Kimbell Art Museum

Arquitecto
Año de Construcción
1966-1972
Ubicación
Fort Worth, Texas, Estados Unidos

Introducción

El origen del museo de arte Kimbell se encuentra en el deseo de su fundador, el multimillonario Kay Kimbell, de crear un lugar público apropiado para su colección de arte, fundamentalmente de pintores del siglo XVII y XVIII.

Cuando el Museo de Arte Kimbell abrió oficialmente sus puertas al público en 1972, marcó un nuevo hito en la obra de Louis I. Kahn e introdujo una nueva institución con una presencia considerable en Texas y en el mundo del arte en general.

“El espacio de un edificio debe poder leerse como una armonía de espacios iluminados. Cada espacio debe ser definido por su estructura y por el carácter de su iluminación natural. Aun un espacio concebido para permanecer a oscuras debe tener la luz suficiente, proveniente de alguna misteriosa abertura, que nos muestre cuán oscuro es en realidad” (Louis Kahn)

El Museo de Arte Kimbell es la última obra de Louis Kahn que fue inaugurada por él mismo en el año 1972.

Desde su inauguración, el Kimbell Art Museum ha ido ganando en reconocimiento, en su mayor parte, por la notoriedad del edificio, clásico moderno, del arquitecto americano Louis I. Kahn.

Historia

Kay Kimbell y su esposa, que han dado nombre al museo, establecieron una fundación para construir un museo de arte que albergara su creciente colección. La junta directiva de la Fundación de Arte Kimbell, creada en 1936, contrató a Richard B. Brown como director del museo en 1965 para la realización de la visión y la concepción del programa de la institución, así como para aumentar su colección. Brown escogió a Kahn para el encargo, aunque le exigió por contrato que colaborara con el estudio local Preston M Geren & Associates.

Como ocurre con muchas instituciones que construyen su primer edificio, el programa tuvo en cuenta los objetivos futuros del museo, asignando un gran espacio a la creciente colección de arte, lo que daría notoriedad a la institución y la convertiría en uno de los principales atractivos de la ciudad.

Kahn, que nunca se conformaba con soluciones fáciles, tardó tres años en producir cuatro propuestas de diseño para el museo.
El elemento común en todas sus propuestas era el empleo de cubiertas/techos cicloides horizontales.

Situación

Situado en medio de un parque, el solar trapezoidal de 3,8 hectáreas del museo se encuentra junto a otros museos destacados, sobre todo el Museo Amon Carter, diseñado por Philip Johnson e inaugurado en 1961.

Su dirección es 3333 Camp Bowie Boulevard, en el corazón del distrito cultural de Fort Worth, Texas, Estados Unidos.

Concepto

Al igual que en la mayoría de sus edificios Kahn consiguió idear características que contextualizaban y daban una personalidad única al proyecto. Una buena muestra de ello son dichas cubiertas-techos, que establecen una fina asociación entre la estructura y lo que fue en su día el entorno rural de Fort Worth.

En concreto, a lo lejos y en otro tiempo visible desde el lugar, había un silo de grano, derribado entonces.
Ideológicamente, se puede ver y entender mejor que la forma global de un silo de grano, que consta de una serie de formas abovedadas separadas por una superficie plana, que ha sido conceptualmente desprovisto de su condición vertical y se ha dispuesto horizontalmente en el paisaje pueda convertirse en la estructura de la configuración de la cubierta-techo.

Estas formas cicloides, ya estén dispuestas vertical u horizontalmente, son precisamente los elementos que caracterizan y contextualizar el Museo de Arte Kimbell en el paisaje tejano al que pertenece.

Uso de la luz natural

Unión de curvaturas que permiten el paso de luz natural

El uso magistral de la luz natural en el Kimbell Art Museum se basó en la colaboración entre Louis Kahn y Richard Kelly. Kahn quienes diseñaron una serie de galerías orientadas de norte a sur con techos abovedados, los cuales presentan una rendija de luz central. Kelly proyectó el sistema direccional de la luz mediante una lámina de aluminio abovedada.

