Nuevo Museo de la Acrópolis
Año de Construcción
1999-2009
Área construida
21.000 m2
Coste
129.000.000 €
Ubicación
Atenas, Grecia

Introducción

La Acrópolis, símbolo de la civilización griega antigua, que data del siglo V antes de nuestra era, es uno de los lugares más visitados del mundo. El Nuevo Museo de la Acrópolis es un museo arqueológico situado en la ciudad de Atenas, a escasa distancia de la Acrópolis.

Anteriormente, funcionaba en otra sede, dentro de la Acrópolis. Este tuvo su origen en 1833, después de la retirada de los turcos, cuando se almacenaron los primeros descubrimientos arqueológicos en una cisterna, sita al oeste del Partenón. Entre los años 1865 y 1874, el arquitecto Panages Kalkos construyó un museo, siendo ampliado para albergar las obras descubiertas por Cavadias y Kawerau en las excavaciones de 1866-1889. Tras la Segunda Guerra Mundial, parte del edificio fue derribado. Durante los años 50, la restauración y modernización estuvo a cargo del arquitecto Patroklos Karantinos. En 1964, se realizó la primera exposición de la posguerra.

En 1978 el gobierno heleno decidió trasladar el museo fuera de la Acrópolis debido a la falta de espacios de exposición. Hubo para ello cuatro concursos. Los dos primeros, con participación de arquitectos griegos únicamente. Estos no produjeron ningún resultado ya que las parcelas seleccionadas para las construcciones propuestas se consideraron inadecuadas.

En 1989, se lanzó un tercer concurso, internacional esta vez, con tres posibles sitios seleccionados, ganado por los arquitectos italianos Nicoletti y Passarelli. Los trabajos de construcción del nuevo museo comenzaron sobre la base de este tercer diseño, pero se detuvieron en la fase de las excavaciones para los cimientos debido al descubrimiento de los restos de una antigua ciudad de Atenas, excavando más de 43.000 metros cuadrados. Se levantó entonces una polémica urbana sobre la conveniencia de encontrar otra ubicación al edificio, llevando a la anulación de la competición en 1999.

En retrospectiva, la ubicación del nuevo museo era bastante sencilla: un lote en Makrygianni utilizado como depósito de la gendarmería, frente al Teatro de Dionisos. Siendo tierras públicas, fue necesario un número limitado de expropiaciones de casas particulares que rodeaban el sitio. El edificio principal del antiguo cuartel, de estilo neoclásico, fue restaurado y alberga el Museo del Centro para el Estudio de la Acrópolis.

El cuarto concurso se realizó con la premisa inicial de la preservación del antiguo sitio, debiendo levantar el edificio sobre pilotes. La competencia fue únicamente por invitación, siendo ganado por el estudio de Nueva York del arquitecto Bernard Tschumi, en colaboración con el arquitecto griego Michael Photiadis. En su proyecto, los restos arqueológicos descubiertos fueron conservados e integrados en el diseño del Museo y son una parte importante de la experiencia del visitante.

En total se gastaron 129 millones de euros, monto que incluye la indemnización por la expropiación de 26 viviendas. Esta fue la construcción más cara de la historia de la ciudad.
Antes de terminarse, en 2007 comenzó la operación de mover los objetos históricos de 280 metros de distancia de la roca de la Acrópolis al nuevo museo. Esto tomó cuatro meses y requirió el uso de tres grúas de torre para mover las esculturas a través de la distancia sin problemas.

El Nuevo Museo de la Acrópolis fue inaugurado el 20 de junio de 2009. Contiene esculturas hechas de piedra y bronce, procedentes de excavaciones próximas a la Acrópolis de Atenas. Las colecciones expuestas en él se dividen en dos grandes épocas, la Época Arcaica y la Época Clásica, algunas de las cuales, tienen más de 2500 años de antigüedad.

Funcionarios griegos expresaron su esperanza de que el nuevo museo, sea un catalizador para que regresen las reliquias del templo del Partenón que fueron saqueadas y esparcidas hace más de 200 años. Y es que ahora, con las obras terminadas y las salas repletas de esculturas, las autoridades helenas esperan que el museo ayude a ganar la larga batalla para recuperar los restos que fueron trasladados a Londres en el siglo XIX y que Grecia reclama insistentemente.

Situación

El Nuevo Museo de la Acrópolis está situado en la ciudad de Atenas, en el área histórica de Makrygianni.

