Edificio Bayard-Condict

Arquitecto reforma
Wank Adams Slavin Associates
Constructora
Charles T. Wills
Promotor
United Loan and Investment Company , Silas Alden Condict
Año de Construcción
1887 - 1899
Reformado en
2000
Altura
49.37m
Pisos
13
Área construida
10.0002
Ubicación
Manhattan, New York, Estados Unidos

Introducción

Construido justo al este de Broadway St, sobre el 65 Bleecker St. el Edificio Bayard-Condict, es la única obra del arquitecto de Chicago, Louis Sullivan en New York y su primer encargo en solitario. Su significado no está en su altura, sino en su elegante fachada, que aumentó sustancialmente el área de ventanas en proporción a su pared sólida, presagiando el advenimiento de la cortina de cristal de los rascacielos de hoy en día. Tan avanzado era el edificio Bayard-Condict que, seis meses antes de que fuera terminado, el Architectural Record lo proclamó como “el enfoque más certero para resolver los problemas de los rascacielos en la ciudad de Nueva York “. El edificio es un icono en funcionamiento de la ciudad y un Monumento Histórico catalogado.

El edificio diseñado por Sullivan con la asistencia del arquitecto de New York Lyndon P. Smith, fue construido entre 1897-1899 para la United Loan and Investment Company. Su pared cortina de terracota fue la primera en su estilo de la ciudad y en su diseño se contó con el asesoramiento de George Elmslie, un joven arquitecto que trabajó con Sullivan durante unos años. Las piezas de terracota fueron manufacturadas por la Compañía Perth Amboy.

La construcción comenzó en diciembre de 1897, incluso antes de que se resolvieran todos los problemas con el Departamento de Construcción. Estos contratiempos no pudieron ser soportados por los primeros propietarios al reclamar el banco cubrir la hipoteca. La propiedad pasó a manos de Emmeline y Silas Condict y la construcción se finalizó en diciembre de 1899, cambiando el nombre a Condict en lugar de Bayard.

En mayo de 1900 el edificio fue vendido a Charles T. Wills, el constructor, quien fue su propietario hasta 1920.

Restauración

En el año 2000 las empresas de arquitectura e ingeniería WASA/Studio A, con sede en la ciudad de New York, supervisaron una cuidadosa restauración del exterior del Edificio Bayard-Condict.
De las 7.000 unidades de baldosas arquitectónicas, de terracota vidriada, se encontraron 1.300 agrietadas que requerían ser renovadas, aunque sólo 30 de ellas sufrieron daños irreparables y fue necesario hacer una réplica. El resto se cubrió con resina epoxi y una vez restauradas, las piezas originales, se volvieron a colocar. En algún momento de la historia del edificio, las fachadas originales fueron sustituidas por los escaparates comerciales de aluminio. Esta “renovación” elimina los extravagantes adornos de los capiteles de las columnas originales, sólo uno sobrevivió en el sótano del Museo de Brooklyn. Cuando los escaparates fueron restaurados por WASA / Studio A se realizaron réplicas basadas en el original sobreviviente y se volvieron a colocar en el lugar. En 2003, la Sociedad de Greenwich Village para la preservación histórica reconoció la excelencia a la restauración con el Village Award.

Situación

El edificio de Bayard-Condict está ubicado en 65 Bleecker Street, entre Broadway y la calle Lafayette, al comienzo de Crosby Street, en el barrio de NoHo de Manhattan, Nueva York, Estados Unidos. Es la única obra del arquitecto Louis Sullivan en la ciudad de Nueva York.

El terreno en el que está ubicado el edificio fue vendido por el Bank for Savings (Banco de Ahorros) a la United Loan and Investment Company en agosto de 1897. La intención de la Compañía era derribar el antiguo edificio del banco y reemplazarlo por un edificio comercial de doce pisos que se denominaría Edificio Bayard. El anuncio de la venta de propiedad en el New York Tribune indicaba que el nuevo edificio iba a ser diseñado por Louis Sullivan.

Concepto

A finales del siglo XIX, el centro mundial de la arquitectura vanguardista no era Nueva York, era Chicago, con famosos visionarios como John Wellborn Root o Louis Sullivan. Ellos argumentaron en contra del uso de elementos históricos, rechazando el hecho de que una estructura moderna debe estar oculta tras de una pantalla de otra época, este concepto más tarde fue seguido por Le Corbusier, Mies van der Rohe, los arquitectos de la Bauhaus y, finalmente, por los defensores de estilo internacional.

Sullivan afirmó que los nuevos tipos de edificios requieren nuevas formas de expresión arquitectónica. Tales edificios como el Monadnock, el Reliance, la Bolsa de Chicago o el Carson Pirie Scott (Sullivan, 1894 y 1901), con sus fachadas funcionales compuestas principalmente de pilares verticales, grandes cintas de ventanales y ornamentación geométrica o Art Nouveau dieron empuje a los nuevos edificios contemporáneos de New York, abriéndose paso entre los antiguos ya existentes. Louis Sullivan construyó una sola obra en Nueva York, oculta entre las edificaciones de un área con intereses mercantiles muy diversos.

La fachada perfectamente equilibrada con sus elaborados y diferentes pilares, el más grande rematado por ángeles, los más pequeños abriéndose en un arco doble, traduce exactamente la simplicidad de su estructura y es una muestra de la exquisita ornamentación también diseñada por el arquitecto.
La idea de diseñar edificios con un nuevo estilo de ornamento era muy diferente de lo que normalmente se hacía en el Nueva York de esos años. No era ni mejor ni peor, era sólo una idea de la estética diferente a la que se consideraba debería tener un rascacielos. Hoy en día la obra de Sullivan tiene categoría por sí misma y es considerada de gran belleza, pero la idea de utilizar un nuevo tipo de ornamento era sólo una idea diferente de cómo se podría diseñar un rascacielos a finales del siglo XIX.

