Arquitecto
Promotor
Gobierno Provincial de Vorarlberg
Diseñado en
1989
Año de Construcción
1994-1997
Pisos
4
Ubicación
Bregenz, Vorarlberg, Austria

Introducción

Un año después de la finalización de las Therme Vals, el renombrado arquitecto minimalista, Peter Zumthor ha completado el diseño del Kunsthaus Bregenz, Museo de Arte de Bregenz.

Las bases del concurso realizado en 1989 pedían una galería provincial convencional. Paso a paso, el especial formato para el Museo se convirtió en un edificio de cuatro plantas aéreas y dos subterráneas. El edificio de exposiciones y el edificio de la administración enmarcan una plaza abierta, que se cierra por el sur con la pared del fondo de la sala expositiva, sin embargo se abre por otro lado hacia la ciudad. Esta plaza vincula al Kunsthaus con la vida de la ciudad de Bregenz y se utiliza de muchas maneras. La cafetería pone mesas y sillas al aire libre durante las estaciones más cálidas y a menudo, las exposiciones incluyen eventos al aire libre.

El diseño de Peter Zumthor destacó entre los demás porque era el único diseño que proponía una plaza como un espacio urbano abierto. Todos los otros trabajos planteaban una zona densamente edificada sobre la parcela disponible.

Conjuntamente con las Termas, el Museo de Arte de Bregenz colocó a Peter Zumthor en la vanguardia del minimalismo arquitectónico, como también de la fuerza creativa dominante en la disciplina de la arquitectura.

Situación

El edificio se ubica en Bregenz, en la Karl-Tizian-Platz, sobre el Lago Constanza, la capital de Vorarlberg, el estado federal más occidental de Austria, entre Suiza al oeste y Alemania en el noroeste. La ciudad está situada en una meseta que mediante una serie de terrazas llega hasta el lago a los pies de la montaña de Pfänder.

Contexto

Dentro del contexto urbano el Kunsthaus Bregenz fue concebido como una construcción solitaria en un lugar visible cerca de la orilla del lago. Llena el espacio en «Seestraße» entre el Teatro de Vorarlberg y la oficina principal de correos que estaba vacía desde hacía muchos años. La entrada se encuentra en el lado este del edificio frente a la ciudad. El edificio de la administración, situado en frente del museo, hacia el centro de la ciudad, actúa como una estructura de transición de cara a los edificios más pequeños y bajos de la parte antigua de la ciudad.

Concepto

El Museo de Arte de Bregenz, está en un estado de flujo constante, cambiando sus espacios expositivos para acomodar el arte contemporáneo internacional. El diseño minimalista de Zumthor adapta los espacios para el arte que se exhibe en sus exposiciones, creando una coexistencia y una redefinición de la relación entre el arte y la arquitectura.

El Kunsthaus Bregenz tiene dos principios fundamentales para su colección permanente: archivos de arquitectura-arte y una colección de arte contemporáneo, que complementa los espacios expositivos cambiantes. El museo se esfuerza por ser la intersección del arte y la arquitectura, que se abre a la cultura y la influencia internacional.

Descripción

  • Espacios

“…El edificio está hecho de acero, cristal y una moldeada masa de piedra de hormigón fundido que dota al interior del edificio con una textura y composición espaciales. Desde el exterior, el edificio parece una lámpara. Absorbe la cambiante luz del cielo o de la niebla del lago, que refleja la luz y el color y da un indicio de su vida interna de acuerdo con el ángulo de visión, la luz del día y el tiempo…” Peter Zumthor

Zumthor ha transformado las soluciones técnicas y racionales en situaciones sensuales y poéticas. La forma en que el vidrio brilla contra la luz le da una textura visual aterciopelada. Esta suavidad continúa en el interior, donde la superficie de hormigón está pulida y es suave al tacto, y donde elementos accesorios tales como marcos y pasamanos también están pulidos o son totalmente mate.

  • Estructura

La estructura minimalista se erige como una caja de luz que absorbe, refleja y filtra la luz a través de la fachada y de todo el edificio. Los translúcidos y grabados vidrios de las fachadas se iluminan, exteriormente por la luz del sol y en el interior por la luz artificial, convirtiéndose en una parte dinámica de la construcción, ya que reacciona de manera diferente de acuerdo a la luz, la hora del día, el clima y el contexto que la rodea. La luz que es capturada por la fachada de cristal se filtra a través de una cámara que la capta y distribuye a través de los espacios de la galería. La cámara crea las condiciones atmosféricas dentro de los espacios de la galería que tienen una relación condicional con el exterior, y viceversa.

Espacios

El proyecto está formado por dos edificios, uno el que alberga las galerías de exposición con 6 plantas, dos de ellas subterráneas y otro de dos plantas, donde se ubica la parte administrativa, un café, la librería y una tienda del museo. El museo dispone de 3.440 m2 de espacio utilizable, 26.57 x 26.57 x 30 m, el edificio más pequeño 540 m2, 8.35 x 21.57 x 11m.

