Sede de Gas Natural en Barcelona

Año de Construcción
2006
Ubicación
Barcelona, España

Introducción

La nueva sede. La nueva sede del Grupo Gas Natural surge en este contexto, y representa un retorno del lugar a a sus orígenes, puesto que ocupa el lugar en el que hace ciento sesenta años estuvo ubicada la primera fábrica de gas del país.

El nuevo edificio es el proyecto ganador del concurso de ideas convocado por el Grupo Gas Natural. Es una propuesta que puede ser entendida como una torre acristalada de veinte plantas de altura, que pasa a formar parte del nuevo skyline de la ciudad.

El conjunto acoge a todos los empleados del grupo que trabajan en Barcelona y que hasta ahora se repartían por diferentes centros de la ciudad, entre ellos el histórico edificio de la avenida Portal de l’Ángel, sede central del grupo desde 1895 construido por el reconocido arquitecto modernista Josep Doménech

Situación

El edificio se encuentra emplazado en un solar junto a la ronda del litoral, uno de los 3 cinturones viarios de los que dispone Barcelona, en el barrio de la Barceloneta.

En la actualidad, se trata de un barrio singular, que vive de cara al mar y que convive con sectores muy humildes de la sociedad. La Barceloneta es uno de los antiguos barrios de pescadores que se nutre de la presencia de turistas y chiringuitos.

Concepto

El nuevo edificio mantiene una voluntad muy clara de ser compatible tanto con su entorno urbano inmediato como con los nuevo edificios altos de la ciudad.

La nueva construcción presenta por una parte la verticalidad característica de una torre de oficinas y, por otra, la fragmentación de una serie de construcciones de distintas escalas que, en último término, forman un volumen unitario, que responden sin embargo a distintas escalas y una clara relación con los edificios de viviendas.

El nuevo edificio da lugar a un voladizo que forma una especie de gran puerta que permite abrirse al barrio de la Barceloneta, y forma un espacio público singular que desciende la construcción hasta el suelo, para formar un paisaje urbano de diferentes dimensiones.

En resumen el complejo esta formado por una serie de volúmenes abstractos que se confunden con las otras construcciones que se desarrollan a su alrededor sin por ello perder una unidad lograda a traves del muro cortina que recubre todos los bloques en distintas tonalidades.

Composición del Edificio

La nueva sede de Gas Natural se compone de tres edificios ensamblados entre sí, que se fragmentan y se construyen a partir de una serie de estratos, revestidos de una piel de vidrio que recubre el conjunto.

El grupo se encuentra rodeado por una zona ajardinada, que debe ser atravesada para acceder al cercano parque de la Barceloneta, desde una calle paralela a la Ronda del Litoral.

Se desarrolla un primer cuerpo que constituye la base de la edificación y que se alinea a dos de las calles que delimitan el solar. Se trata de una torre de veinte pisos y veintidós mil metros cuadrados, el último de los cuales está dedicado a la dirección empresarial.

Un segundo bloque, elemento alargado y flotante, y otro, más bajo de sólo cuatro plantas de altura, que se fusiona con un pequeño edificio preexistente.

Pero sin duda el elemento más espectacular del complejo es un voladizo que relaciona el edificio con los bloques de las viviendas adyacentes, para constituir una enorme puerta que se abre al barrio barcelonés de la Barceloneta. Es en este voladizo se refleja de forma especial la actividad trepidante de la ciudad, con el ajetreo diario de una ciudad inquieta, y el cielo. Justo bajo este volumen emergente se dispone una abertura que permite ver la antigua torre de Gas estableciendo una relación compatible entre lo antiguo y lo nuevo, entre la preexistencia y la nueva construcción.

El cerramiento continuo de las fachadas es un muro cortina de vidrio que unifica el conjunto, compuesto por diferentes vidrios que confieren un aspecto dinámico y metamórfico a la construcción.

Estructura

La resistencia a los empujes horizontales viene dada por tres nucleos rígidos de hormgión armado que albergan los accesos.

Materiales

El Cristal

El equipo de arquitectos insistió en la colocación de este vidrio reflectante, a pesar de las dificultades que conllevaba la utilización de este material. Trataron de que el tipo de cristal escogido se fabricara en Los Angeles, pero tras varias negativas confiaron la idea a la empresa Permasteelisa Group, fábrica italiana que ha realizado, entre otros trabajos, el revestimiento del Guggenheim de Bilbao y el del pez de la Villa Olímpica de Barcelona, ambas realizaciones del arquitecto canadiense Frank O. Ghery, y también de la Torre Agbar.

En síntesis, se trataba de dar una deformación milimétrica al cristal reflectante, que es la cualidad particular de este revestimiento. Existen hasta cinco tipos diferentes de vidrio, que acentúan en mayor o menor grado el efecto especular.

Gracias a estos materiales se ha conseguido una gran eficiencia energética en la fachada y un elevado nivel de aislamiento. El edificio dispone para el revestimiento de sus fachadas exteriores de dieciocho mil metros cuadrados de vidrios de control solar Stopsol Supersilver gris y Stopsol Classic incoloro, completados por la baja emisividad del vidrio Planibel TOP N. De esta manera, se ha conseguido una gran eficiencia energética en la fachada, al conjugar el mejor aislamiento -valor “U” de 1,4 WArnzK) – con la protección necesaria frente al flujo de luz y calor proveniente del sol – factor solar 21%-. De igual manera, se ha prestado una especial atención a la característica reflexión de las capas Stopsol, que añaden un tratamiento térmico específico para diseñar un especial juego de reflejos.

Estos vidrios de diferentes tonalidades preservan una armonía de color, que le proporcionan un aspecto diferente al de otros edificios que también recurrenala solución del muro cortina para sus fachadas exteriores.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!