Espacios

Fachada

La esbelta continuidad vertical ininterrumpida y los moldeados muelles definen las cinco bahías estrechas que se elevan hasta la altura total del edificio a partir de la base que se desarrolla hasta el segundo piso y termina en los arcos que coronan el edificio, justo debajo del adornado friso que forma la marcada cornisa que proyecta hacia fuera el techo.
Estos muelles, con sus columnas expresan la estructura interior. Cada bahía de dos ventanas está dividida por un estrecho parteluz que termina en arcos dobles encerrados dentro del arco formado por los muelles.

El Edificio Bayard está formado por cinco bahías verticales con aberturas para ventanas pareadas. La parte superior ofrece muelles ornamentados, y los pisos disponen de paneles de antepecho también ornamentales, con decoraciones geométricas, muelles verticales, montantes y placas ornamentales, proyectando audazmente las cornisas del techo con paneles de sofito ornamentado.

Secciones

La división del edificio es en tres secciones: una base adornada, un eje de pisos apilados idénticos, y una corona decorada, ilustra la visión de Sullivan en el diseño de rascacielos, transformando en una expresión creativa de altura la división clásica de una columna, base, fuste y capitel.

Con 13 pisos y 49 metros de altura, el edificio no intenta disimular su altura, sino que la acentúa dejando montantes relativamente sin decorar y pilastras. Distintivos adornos florales, característica firma del arquitecto, decoran la base y la parte superior de la fachada y las enjutas, por debajo de las aberturas de las ventanas. Se añadieron las esculturas de figuras de ángeles, a petición del cliente, Silas Alden Condict, pese a las objeciones de Sullivan.

Acceso

De acuerdo con los preceptos de Sullivan, la entrada principal debía “atraer el ojo” de quien se acercase y aunque su decoración ha sido alterada a través de los años, sigue conservando buena parte del diseño original. La puerta de entrada está flanqueada por dos paneles proyectados que soportan una cornisa y una luneta trabajada con formas orgánicas combinadas con motivos geométricos coronados por una crestería.

La transición entre la planta baja y los pisos superiores está marcada por paneles ornamentales dentro de cada bahía hasta superar el segundo piso. A partir del segundo nivel aparecen las plantas con ventanas pareadas idénticas, indicando la similitud de las oficinas interiores.
Cada planta está separada por paneles tímpano muy decorados empotrados entre los muelles y los montantes verticales remarcando la abertura de las ventanas.
Por debajo del piso 12 las placas adquieren formas con más plasticidad, incorporando cabezas de leones en su decoración.

Última Planta

Finalmente la última planta muestra claramente la finalización de la zona de oficinas. El barrido horizontal de la poderosa cornisa pone fin al alzado del edificio. Las enjuntas por debajo de las cornisas están dominadas por extrañas figuras de ángeles (“faeries”), con alas extendidas de mariposas.

Estructura

El marco estructural del edificio es de acero y hierro con revestimiento de terracota y ladrillo.

En el Edificio de Sullivan la típica acentuación vertical mediante pilastras se ve reforzada por continuos montantes verticales que terminan en frisos ornamentales, debajo de las cornisas extruidas. Las partes horizontales de la fachada están formadas en gran parte con decoraciones de terracota, sobre todo en la parte superior del edificio.

El edificio de Bayard fue uno de los primeros rascacielos con esqueleto de acero construido en la ciudad de Nueva York, a cuyo diseño el Departamento de Construcción de la época planteó numerosas objeciones, antes de que los planos fueron finalmente aceptados. Es uno de los primeros ejemplos de la arquitectura de la escuela de Chicago en la ciudad.

Sullivan pensaba que el edificio debe reflejar la estructura, este concepto se puede leer muy claramente en los montantes verticales donde se encuentra la estructura de acero estructural de la fachada. Existen anchos elementos verticales donde se encuentra la estructura del edificio y otros más delgados que no llegan hasta la base, se detienen por encima de las ventanas del segundo piso, por lo que es muy evidente que no son estructurales. Sólo las verticales más anchas son estructurales. El edificio es de color blanco muy brillante, con la intención de que resultase muy visible.

Materiales

Este edificio de oficinas comerciales, con un marco estructural de acero y hierro, está revestido de terracota blanca sobre una pared de mampostería.
Las paredes exteriores fueron levantadas con ladrillos de 50.8cm de espesor hasta el quinto piso, 40.64cm hasta el noveno y 30.48cm hasta la terraza.

Para conseguir los profundos detalles ornamentales la arcilla fue trabajosamente moldeada y tallada a mano.
Sullivan inventó una nueva estética ornamental para sus rascacielos, una especie de diseño orgánico que a menudo se basa en las formas naturales, algunas visibles a los ojos, otras mucho más minúsculas. Las formas entrelazadas muy densamente caracterizan el tipo de ornamento que utiliza en sus edificios en Chicago, Buffalo, San Luis, en el Medio Oeste o en otros lugares, y otorgan también un carácter único a su edificio de Nueva York.

El diámetro de las columnas estructurales varía de 60.96cm en la planta baja hasta 33.02cm en los pisos 12 y 13.

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Diciembre 2014)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!