Entre ambos edificios y un teatro ya existente se ha creado una nueva plaza peatonal para la ciudad. Ubicada en el lado sureste del edificio de exposiciones, esta plaza sin vegetación se abre hacia una calle del casco antiguo de Bregenz, en el lado opuesto está la costa del algo. En algunas ocasiones, las exposiciones se extienden fuera del edificio, en la plaza y cuando el tiempo es bueno el café también se apodera de este espacio público.

En el interior del museo el visitante se mueve de forma circular o bien utilizando el ascensor hasta el último piso y descendiendo luego por las escaleras.
Este patrón circular es el resultado de la configuración estructural del espacio. Los forjados están apoyados en tres muros de carga interiores situados en los perímetros de la galería. Es común para los curadores de este museo dividir cada exposición en tres partes, siguiendo la organización del edificio, al mismo tiempo la neutralidad formal de los espacios permite a la institución cambiar la calidad del espacio con cada exposición.

Niveles subterráneos

Planta subterránea

Debido a las condiciones de luz diurna, el primer nivel subterráneo tiene capacidad para espacios accesibles al público, tales como una sala de conferencias y el centro educativo del museo, además de salas de depósito y mantenimiento e instalaciones sanitarias.

El segundo nivel subterráneo, que no es accesible al público, alberga los archivos, los talleres, una sala de limpieza, también los controles eléctricos, de calefacción y climatización.

Planta baja

Más allá de la entrada, nos encontramos con una sala multifuncional que se utiliza como un hall de entrada, con guardarropas, ubicación de la mesa del cajero y diversos eventos. Los muros exteriores de la planta baja y del primer nivel subterráneo son de vidrio grabado desde el suelo hasta el techo.

El vestíbulo ofrece una buena vista del diseño estructural del Kunsthaus, fue levantado como una construcción esqueleto, es decir, sin pared exterior, los elementos estructurales interiores soportan el edificio. Este especial método de construcción hace que la superficie libre de la fachada tenga una cristalera lo más completa posible.

Plantas superiores

Las tres plantas superiores de exposición sólo se diferencian en cuanto a la altura del techo. El tercer piso, con las mejores condiciones de luz diurna, tiene una altura de 4.70m, el segundo y el primero 4.20m. Los muros son de hormigón visto, formados con paneles no estructurales, a los cuales, una vez secos, se les retiraron los marcos y se limpiaron suavemente con jabón, no se pulieron. Los suelos son de terrazo de concreto fundido y pulido

Galerías

En el edificio de exposiciones no existen más aberturas que la puerta principal y la salida de emergencia.
El interior del museo complementa la sencillez exterior y la estética minimalista. Los espacios de la galería están compuestos de materiales con mínimos diseños, pero muy eficaces en los detalles y las condiciones atmosféricas. Las paredes y el piso son de hormigón pulido, y el techo, que filtra la luz procedente de la cámara, es de vidrio esmerilado.

Los materiales básicos del interior dan a los espacios de la galería una marcada sensación de frialdad, trabajada para dar cabida y realce a la obra de arte en el espacio. Cuando la luz entra a través de la cámara, el hormigón pulido parece desmaterializarse y diluirse, permitiendo que las cerradas galerías se inunden de claridad.

El interior funciona como una fusión entre el arte y la arquitectura que, aunque muy diferentes en importancia y composición, mediante la mezcla y combinación de la difusa luz natural y la paleta de materiales neutros crean una unión coherente, un museo de arte contemporáneo donde ni el arte ni la arquitectura se eclipsan entre sí.

Edificio complementario

La administración, la cafetería, una biblioteca y la tienda del museo fueron ubicadas en una estructura independiente levantada frente al museo. Este edificio más pequeño está hecho de hormigón negro, y cristales oscuros.

Estructura

El edificio que Zumthor diseñó para el museo se caracteriza por una “doble carcasa”, un edificio de hormigón con planta libre cubierto por una fachada autoportante totalmente independiente del cuerpo de hormigón. La planta libre permite la flexibilidad del espacio en el momento de organizar las exhibiciones de arte dentro de las galerías.

La estructura del museo es no sólo minimalista, sino que también reduccionista en el sentido de que sólo tres paredes soportan el edificio y todas las losas de sus plantas. Su esqueleto estructural está hecho con acero.

Planta baja

Detalle fachada entre plantas 2-3

Tres bloques de hormigón verticales soportan los pisos y los techos del Museo. Estas losas-pared estructuran el interior y dividen el desarrollo vertical del edificio. Detrás de ellas, se encuentra la escalera principal, las salidas de emergencia, los ascensores de visitantes y los de carga . Debido a que estas utilidades funcionales se han colocado fuera de la estructura principal, en el centro se ha creado un gran espacio libre para exposiciones. El Kunsthaus ofrece aproximadamente 2.000 m² de espacio para exposición, 464 m² por planta mas los metros del primer subsuelo.

Los tres muros de hormigón que encierran los espacios de la galería y la sección externa de los espacios de circulación en el perímetro del edificio, crean un edificio de reclusión y apertura, todo en uno.

Fachada

La organización de la fachada se basa en una regla muy estricta que se podría definir por su regularidad, con un ritmo claro y constante, tanto horizontal como verticalmente. Se trata de una estructura de acero que soporta tanto los paneles de cristal exteriores como los interiores.

