Teatro Guthrie
Arquitecto
Arquitecto reforma
Jean Nouvel
Año de Construcción
1963
Reformado en
2001-2006
Área construida
26.400 m2
Ubicación
Mineapolis, Minnesota, Estados Unidos

Introducción

El armónico edificio de color azul, que ha costado 125 millones de dólares y que descansa sobre el río Mississipi, es la primera construcción del arquitecto Jean Nouvel en Estados Unidos. Este edificio de 26.400 metros cuadrados sustituye a la antigua sede del Guthrie Theater, diseñada en 1963 por el arquitecto Ralph Raspón por encargo del escenógrafo irlandés, Tyrone Guthrie.

Historia

Aquel edificio de fachada mondrianesca albergaba un auditorio modernista concebido de tal forma que ninguno de sus 1.100 espectadores estuviera a más de 15 metros de distancia de los actores. La idea fue desarrollada entre el arquitecto Rapson y Tyrone Guthrie, el director teatral británico que impulsó la creación de un teatro nacido como reacción a la comercialización de Broadway y que albergó una de las principales compañías del teatro regional estadounidense, donde se combinó el repertorio clásico con la experimentación en oposición a las producciones «light» que se adueñaron de Nueva York en los sesenta.

Situación

El nuevo teatro está ubicado a orillas del río Mississipi, en el barrio de los molinos, frente a las cataratas de San Antonio, en la ciudad de Mineapolis, estado de Minnesota, Estados Unidos, rodeado de silos y antiguas fábricas.

El sitio es un paraíso modernista situado en una franja que alguna vez fue industrial, a orillas del río Mississippi. Junto al complejo hay un elevador de granos, similar a los que  Le Corbusier elogió como el equivalente americano del Partenón, como «los magníficos primeros frutos de una nueva era». Del otro lado del río se yergue una planta generadora de energía eléctrica, al norte, el agua corre a través de una serie de esclusas por debajo de un puente industrial.

Concepto

Nouvel, consciente del peso histórico de la institución, ha respetado el escenario original, aunque dándole un toque propio. Para el exterior del edificio se ha inspirado en el paisaje circundante, dominado por la presencia del río Mississipi, hacia el que Nouvel ha lanzado un puente voladizo, el Endless Bridge, el Puente Interminable, al que se puede acceder sin necesidad de adquirir una entrada para el teatro.

El exterior es una composición de metal y vidrio que evoca las formas industriales adaptadas a los tiempos modernos.

El volumen circular grande, que protege las salas del teatro, evoca las formas de los silos adyacentes, mientras que la estructura rectangular de las torres está en armonía con los cercanos molinos de harina.

El paisaje de Mississipi, en Minneapolis, está definido por las cataratas, las exclusas y los puentes, los grandes molinos y sus silos, los mismos que dejaron su impresión en Walter Gropius y luego en  Le Corbusier , Bruno Taut, Moisei Ginzburg o Erich Mendelsohn, quien los etiquetó como iconos de su modernidad. El Guthrie Theater toma las siluetas de las fábricas y los edificios del downtown, sin imitarlos, con un registro absolutamente propio.

Descripción

Desde la orilla, deja ver un espectacular voladizo de 53 metros, interpretación contemporánea de los no menos espectaculares silos que lo rodean, toma tanto los volúmenes de las torres del downtown, como los cilindros de los silos, los cruza y los conjuga.

Los edificios industriales de la zona, junto a un paisaje de molinos y trigales, también han encontrado su reflejo en el exterior de una construcción sobre la que también se han reproducido carteles de obras clásicas pertenecientes al glorioso pasado del teatro. Los tubos esbeltos de su estandarte, que difunden mensajes por LEDS, evoca las chimeneas de las fábricas y le ayuda a ganar en altura como para emparejar la extensión horizontal. La torre, que en sí misma tiene 47 metros de altura y cuyo remate sobrepasa 24 metros, sirve de señal para anunciar los espectáculos y las obras en cartel en el skyline.

…. «Es porque la arquitectura de Guthrie por sus volúmenes, sus colores, puede leerse como el eco lejano de los silos, es porque el gran foyer se adelanta como un puente para contemplar las cataratas, he aquí las razones del diálogo entre las insignias de los molinos y las del teatro, he aquí también por qué las pasarelas industriales se sustituyen por skyways, y he aquí por fin por qué, junto a la reinterpretación directa del Thrust, dos nuevos teatros, uno frontal, el otro polivalente, completan la metáfora industrial del nuevo Guthrie.