Se encuentra en la ladera sureste de la colina de la Acrópolis, en el antiguo camino que conducía a la «roca sagrada» en la época clásica. Se ubica a 280 metros en línea recta colina abajo, del Partenón, a la entrada de una red de caminos peatonales que enlazan los sitios arqueológicos y monumentos de la Acrópolis. Esta ubicación fue seleccionada cuidadosamente para permitir un diálogo entre los espacios de exposición del museo y los edificios de la Acrópolis.
La entrada al edificio está en la calle Dionysiou Areopagitou, justo al lado de la estación de Akropoli de la línea 2 del metro.

El último piso del museo ofrece una vista de 360 grados de la Acrópolis y de la Atenas moderna.

El impacto visual del edificio es enorme hasta el punto que ha cambiado la fisonomía de toda una parte de la ciudad. Desde los edificios altos se aprecia a lo lejos como una gran masa geométrica insertada junto al pie de la peña de la Acrópolis, en el lado sur, frente al teatro de Dionisios. De noche el efecto es aún más fuerte, pues su iluminación distrae del maravilloso skyline de la montaña sagrada.

Concepto

Proyectado para albergar las más espectaculares esculturas de la antigüedad griega; ubicado frente al Partenón, uno de los edificios más influyentes de la civilización occidental, en un sitio con sensibles excavaciones arqueológicas, combinado con un clima caliente en una región de terremotos, el Nuevo Museo de la Acrópolis ofrece una arquitectura simple y precisa con la claridad matemática y conceptual de la antigua Grecia.

El proyecto se basa en tres conceptos que transformaron las limitaciones del sitio en potencialidades: luz, movimiento, y concepto tectónico y programático.

Concepto de la luz

Más que en cualquier otro tipo de museo, la luz se tomó como concepto primordial en el diseño. Al tratarse de exposiciones de esculturas, las condiciones necesarias difieren de las que se encuentran en una exposición de pinturas. Es, en primer lugar, un museo de la luz natural, relacionada con la presentación de objetos escultóricos dentro de él.

Concepto de movimiento

El recorrido ofrecido a los visitantes se basó una rica secuencia de movimiento, tanto a través del tiempo como en la espacialidad.

Concepto tectónico y programático

La manifestación de la estructura del edificio se refleja en el exterior y en el interior del mismo.
Se articula de tal manera que está diseñado en torno a las necesidades específicas de cada parte del programa.

Espacios

El volumen del edificio se articula en su base, centro y nivel superior, diseñados en torno a las necesidades específicas de cada parte del programa.

En la base se ubica el hall de acceso con vistas a las excavaciones Makrygianni, los espacios de exposiciones temporales y todos los servicios de apoyo, incluyendo la tienda de regalos. Al estar implantado sobre pilotes en un sitio arqueológico, se usó en algunos sectores pavimento a base de vidrio transparente a través del cual, el visitante puede ver las excavaciones.

El centro es una gran plaza de forma trapezoidal de doble altura donde se ubican las galerías de la época arcaica del Imperio Romano, con total flexibilidad. Se accede aquí a través de una rampa de cristal transparente. Un entrepiso acoge un auditorio multimedia, un bar con vistas a la excavación arqueológica y un restaurante con una terraza y espectaculares vistas a la Acrópolis.

La parte superior se compone de la galería del Partenón, de forma rectangular, dispuesta alrededor de un espacio cubierto transparente. Esta, gira suavemente para orientar a los mármoles del friso exactamente como en el Partenón. La cubierta transparente proporciona una luz ideal para las esculturas y una visión directa hacia y desde la Acrópolis.
Uno de los objetivos de la galería principal es reunir a los frisos del Partenón, actualmente dispersos en varios museos del mundo.

La circulación dentro del museo está planteada de forma cronológica, de tal manera que el visitante recorre un paseo arquitectónico e histórico.

Estructura

El edificio se construyó sobre una red de columnas, conservando cuidadosamente los restos arqueológicos del sitio. Los pilotes atraviesan el suelo hasta la roca firme y flotan en los rodamientos de rodillos capaces de soportar un terremoto de magnitud 10 de la escala de Richter.

Materiales

La construcción fue pensada en relación a la durabilidad y la resistencia al paso del tiempo, para que el edificio envejezca con gracia, a pesar del pesado volumen de tráfico de un destino turístico internacional.

Los materiales fueron seleccionados por su sencillez y sobriedad: vidrio, hormigón y mármol.
La transparencia del vidrio filtra suavemente la luz a través de un proceso de serigrafía.
La estructura es de hormigón armado.

El suelo de mármol se diferencia de acuerdo a las zonas del edificio: negro para la circulación, color beige claro para las galerías.

Video

Planos

Fotos

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!