle Cliostraat está flanqueado por un bloque bajo y transparente de viviendas que permite ver la escuela desde la calle y una sala para bebés construida sobre un refugio para bicicletas. Se construyó un pabellón de entrada y un “puente” que alberga clases para actividades lúdicas.

Una vez construido el edificio de la escuela el patio interior quedó con una superficie asfaltada de 1.350 m2.

 Reformas

Entre 1937-39 la planta baja se amplió, se agregó un aula de artesanías y en el entresuelo un anexo para la sala del director. El proyecto estuvo a cargo del estudio de arquitectura J. & P. Cuypers.

En 1955 A. Komter renovó el edificio principal.

En 1986 el arquitecto J.M. Peeters modificó radicalmente el portal, la sala del director se convirtió en un espacio para bebés y se agregó una nueva escalera.

En los años 1993 y 1994, la esbeltez original del edificio se restauró parcialmente y se restableció el esquema de color original, blanco, negro y el llamado «azul Duiker».

Estructura

Para esta escuela al aire libre, Duiker empleó un esqueleto de hormigón armado con jácenas en retícula, algunas en voladizo, que se apoyan en columnas exentas al interior cada 9m evitando la transmisión del frío y grandes hileras de ventanas que se pueden abrir completamente para que los alumnos puedan disfrutar el mayor tiempo posible del aire libre. La escuela consiste en un bloque cuadrado de aulas con cuatro niveles, ubicado diagonalmente en el sitio. Esta planta básica se subdivide en cuatro cuadrantes alrededor de un pequeño hall con una escalera central diagonal sobre uno de ellos. Los cuadrantes este y oeste contienen un aula por piso y comparten una terraza o aula al aire libre en el lado sur.  En la planta baja el cuadrante norte está ocupado por una sala para el personal, el oeste por un aula y también el acceso principal ubicado debajo de las terrazas al aire libre. Debajo del bloque del aula y hundido para poder alcanzar la altura necesaria se colocó el gimnasio.

Las columnas de hormigón están situadas no en las esquinas, sino en el centro de los lados de los cuadrantes, lo que produce una distribución favorable de fuerzas en las vigas de la fachada, manteniendo las esquinas libres de columnas y fortaleciendo el aspecto abierto y flotante de la escuela. Las losas de piso en voladizo sobre las vigas principales dan como resultado un contrapeso. Las columnas están además acopladas diagonalmente por vigas secundarias que expresan en el techo la composición espacial diagonal de las aulas.

La distribución de las fuerzas de la estructura se demuestra a través de las columnas y vigas. A excepción de un parapeto de hormigón bajo, las fachadas están totalmente acristaladas y están equipadas con ventanas giratorias con marco de acero que permiten abrir las aulas por completo. Las losas de piso de hormigón contienen tuberías de calefacción central en la parte inferior, instaladas durante el proceso de vertido.

Materiales

Jan Duiker optó por un marco de hormigón y delgados marcos de acero para las ventanas, con una gran cantidad de vidrio. Los antepechos también son de hormigón y están aislados por la parte de dentro.

Para calefaccionar las aulas el arquitecto recurrió a la radiación en el suelo, pasando tuberías de agua caliente por las losas de hormigón y aislando por debajo con paneles de corcho. De ese modo poder abrir las ventanas en invierno. Este sistema fue reemplazado en 1955. Las ventanas metálicas, con vidrio simple, están abiertas en el lado sur del edificio protegido del viento.

En el salón las pinzas para colgar la ropa estaban sujetas a las tuberías de calefacción para que estuvieran caliente en el momento de ser utilizadas.

En las terrazas el suelo fue cubierto con un aislamiento asfáltico y encima piezas cerámicas, en las aulas se cubrió con linóleo.

Las columnas, paredes y techos se pintaron de blanco, las puertas de azul.

Planos

Fotos

Fotos archivo

Otras fotos

Emplazamiento
Pin it
Planta general
Pin it
Planta tipo
Pin it
Piso 1º
Pin it
Sección
Pin it
Alzado original
Pin it
Planimetría original
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!