Todo el resto es sólo arquitectura. Sin nostalgia, porque este diálogo es evidentemente un pretexto perfecto para inventar y utilizar las técnicas y los materiales de principios del siglo XXI. Historia y modernidad, hoy como ayer son amigas, y el Guthrie en medio de molinos y puentes, descubre la ambición legítima de convertirse en un hito histórico claro: el de la vitalidad y de la inventiva de la cultura teatral en Minneapolis en el año 2002».
Jean Nouvel

Espacios

Salas

Su programa arquitectónico se caracteriza por tener en un solo lugar tres tipos de salas, unidas a través de un pasaje transversal y dispuestas verticalmente en altura lo que permite al espectador combinar experiencias con espectáculo urbano:

  • Thrust Stage

Sala de 1.100 plazas, protegida por el volumen semi cilíndrico que repite la disposición abierta del antiguo teatro Guthrie, la antigua disposición en forma de caracola asimétrica donde todo el público está en igual condición de confort. La asimetría de la sala, su fogosa policromía, los polígonos irregulares y danzantes de los techos acústicos, rompen la rigidez de la geometría. Ocupa los niveles 3, 4 y 5.

  • La sala frontal

Esta sala de 700 plazas con una disposición frontal es totalmente opuesta al Thrust Stage, hace distinción entre el espacio profano del público y el sagrado de la representación, está destinada al repertorio contemporáneo. Se ubica en el volumen rectangular, ocupando parte de los niveles 3 y 4.

  • El estudio

A nivel 9, esta sala experimental con 250 plazas, sirve de laboratorio teatral. La torre que se eleva sobre el volumen rectangular contiene esta sala experimental y un foyer que se extiende abierto sobre la sala y que está flanqueado por la “caja anaranjada”, un mirador arriesgado sobre el exterior que se proyecta en el paisaje nocturno.

Restaurante

Se encuentra en la planta baja de la sala de 1.100 plazas.

El puente

El puente en voladizo se extiende como un mirador sobre el río finalizando en un abrupto ángulo. Ofrece un paseo abierto, suspendido en el espacio. Desarrollado por encima de la entrada le sirve a ésta de alero. En los niveles 5 y 6 sobre su lado occidental se ubica la gran sala y al este la sala frontal.

A lo largo de este puente dotado de rajas y aberturas se experimenta el lugar tanto visual como físicamente, acompasado por un andar sobre un suelo no siempre plano entre el foyer y el mirador sobre las cataratas de San Anthony que se dejan oír cuando la ventana del extremo que da al río está abierta, y se sale al balcón, cuyo piso se oculta, dando la sensación de que éste se zambulle para convertirse en un teatro al aire libre con el paisaje como fondo.

“El Puente sin fin”, como es llamado este voladizo, si fuera puesto de manera vertical tendría una altura equivalente a un edificio de 14 pisos, tiene una capacidad para aproximadamente 1.650 personas a 35 pies del suelo y en él hay un bar y una terraza abierta, pero su papel es fundamentalmente simbólico. Al embarcarse en un alarde estructural tan espectacular para lo que muchos considerarían un espacio secundario, Nouvel está postulando y defendiendo el valor de las experiencias tangenciales, muchas veces lo más importante de la vida.

Entrada principal

A los lados del atrio de entrada se abren dos largas escaleras mecánicas que llevan al nivel del foyer y de las salas.

Circulación

El verdadero corazón del edificio es su tejido conectivo, algo así como un foyer público de doble circulación, donde los espectadores podrán reunirse durante el intervalo. En un extremo, una gran ventana domina el área donde los trabajadores del complejo ordenan la utilería, y desde el lado opuesto la gente puede salir hasta el bar y la terraza del brazo levadizo.

Materiales

Es un espectacular teatro de metal y cristal.

La ventana del extremo del puente, que da al río Mississipi es de vidrio azul, color que otorga un aspecto irreal al paisaje, mientras que el vidrio teñido de la «caja anaranjada» no tiene otro fin que el de teñir de alegría el humor del espectador.

Enormes paneles de espejo enmarcan la terraza del restaurante y la fachada del teatro y captan imágenes fragmentarias de la ciudad

  • Muros

Por la cara exterior en los muros del teatro aparecen escenas que marcaron el antiguo Guthrie, en el interior, tanto las paredes y el techo del foyer como del puente dejan entrever siluetas fantasmales de otros momentos del teatro. Impresas sobre papel, estas imágenes, según la distancia, se hacen parte de la materialidad de las paredes.

  • Ventanas

Las ventanas están enmarcadas en un acero espejado que mezcla vistas de la ciudad con imágenes refractadas de edificios cercanos. Cuando el tiempo está caluroso, la brisa que entra por una gran ventana abierta incorpora al ambiente los olores del espacio exterior.

  • Leds

En las torres que se elevan como chimeneas se observan anuncios con leds de color naranja programados con alta tecnología al igual que las tres pantallas electrónicas que difunden información o imágenes sobre las obras que se exhiben.

Planos

Fotos

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!