A través de la perforación penetra la luz diurna, a fin de suavizar el contraste entre el reflector y la bóveda de cemento.
Se dejó sin perforar la parte central de la lámina de aluminio, con objeto de bloquear la luz diurna directa. En las zonas en las que no se requería protección contra la radiación ultravioleta, como el vestíbulo o el restaurante, se utilizó un reflector totalmente perforado.

Para el cálculo del contorno del reflector y de las propiedades de luz previsibles se utilizaron ya programas informáticos.
En la parte inferior del sistema de dirección de la luz diurna se integraron raíles electrificados y proyectores.

Para los patios, Kelly propuso plantas, a fin de suavizar la luz intensa que proyectan a los espacios interiores.

Bóvedas

La construcción americana más famosa del arquitecto Louis Kahn fue el Kimbell Art Museum, compuesto por seis bóvedas paralelas y grandes de hormigón, al igual que el techo, con luces en el cielo raso a lo largo de toda su extensión que crean espacios íntimos y monumentales al mismo tiempo, contemporáneos en su desnudez e intemporales en sus referencias a la arquitectura clásica romana.

Diseño

El diseño del Museo de Bellas Artes Kimbell, construido entre 1967 y 1972, ofrece en su linealidad la voluntad de contacto con el exterior: la luz natural y su tratamiento constituyen el argumento esencial del edificio, en el que Kahn experimenta reflejos cenitales sobre superficies curvas.

Espacios

Además de las galerías para exposiciones, las instalaciones incluyen la librería del museo, un auditorio con capacidad para 180 espectadores, una biblioteca de arte, un laboratorio de conservación de obras de arte y un restaurante.

Los espacios de las galerías no los delimita cada bóveda de forma individual sino que se fluye de una a otra a consecuencia de la liberación de espacio lograda con la eliminación de paredes divisorias.

Aunque también la creación de un espacio en el interior, a través de la luz, se consigue por la particularidad del techo para transmitir la luz natural. Esta particularidad se ha convertido en el elemento más popular de Kahn, difusores de luz natural a través de una pequeña ranura hacia el cielo y a lo largo de la bóveda de hormigón.

En el interior de las galerías el arquitecto incluyó tres patios, creados a partir del corte de las bóvedas en determinados lugares, los cuales traen luz y un pedazo del mundo exterior a la parte más “interior” de las galerías.

El museo está rodeado por un bosque y un estanque que agregan un entorno adecuado a todo el ambiente del lugar.

Estructura

Una simple composición de bóvedas de hormigón paralelas, se revela al visitante antes de pisar el interior del edificio, con los pórticos, que parecen ser una superflua continuación de la construcción.

Los innecesarios porches, según palabras del propio Kahn, definen el vocabulario estructural de todo el museo: básicamente una viga de hormigón de 2,54×0,58 mts, horizontal y apoyada en cuatro columnas cuadradas, sobre las que se apoyan las cubiertas en forma de bóvedas cicloidales que cumplen la misión de cubiertas-techos, y cuya estructura se utiliza, como en la mayoría de los edificios de Kahn, con el fin de crear un orden abstracto, una génesis de la creación de espacios más complejos.

El espacio resultante de la unión entre la curvatura del techo y la pared forma un travesaño, que deja pasar rayos de luz oblicuos en las salas. Estas rítmicas formas de cubierta, que pueden observarse en dos de las cuatro fachadas del edificio, ofrecen una viva impresión visual al subir la rampa escalonada que lleva a la entrada principal del museo.

Materiales

La simetría del diseño se ve reforzada por el uso de materiales naturales tales como el travertino y roble blanco, combinado con vidrio, hormigón, acero inoxidable y aluminio.

Los estrechos tragaluces que hay a lo largo de las bóvedas tienen en su interior reflectores de aluminio, a la vez que proveen a las galerías de una difusa luz natural

Para expresar las diferencias y las cualidades inherentes de los materiales, el arco de la cubierta-techo de hormigón está separado radialmente de la curva de la pared revestida de travertino adyacente.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!