Esta fachada extremadamente simple resulta interesante por su transparencia que permite que desde el exterior sea visible su estructura de hormigón. Entre la fachada exterior y el interior se abre una brecha de 90cm, un pozo de luz que permite está visión, dependiendo de la luz. Esta brecha está equipada con ascensores de limpieza utilizados para el mantenimiento y conservación del edificio. Además acomoda la instalación lumínica nocturna del museo.

Fijaciones

Fijaciones hechas a medida, diseñadas para dar cabida a la superposición visual de las tejas de vidrio y presentar una fachada sin marco alrededor del edificio, crean un efecto de cubo de luz que cobra vida al anochecer y que actúa como un faro en la noche de cara al lago.

Iluminación

En los espacios de circulación, escaleras y pasillos, la iluminación es lateral, difusa, obtenida a través de los paneles de cristal grabados de la fachada

  • Galerías

Para animar de una forma especial la concentración en las cuatro plantas apiladas de exhibición, las galerías se han hecho sin ventanas, aunque la luz del día está en todas partes, difundida por el vidrio grabado de la fachada. No importa en que dirección entre la luz, siempre se transmite horizontalmente en el interior. Por lo tanto se han construido unas cavidades por encima de cada planta para captar la luz que entra por los cuatro costados de la construcción y es desviada hacia abajo en cada sala de exposiciones.

Materiales

Los principales materiales utilizados en la construcción de estos edificios son el acero, el vidrio y el hormigón armado.

Vidrio grabado

Inicialmente se había planeado que la luz diurna entrara directamente en el edificio a través de listones colocados oblicuamente en la fachada, pero hechas las pruebas en los diferentes modelos esta solución no resultó satisfactoria. Los mejores resultados fueron obtenidos mediante el uso de tejas de cristal grabado que refractan la luz antes de entrar en el edificio y la transmiten siempre horizontalmente.

Estas placas de vidrio se sostienen sobre un soporte metálico que les permite también, en algunos casos, cierta apertura para la ventilación.

  • Fachada exterior

712 tejas de vidrio, 1,72 x 2,93 m cada una, vidrio compuesto de seguridad VSG realizado de 2x10mm de vidrio flotado-vidrio blanco, con una lámina de cuatro capas grabada exteriormente. El peso de cada hoja es de 252kg.

Los marcos de acero en la facha están compuestos por elementos prefabricados, con una longitud de 27m, un ancho de 4.5m y una profundidad de 0.9m, con un peso total de 180tn.

Paredes

Las paredes interiores están revestidas con grandes placas de hormigón pulido, que otorgan al lugar un carácter metálico pero a la vez acogedor.
Todas las tuberías de los sistemas eléctricos, de calefacción y de climatización se colocaron dentro del hormigón durante la construcción.

Suelos

Los suelos son de terrazo, hormigón fundido y pulido que se tiñe de color gris oscuro en el primer nivel subterráneo y planta baja, mientras que en las escaleras y salas de exhibición son de color gris claro. La mano de obra del terrazo es notable en una superficie tan grande, ya que no se requieren juntas de expansión. Esto ha sido posible mediante la inserción de ranuras de ventilación en las paredes exteriores para absorber la tensión en el suelo.

Iluminación

El Museo de Bregenz fue concebido como un museo diurno. La fachada hecha de tejas de vidrio actúa como una piel para difundir la luz del día que pasa primero por las hileras de ventanas y luego a través de los techos de luz en los pasillos. Aunque la luz ha sido refractada en tres ocasiones, fachada de cristal, vidrieras aislantes y techos iluminados, ilumina los pasillos de forma diferente según la hora del día o del año. De esta manera, se crea un ambiente de iluminación natural, aunque el edificio no tiene ventanas visibles.

Sobre el colgante techo iluminado, se han colocado lámparas de péndulo especialmente diseñadas para el lugar, controladas por un sensor de luz exterior ubicado en la azotea del museo, complementando la luz diurna. Cada lámpara se puede controlar por separado o en grupo, pudiéndose regular constantemente con una sistema profesional de gestión de la luz Luxmate.

Las lámparas de péndulo cuelgan en pares en un ángulo de 90 ° entre sí, y están equipadas con lámparas fluorescentes de 58 vatios y los archivos adjuntos de difusión.

Climatización

El sistema de control de clima del edificio no puede ser ni visto ni oído, ya que ha sido diseñado como una unidad de refrigeración o calefacción estructural. En total, 28 kilómetros de tuberías llenas de agua en circulación han sido instaladas dentro de los techos y paredes, creando un acoplamiento activo de la climatización del recinto en la sustancia del edificio.

El Kunsthaus también aprovecha la tierra que le rodea, la temperatura del agua subterránea es utilizada como refrigerante en verano, mientras que en invierno el agua se calienta con gas. Las tuberías de plástico dentro de la construcción de la pared ranurada, desde una profundidad de 27 metros transportan agua a la red de tuberías en los techos y paredes permitiendo una buena climatización, sin necesidad de recurrir a los aparatos convencionales.

Video

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!